El ocaso del modelo económico de Venezuela, un país que está al borde de la quiebra

El ocaso del modelo económico de Venezuela, un país que está al borde de la quiebra

Enero 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencias.
El ocaso del modelo económico de  Venezuela, un país que está al borde de la quiebra

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La crisis ya toca fondo por la caída del petróleo. Le bajan nuevamente la calificación al país.

El panorama económico y social en el vecino país no puede ser peor. La bomba de tiempo que desde hace más de un año comenzó a armarse ya está a punto de estallar. Casi no hay alimentos en los supermercados y los que hay son muy costosos. Un almuerzo corriente cuesta - en pesos colombianos- alrededor de $35.000. La gente está al borde de desespero. Hace colas durante varias horas al frente a supermercados para adquirir algunos bienes. A veces hasta siete horas para comprar arroz, aceite y café. La situación es tal que acaba de surgir un particular tipo de trabajo, el ‘empleo por encargo’. Lo pagan algunas familias a los que hacen las colas para asegurar la adquisición de los productos de la canasta familiar. Hay quienes compran alimentos y luego los revenden con el ánimo de obtener algunas ganancias (ver nota anexa). El año pasado subieron de precio más del 80%.Al borde de la quiebra Todo se debe a la caída del precio del petróleo y al erróneo manejo económico. De US$90 que costaba el barril del crudo, bajó a US$43,12 y eso tiene al país en riesgo de no pagar su deuda externa (default). El Gobierno produce tres millones de barriles diarios y el 96 % de los ingresos de Venezuela proviene de la exportación petrolera. La gran preocupación es que el sector público pierde US$770 millones de ingresos por cada dólar que cae el precio del petróleo. El Bank of América estima que este 2015 el país podrá necesitar US$12.000 millones más de los presupuestado y el país no ha definido cómo.El presidente Nicolás Maduro empendió una gira por los países petroleros, pero no ha logrado concretar que la Opep estabilice los precios del crudo. Mientras tanto, la crisis en su país avanza sin tregua. Ayer la agencia calificadora de riesgo Moody’s rebajó nuevamente la calificación a ese país y advirtió que quedó al borde del incumplimiento de pagos (default) por el derrumbe del precio del barril de petróleo.La nota bajó de “CAA1” a “CAA3” con perspectiva estable, pero advirtió que como consecuencia del deterioro de los ingresos del país por el declive en el precio del crudo el “riesgo de incumplimiento de pago ha subido sustancialmente”.“En caso de que Venezuela caiga en default, las pérdidas de tenedores de bonos excederían el 50% de sus instrumentos de deuda soberana”, señaló la agencia, al agregar que Venezuela está en medio de una recesión y tiene una política altamente discrecional que refleja debilidad institucional. Por lo pronto, el presidente Maduro pasó a Argelia en busca de financiamiento.Crisis de un modeloVenezuela sufre la escasez de casi un tercio de los bienes básicos, una inflación de 64% en 2014 y una recesión económica provocada en parte por una sequía de divisas que desde 2013 viene limitando las importaciones esenciales. El Gobierno de Nicolás Maduro asegura que el país es víctima de una “guerra económica” provocada por la oposición y empresarios para desestabilizar, pero muchos economistas afirman que el modelo económico chavista de control de cambio y de precios fracasó y acentuó la dependencia de Venezuela del petróleo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad