¿Por qué Duque ha sido clave en la reacción internacional contra Maduro?

¿Por qué Duque ha sido clave en la reacción internacional contra Maduro?

Enero 24, 2019 - 11:20 p.m. Por:
Colprensa
Iván Duque y Pedro Sánchez

Ayer, el presidente Duque lideró el diálogo con el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, sobre Venezuela.

Agencia EFE

Colombia fue uno de los promotores de la declaración del Grupo de Lima que la primera semana de enero desconoció la legitimidad del mandato que Maduro empezó el día 10, lo que fue el primer paso de la ‘encerrona’ que tiene en aprietos al presidente del vecino país.

De igual forma, el miércoles el colombiano lideró el reconocimiento internacional a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, como quedó en evidencia al llevar la palabra en el anuncio en el que estuvo acompañado por el brasileño Jair Bolsonaro y la Vicepresidenta peruana.

Mauricio Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario, dice que la estrategia de Colombia es acabar la tolerancia del Gobierno “dictatorial” de Venezuela y generar aislamiento internacional para hacer inviable la continuidad del chavista en el poder. “La idea es que sienta toda la presión para que negocie una transición con la oposición o para que ella acceda al mandato”.

Lea también: Colombia reconoce a Guaidó como presidente interino de Venezuela

Esa tesis es apoyada por el analista Jhon Mario González, quien sostiene que desde su inicio el Gobierno Duque endureció la postura de Colombia en vez de lidiar con Maduro, como lo hizo Juan Manuel Santos, con el fin de poder superar muchos de los problemas que se originan en la frontera.

El experto menciona que otra de las estrategias del Mandatario colombiano es ganar un protagonismo internacional y reconoce que la ‘movida’ le está saliendo bien.

En primer lugar, porque ese protagonismo le sirve para apuntarle a otros objetivos de su Administración, pero también le ayuda a aumentar su popularidad interna.

Por ello, en opinión de González, si Maduro se llega a caer, los principales réditos, tanto a nivel de Latinoamérica como al interior del país, serán para Duque.

Ronald Rodríguez, director del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, sostiene que el papel de Colombia es innegable y contundente respecto a todo lo que está sucediendo con el vecino país, pero sostiene que el Gobierno Nacional debe empezar a medir qué puede seguir porque una transición de poder no es fácil.

“Los llamados a participar en los procesos del manejo de las crisis democrática y migratoria que vive Venezuela le ha dado a Colombia un protagonismo que para muchos sería no tan deseable, porque se tensiona demasiado la relación con un vecino país tan complejo”, sostiene.

Y agrega: que si Maduro es obligado a dejar el poder, “tendríamos que estar preparados para que los actores chavistas traten de refugiarse en el territorio colombiano, sobre todo en la zona de frontera donde hay presencia de más de 17 organizaciones criminales, en una lógica que hace que el ELN ya no sea una guerrilla únicamente colombiana, sino con un componente venezolano”.

Al respecto, Jaramillo dice que todavía no se sabe si Guaidó va a tener un Gobierno paralelo al de Maduro o si la actual situación va a derivar en una nueva negociación para defender una transición, por lo que el papel que asume Iván Duque en ese entorno también está por verse.

“Es difícil saber hacia dónde va esto porque estamos en los momentos de mayor incertidumbre de Venezuela los últimos años”, añade el académico.

Por lo pronto, lo que se prevé es que el colombiano seguirá endureciendo su posesión frente al Gobierno Maduro.

Así lo demostró ayer cuando desde Davos, Suiza, dijo que “todos los países tenemos que rodear la legitimidad de este Presidente interino, apoyarlo en la transición y, obviamente, tenemos que estar atentos a rechazar cualquier acto de violencia o de represión que pueda llevar a apagar la voz de la ciudadanía”.

Y añadió que “ya lo hizo la OEA y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, que ha dicho que el Banco se va a entender de ahora en adelante con el Gobierno interino de Juan Guaidó. Creemos que hay países de Europa que deben pronunciarse prontamente”.

De hecho, fue más allá y le pidió a Rusia y China no interferir en la transición democrática en el vecino país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad