Culmina la cumbre de Coreas con miras a la desnuclearización

Culmina la cumbre de Coreas con miras a la desnuclearización

Septiembre 20, 2018 - 10:13 a.m. Por:
Agencia EFE
Moon Jae-in (2d) y su esposa Kim Jung-sook

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (2d) y su esposa Kim Jung-sook (d), posan junto al líder norcoreano Kim Jong-un (2i) y su esposa Ri Sol-ju (i) en el Monte Paektu en la frontera entre Corea del Norte y China.

Agencia EFE

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, calificó este jueves de éxito la cumbre mantenida en Pionyang con el líder norteño, Kim Jong-un, y dijo que tiene un mensaje suyo dirigido al presidente de EE. UU., Donald Trump, destinado a lograr avances en el diálogo para la desnuclearización.

A su regreso a Seúl, Moon compareció en el centro de prensa establecido para el seguimiento de la cumbre y manifestó que ha mantenido una "conversación extensa, franca y abierta" con el líder norcoreano sobre "el diálogo con EE. UU. y la desnuclearización" y que Kim le ha "reafirmado una y otra vez su compromiso con el desarme".

En ese sentido, instó a sus conciudadanos a tratar de "reconocer ese compromiso en la voz" de Kim.

"(Kim) ha dicho que quiere apostar por el desarrollo económico, pero que debe llevarse a cabo lo acordado en la declaración con EE. UU." de Singapur para avanzar con el proceso de desnuclearización, manifestó Moon, que consideró necesaria una nueva cumbre entre el mandatario norteño y Trump.

Lea también: ¿Cómo están las negociaciones entre Corea del Norte y EE. UU?

"Creo que los logros (de esta cumbre) llevarán al reinicio de las conversaciones entre las dos partes", estimó.

El objetivo de esta reunión intercoreana, además de reforzar los lazos bilaterales, era romper el bloqueo en el diálogo Pionyang-Washington.

Tras la cumbre de Singapur en junio, Washington ha venido demandado más garantías a Pionyang sobre su voluntad de desarmarse y el régimen ha pedido a cambio avances en la firma de un tratado de paz.

En la declaración conjunta fruto de esta cumbre en Pionyang, el régimen ofrece desmantelar la central del Yongbyon, eje de su programa nuclear, si EEUU cumple lo acordado.

"Yongbyon es un paso muy grande para ellos y estoy seguro que va a contribuir al diálogo", aseguró el presidente surcoreano.

"Algunas cosas de las que hablamos (Kim y yo) no están recogidas en la declaración y no debe ser compartidas aquí. Pero de estas cosas hablaré con el presidente Donald Trump", dijo Moon con respecto a su próxima reunión con Trump el 24 de septiembre en EE. UU.

"El Norte también quería que le transmitiésemos un mensaje a EE. UU. y es lo que vamos a hacer", añadió sin revelar el contenido del mismo.

El mandatario sureño añadió que gracias a esta cumbre se han llevado las relaciones intercoreanas "a un nuevo nivel" hasta el punto de considerar que se trata de "una nueva era" de convivencia en la península.

Además de una declaración conjunta que incide en la necesidad de reforzar los intercambios económicos o culturales, las dos Coreas firmaron también en Pionyang un histórico acuerdo para rebajar la tensión militar en su frontera.

Moon consideró que "este acuerdo militar nos acerca al final de la Guerra de Corea (1950-1953)", conflicto que terminó con un alto el fuego en vez de un tratado de paz.

"Nuestra meta es que el régimen de la Guerra de Corea termine (con la firma de un acuerdo de paz) antes del final de este año. Cuanto antes mejor", zanjó Moon.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad