Colombianos narran el temor que vivieron tras los atentados en París

Colombianos narran el temor que vivieron tras los atentados en París

Enero 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Compatriotas residentes París contaron el panorama de miedo que se vive en la capital francesa tras el ataque al semanario Charlie Hebdo. Se teme represalias contra musulmanes.

El miércoles parecía un gran día en París. Iniciaba la temporada de descuentos. Las tiendas ofrecían rebajas hasta del 50 %. Muchos parisinos tienen por costumbre, de hecho, no comprar nada en diciembre y en cambio aprovechar los días de rebajas. Lea también: Identifican a tres sospechosos en el ataque a semanario Charlie Hebdo. Sin embargo, tras los atentados al semanario Charlie Hebdo, pocos salieron de casa. Giovanny Bernal, un bogotano de 33 años que vive en la capital francesa desde hace cuatro años - estudia un máster en relaciones internacionales - narró la situación así:“La ciudad está bastante tensa, triste, sobre todo después de ver las imágenes del atentado contra el semanario y la manera tan vil como los terroristas remataron al policía. Son imágenes bastante duras, muy chocantes. La sociedad francesa no está acostumbrada a este tipo de violencia. Hay consternación. El atentado sucedió cerca de donde yo estudio. Es una zona donde tu puedes pasar tranquilamente a los ministerios, a los periódicos, a los juzgados, a todo y nadie te requisa".“Tal vez eso cambie después del acto terrorista. Saber que en cualquier momento uno puede ir caminando y se arma una balacera, hace que todo se ponga bastante tenso. La gente no está saliendo a las calles pese a la temporada de descuentos. Y tienen acordonado los metros, los centros comerciales, todo. Dicen que es mejor quedarse en casa porque puede pasar algo peor. También se anunció que posiblemente cierren los colegios durante una semana. Aunque hay que decir que Francia está amenazada desde hace mucho tiempo. Constantemente hay evacuaciones de edificios. A veces dejan maletines abandonados en la Torre Eiffel y la evacúan por precaución. Se vive con temor. Después de lo que pasó con el periódico las medidas de prevención se podrían incrementar aún más”. Santiago Uhia, un bogotano de 25 años que estudia literatura en París, dice que los atentados “dejaron a la gente inquieta” y se podrían convertir en un argumento político muy fuerte para un debate que en el país se viene discutiendo desde hace mucho: expulsar a todos los extremistas religiosos. En Francia, por cierto, está prohibido usar velos islámicos y la kipá (pequeña gorra ritual) en lugares públicos. “Es muy difícil prever si después de estos atentados se van a presentar ataques contra los musulmanes en París. Lo que sí creo es que los actos terroristas serán utilizados como un argumento más en el debate que existe sobre el fanatismo religioso. El economista caleño César López, que estuvo a dos cuadras del atentado contra el Charlie Hebdo, aseguró, que en París, a través de las redes sociales, se organizó una manifestación en la Plaza de la República, una plaza simbólica, contra el extremismo. Pese al miedo asistieron, por lo menos, 35.000 personas. “Siempre que hay estos atentados se genera cierto repudio y cierta rabia frente a los musulmanes y es posible que se den ataques. Pero en este momento la gente está en shock, tratando de digerir lo que pasó. Es el atentado más grave en la historia de Francia. No hay, por ahora, islamofobia, aunque se podría llegar a dar. Lo otro es que el atentado le va a dar más votos a los candidatos de extrema derecha en Francia que ante estos hechos, promueve en su discurso la unidad nacional”, agrega. París, advirtió César, permanece bajo la alarma máxima por terrorismo. Es decir que los medios de comunicación, los centros comerciales, los lugares de culto y transporte se encuentran bajo protección reforzada.Escuche aquí el relato de un caleño que cuenta cómo vivió el mortal ataque en París.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad