Escuchar este artículo

Aumenta preocupación por las alzas arancelarias del presidente Trump

Marzo 04, 2018 - 11:55 p. m. Por:
Agencia EFE - Redacción de El País
Sigue tormenta por los aranceles de Trump

El gobierno estadounidense sostiene que los nuevos aranceles al acero y el aluminio importado no representan un mayor perjuicio para grandes productores como China, Japón y la Unión Europea.

Foto: Agencia EFE

El alza de aranceles al acero y al aluminio importado anunciada por el presidente estadounidense Donald Trump, continuó generando una fuerte tormenta alrededor del mundo.

La situación se agravó luego de que el mandatario de la Casa Blanca amenazó a la Unión Europea con aplicar impuestos o mayores aranceles al sector automotor.


Durante la víspera la primera ministra británica, Theresa May, expresó a Trump su “profunda preocupación” por la intención de imponer aranceles a las importaciones acero y aluminio en su país.

Por su parte, el director de UK Steel, la asociación británica del sector siderúrgico, Richard Warren, advirtió que el alza de los aranceles puede tener un serio “impacto” en la economía del Reino Unido.

Trump anunció un impuesto del 25% al acero que importa su país y otro del 10% al aluminio con una forma de proteger la industria estadounidense de las importaciones. El mandatario dijo que firmará la medida durante la presente semana.

A su turno, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull cuestionó esas medidas proteccionistas tras señalar que “nosotros defendemos los mercados abiertos y estos principios en el mundo”.

“Infortunadamente, en este momento no tengo claro si nos afectará el anuncio del presidente”, dijo entretanto, el ministro de Comercio australiano, Steven Ciobo, quien habló el sábado con su homólogo estadounidense, Wilbur Ross, sobre este asunto.

El Fondo Monetario Internacional sostiene que los aranceles pueden dañar la economía estadounidense, al tiempo que la Unión Europea, Canadá o México contemplan represalias, lo que podría desencadenar una guerra comercial.

¿Guerra comercial?

Este domingo, el Gobierno chino advirtió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que no se quedará de brazos cruzados si Washington lanza una guerra comercial, en la que tomará “las medidas necesarias” para defender sus intereses.

“China no quiere una guerra comercial con Estados Unidos, pero si EE.UU. aprueba acciones que dañan los intereses chinos, China no se quedará de brazos cruzados y tomará las medidas necesarias”, afirmó en rueda de prensa Zhang Yesui, portavoz del plenario de la Asamblea Nacional Popular, ANP.

Pero Japón fue más allá. La Federación japonesa del Hierro y el Acero ha advertido de una probable guerra comercial que podría desatar la imposición de aranceles en una carta enviada a Trump en la que pide que reconsidere la medida.

El presidente de la entidad, Kosei Shindo, expone en la misiva que “es probable que las acciones estadounidenses creen una reacción en cadena que afecte no sólo al acero, sino a otros productos que tienen implicaciones en la seguridad nacional, y que otros países adopten medidas parecidas bajo pretextos similares”, según la agencia local de prensa Kyodo.

En la misiva, que fue remitida el viernes al presidente Trump, el representante de la industria siderúrgica nipona pide al mandatario que reconsidere la decisión y expresa su deseo de que “ejerza un juicio justo y cabal para no imponer aranceles u otras restricciones al acero importado”.

La Casa Blanca ha dicho que los aranceles se aplicarían “sin excluir a ningún país”, aunque la primera potencial mundial estaría considerando hacer excepciones para ciertas “situaciones” particulares, según reveló el viernes un alto funcionario.

Japón, que en 2017 exportó aproximadamente 1,78 millones de toneladas de productos de acero a Estados Unidos, es el séptimo mayor exportador, según datos estadounidenses.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, restó valor a las medidas, al señalar que “el total de los aranceles que estamos implementando representan apenas unos US$9.000 millones al año; eso es una fracción de la economía”.

Lea además: EE. UU. mantendrá su embajada en Cuba pero con menos personal

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS