Brasil investiga supuesto espionaje de Estados Unidos en Latinoamérica

Escuchar este artículo

Brasil investiga supuesto espionaje de Estados Unidos en Latinoamérica

Julio 09, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Brasil investiga supuesto espionaje de Estados Unidos en Latinoamérica

El diario brasileño hace referencia a una base que se encontraba ubicada en Brasilia , a la cual ya había hecho alusión en sus revelaciones de espionaje el extécnico de la NSA y de la CIA Edward Snowden, quien se encuentra 'varado ' en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, en Rusia.

Según información del periódico O Globo, de Brasil, ese país es el principal objetivo de Latinoamérica del programa masivo de espionaje electrónico de la NSA.

El gobierno brasileño comenzó el lunes a investigar si firmas de telecomunicaciones que operan en el país cooperaron con Estados Unidos como parte de un programa de espionaje que ha recogido información sobre miles de millones de conversaciones telefónicas y correos electrónicos. Anatel, la entidad brasileña que norma el sector de telecomunicaciones, expresó en un comunicado que trabaja con la Policía Federal y otros departamentos del gobierno en la pesquisa. El periódico O Globo reportó esta semana que información revelada por Edward Snowden, ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés), mostró que Brasil es el principal blanco en Latinoamérica del programa masivo de espionaje electrónico de la NSA. Brasil no es el único preocupado al respecto. Privacy International, un grupo activista con sede en Londres, presentó una demanda el lunes por las supuestas actividades de espionaje a usuarios telefónicos y de internet en Gran Bretaña. "Vale la pena dejar claro que la confidencialidad de datos y comunicaciones telefónicas es un derecho garantizado por la Constitución, por nuestras leyes y por las normas de Anatel", indicó el ente normativo brasileño en una nota en su portal en internet. "Es una violación penalizada en términos civiles, penales y administrativos". O Globo informó que la NSA recolectó información por medio de una asociación entre compañías de telecomunicaciones estadounidenses y brasileñas, pero que no podía verificar cuáles empresas brasileñas participaron ni si estaban al tanto de que sus relaciones se usaban para labores de espionaje. El ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, dijo a reporteros en Brasilia que no tenía "ninguna duda" de que ciudadanos e instituciones brasileños fueron blanco de espionaje. "Hasta el Parlamento Europeo fue monitoreado... ¿creen ustedes que no sucedió con nosotros?", dijo. "Tenemos que verificar las circunstancias en las que ocurrió esto, la forma exacta y cuándo" . El artículo de O Globo, publicado el domingo, indicó que "Brasil, que tiene grandes redes digitales privadas y públicas operadas por grandes compañías de telecomunicaciones y de internet, parece destacarse en mapas de la agencia estadounidense como blanco prioritario del tráfico telefónico y de datos, junto con naciones como Rusia, China y Pakistán". El artículo no describe el tipo de información recogida, pero los programas estadounidenses parecen centrarse en lo que se conoce como metadatos: registros de duración y horas de mensajes, direcciones y otra información, en lugar del contenido de los mismos. El periodista estadounidense Glenn Greenwald, que vive en Río de Janeiro y dio a conocer originalmente la historia de Snowden para el periódico británico The Guardian, fue coautor del reporte del domingo en O Globo. En una entrevista con la cadena Globo TV, Greenwald dijo que los documentos de Snowden muestran que Estados Unidos estaba usando a Brasil como "puente" para recoger datos de países mejor protegidos a los que no puede conseguir acceso directo, pero cuyo tráfico pudiera pasar por territorio brasileño. "Nosotros no tenemos acceso al sistema de China, pero tenemos acceso al sistema de Brasil", dijo Greenwald. "Así que recogemos el tráfico en Brasil no porque queramos saber lo que dice un brasileño a otro brasileño, sino porque queremos saber lo que alguien en China le dice a alguien en Irán, por ejemplo". El lunes, O Globo reportó que Estados Unidos tuvo una base importante en Brasilia dedicada a la recolección de información interceptada a satélites de comunicaciones hasta por lo menos 2002, según los documentos de Snowden a los que tuvo acceso, que no indican si todavía existe. El canciller brasileño, Antonio Patriota, expresó "profunda preocupación" sobre la vigilancia electrónica estadounidense en Brasil y exigió explicaciones a diplomáticos de ese país. Patriota dijo el lunes que las conversaciones con los norteamericanos eran "alentadoras" pero que "necesitamos profundizarlas". Patriota reiteró que Brasil estudia cómo tomar medidas en la ONU "que garanticen no sólo la privacidad, sino también el respeto y soberanía de los Estados a la hora de usar la información tecnológica y la seguridad cibernética". En Washington, el Departamento de Estado declinó comentar sobre la supuesta actividad de inteligencia. "Como asunto de política, hemos dejado en claro que Estados Unidos recopila información de inteligencia en el extranjero, del tipo que recopilan todas las naciones. Puedo decirles que hemos hablado con funcionarios brasileños sobre estas acusaciones", dijo Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado. "Planeamos mantener el diálogo con los brasileños a través de los canales diplomáticos normales. Pero son conversaciones que, naturalmente, mantendremos en privado, agregó

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad