Barack Obama y David Cameron se comprometen con Francia frente al terrorismo

Barack Obama y David Cameron se comprometen con Francia frente al terrorismo

Enero 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.
Barack Obama y David Cameron se comprometen con Francia frente al terrorismo

Presidente de Estados Unidos Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron.

Obama aseguró que contrarrestar la infiltración de la ideología yihadista en las sociedades occidentales será una tarea "lenta y pesada".

El presidente de Estados Unidos Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron se comprometieron este viernes a ayudar a Francia a derrotar la amenaza del terrorismo global con una cooperación y vigilancia mayor tras los atentados de París de la semana pasada. "Sé que David (Cameron) está de acuerdo conmigo cuando digo que seguiremos haciendo todo lo que está en nuestro poder para ayudar a Francia a que se haga justicia y que nuestros países trabajarán juntos para impedir atentados y desmantelar esas redes terroristas", señaló Obama en una rueda de prensa conjunta con el premier británico en la Casa Blanca tras una reunión en el Despacho Oval. Cameron, por su parte, estimó que hay que ser "vigilantes ante esta amenaza (...) y asegurarnos de que hacemos todo lo posible para que nuestros países estén en seguridad" y predijo una lucha "larga y difícil".Asimismo, el mandatario estadounidense estimó que algunos países europeos deben esforzarse por integrar mejor a su comunidad musulmana."Nuestra mayor ventaja es que nuestras comunidades musulmanas se identifican como estadounidenses", apuntó Obama, subrayando que éste no es el caso en algunas partes de Europa. "La fuerza de los vínculos de un magrebí con los valores franceses tendrá con el tiempo una incidencia frente a este problema" (de la radicalización), agregó. Obama no habló en ningún momento de la marcha republicana contra el terrorismo del domingo en París, que reunió a un millón y medio de personas en respuesta a los atentados que dejaron 17 muertos en la capital francesa la semana pasada. Su ausencia en esta marcha histórica levantó severas críticas en Estados Unidos. Cibercriminalidad: nueva amenaza Unas horas antes del inicio de la conferencia de prensa en la capital federal, el jefe de la diplomacia estadounidense John Kerry - de visita en París - multiplicó los gestos de solidaridad con Francia. "Compartimos el dolor del pueblo francés", declaró el Secretario de Estado estadounidense al reunirse con el presidente de Francia, François Hollande. En Washington, Obama y Cameron abordaron también el tema de la cibercriminalidad y afirmaron su voluntad de "reforzar y profundizar" su cooperación en esta lucha, una "nueva amenaza" que desafía tanto a empresas como estados. En este asunto anunciaron la creación de una célula común que reagrupará unidades de inteligencia de los dos países y que estará presente en ambos lados del Atlántico. Miembros de la agencia británica de espionaje electrónico (GCHQ) y del servicio de seguridad interna MI5 trabajarán junto a sus homólogos estadounidenses de la policía federal (FBI) y la agencia de espionaje electrónico (NSA) para mejorar el intercambio de información. Como para ilustrar esta futura cooperación, un joven cibercriminal sospechoso de haber participado en los ciberataques de finales de diciembre contra los servicios en línea de las consolas Playstation de Sony y Xbox de Microsoft, fue detenido el viernes por la policía británica en cooperación con el FBI. En cuanto al conflicto en Ucrania, ambos dirigentes abogaron por mantener "sanciones fuertes" contra Rusia, acusada por estos dos países de apoyar a los separatistas en el este ucraniano. "Rusia eligió violar la soberanía de un Estado, lo que amenaza nuestra estabilidad y prosperidad", declaró el primer ministro británico. El este separatista prorruso de Ucrania seguía el viernes sumido en la violencia, con once nuevas muertes en 24 horas. Por el momento, no se ha fijado ninguna fecha para una reunión del grupo encargado de las negociaciones de paz. Obama y Cameron expresaron también al unísono su oposición a nuevas sanciones contra Irán por su controvertido programa nuclear, estimando que comprometerían "la posibilidad de encontrar una solución diplomática a uno de los temas de seguridad nacional más delicados". El presidente estadounidense instó al Congreso a no imponer nuevas sanciones contra Irán y dijo claramente que vetaría cualquier legislación de ese tipo que llegue a su despacho. Las grandes potencias occidentales e Irán están en plenas negociaciones y tienen plazo hasta el 1 de julio para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad