Aún hay cuatro bebés en grave estado tras explosión en hospital de Ciudad de México

Aún hay cuatro bebés en grave estado tras explosión en hospital de Ciudad de México

Enero 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

Por la emergencia aún permanecen hospitalizadas 26 personas, 17 adultos y nueve recién nacidos.

Algunos de los heridos por la fuerte explosión de gas que el jueves destruyó un maternal de Ciudad de México y causó la muerte de dos bebés y una enfermera, siguen mejorando pero cuatro recién nacidos y siete adultos siguen graves, informaron este sábado autoridades. Un bebé con quemaduras en más del 80% de su cuerpo fue trasladado el viernes al prestigioso hospital infantil de Galveston, Texas (sur de EEUU) , y de los otros ocho gravemente heridos ya sólo cuatro presentan un estado delicado, dijo la alcaldía capitalina en un comunicado. Los lesionados más graves presentan, sobre todo, quemaduras y traumatismos craneoencefálicos. Cinco de las 31 personas ingresadas el viernes en hospitales fueron dadas de alta, con lo que este sábado permanecían internadas 26 personas, 17 adultos y nueve recién nacidos. La explosión ocurrió a primera hora del jueves cuando un camión cisterna abastecía de gas el Hospital materno infantil de Cuajimalpa -al suroeste de la capital- y, aparentemente, un problema con la manguera generó una fuerte fuga. Advertidos por el fuerte olor a gas, algunas de las 120 personas que había en ese momento en el hospital pudieron huir, pero mujeres embarazadas o que dieron a luz horas antes tuvieron que huir despavoridas y salvar a sus bebés como pudieron. Los tres operadores del camión cisterna se encuentran detenidos por el caso y las autoridades han abierto una investigación preliminar por "homicidio, lesiones y daño en propiedad ajena culposos". La empresa Gas Express Nieto aseguró que sus trabajadores cumplieron con los protocolos y pidió que se investigue si pudo haber gas acumulado en las inmediaciones del maternal que también contribuyera a la magnitud de la explosión, que prácticamente hizo volar por los aires la edificación. La alcaldía tuvo que demoler el 90% del maternal para poder retirar los escombros, una tarea que, según dijo este sábado, "está por terminar" . Asimismo, se comprometió a reparar los daños en las 91 viviendas que quedaron afectadas por el siniestro y a construir nuevamente el hospital.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad