México, en alerta por nuevo huracán Polo y saqueos en balneario Los Cabos

México, en alerta por nuevo huracán Polo y saqueos en balneario Los Cabos

Septiembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP
México, en alerta por nuevo huracán Polo y saqueos en balneario Los Cabos

El número de residentes sin energía eléctrica asciende a 239.000, y sin energía eléctrica no hay suministro de agua potable. Los daños del huracán Odile en Baja California.

En el balneario de Los Cabos, que vive problemas de desabastecimiento a causa del paso del huracán Odile, se vienen presentando saqueos en tiendas y locales comerciales. La policía reforzará la seguridad.

La costa Pacífico de México afronta la amenaza de un segundo huracán en lo que va de la semana después del ya debilitado Odile, que dejó graves destrozos y casi incomunicado al balneario Los Cabos, donde se registraron nuevos episodios de saqueos a comercios.La tormenta tropical Polo se fortaleció en la noche del miércoles a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson -de un total de 5- cuando se localizaba a 290 km al sur del puerto de Manzanillo (oeste), informó la oficial Comisión Nacional del Agua (Conagua). Polo se desplaza hacia el oeste-noroeste a 17 km/h con vientos máximos sostenidos de 120 km/h y rachas de hasta 150 km/h. Según las estimaciones de la Conagua, el huracán seguirá una trayectoria paralela a la costa mexicana sin llegar a tocar tierra. En el turístico Acapulco (sur), donde ya fueron suspendidas las clases este miércoles, y alrededores el paso cercano de Polo causó daños leves a casi 200 restaurantes rústicos y otros negocios de playa, informó el departamento de Protección Civil de la región de Guerrero. De su lado, el importante puerto de Lázaro Cárdenas (oeste) se cerró a la navegación, dejando en tierra a unas 120 lanchas y 500 pescadores, informó a la AFP José Luis Corro, capitán del puerto.Siguen los actos de vandalismoEl fortalecimiento de Polo llega cuando el balneario turístico Los Cabos sigue prácticamente aislado después del paso de Odile, con las autoridades tratando de evacuar a turistas varados, llevando alimentos y restaurando los servicios de luz y agua potable de los que aún carecen la mayoría de los 238.000 habitantes. En barrios populares de Los Cabos se volvieron a cometer este miércoles saqueos en pequeños comercios de alimentos y en grandes almacenes. "Comenzaron a tirarnos piedras, botellas y tuvimos que ceder. No podemos hacer nada", relató Fabián Sánchez, gerente de uno de los comercios, a la cadena Televisa. En otros grandes almacenes, pobladores agredieron a los guardias de seguridad y, para frenar la violencia, el gerente les permitió pasar a la tienda en grupos y hacerse de los productos que pudieran por espacio de cinco minutos, constató la AFP.El secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que Los Cabos vive problemas de abastecimiento pero recalcó que "nada justifica" estos hechos de vandalismo y señaló que este miércoles llegaron más militares y policías para evitarlos. A la cercana localidad de La Paz arribará el jueves un buque con las primeras 500 toneladas de víveres para los damnificados, informó la Marina Armada.11.000 turistas evacuadosA su vez, el gobierno continúa con el puente aéreo organizado para evacuar a los turistas atrapados en Los Cabos por los daños en el aeropuerto. Entre el martes y miércoles ya han podido partir más de 11.000 turistas en vuelos militares y comerciales, detalló Osorio Chong. Se espera que hacia el viernes hayan partido los 25.000 visitantes varados, la mayoría extranjeros, dijo a la AFP un responsable de prensa de la Secretaría (ministerio) de Turismo. Aunque no se han confirmado víctimas mortales, Odile provocó destrucción o graves daños en cientos de viviendas de barrios humildes de Los Cabos y en hoteles de la zona turística. Las autoridades buscaban este miércoles a dos directivos de una empresa minera de quienes se cree desaparecieron cuando trataban de cruzar un arroyo en el municipio de Mulegé (Baja California). Odile impactó la noche del domingo a lunes como huracán categoría 3 y vientos de 205 km por hora cerca de Los Cabos, en el extremo sur de la península de Baja California (océano Pacífico). El fenómeno se fue debilitando a su paso por la península hasta degradarse a tormenta tropical y posteriomente salió a aguas del Golfo de California. En la mañana del miércoles Odile volvió a impactar tierra en la región fronteriza de Sonora (noroeste) pero se fue degradando hasta ser un sistema de baja presión.Varios albergues han sido habilitados en localidades de Sonora y las clases han sido suspendidas en una decena de poblaciones, incluida la capital regional, Hermosillo (785.000 habitantes). En la trayectoria prevista por la Conagua, Odile se dirige hacia el estado estadounidense de Arizona (suroeste), donde han empezado los trabajos de prevención. Hace un año, México sufrió el azote simultáneo de los huracanes Ingrid (en el Golfo de México) y Manuel (en la costa del Pacífico) , que dejaron 157 muertos y al menos 1,7 millones de damnificados

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad