Ataques aéreos de EE.UU. contra Estado Islámico corren riesgo de ser insuficientes

Ataques aéreos de EE.UU. contra Estado Islámico corren riesgo de ser insuficientes

Septiembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AFP.

a estrategia revelada por el presidente estadounidense implica fortalecer el ejército iraquí, los kurdos y los rebeldes sirios moderados.

La ofensiva anunciada por Barack Obama contra el Estado Islámico (EI) radica principalmente en ataques aéreos en Irak y Siria, pero no serán suficientes y podrían llevar a Estados Unidos a involucrarse en la guerra civil siria, estiman analistas. Lea también: ¿Cómo será la guerra encabezada por Estados Unidos contra el Estado Islámico?La estrategia revelada por el presidente estadounidense implica fortalecer el ejército iraquí, los kurdos y los rebeldes sirios moderados. Este plan es acompañado por una campaña de bombardeos aéreos contra posiciones del EI en Siria que se sumarían a los ataques que Estados Unidos lleva a cabo en Irak. Los refuerzos estadounidenses incluyen centenas de militares adicionales y "son necesarios para ayudar en formación, investigación y equipamiento a las fuerzas iraquíes y kurdas", dijo Obama el miércoles cuando anunció los pasos a seguir en su lucha contra los extremistas del IE. Los estadounidenses también ayudarán a los iraquíes a reforzar su Guardia Nacional. Pero en Siria, quedan dudas respecto a la capacidad de los combatientes locales de sacar provecho duradero de este apoyo militar para retomar el control de los territorios en manos del EI. Estados Unidos gastó mucho dinero para formar y equipar al Ejército y a las milicias iraquíes durante años, pero eso no evitó que en junio pasado estas fuerzas fueran derrotadas por el EI. Y en Siria, pese a los esfuerzos de los países occidentales y de Medio Oriente para equipar a determinados grupos rebeldes también se han acumulado derrotas. "Una estrategia fundada en la existencia de una fuerza siria rebelde eficaz está destinada al fracaso", estima Marc Lynch, del centro de reflexión Center for a New American Security. A diferencia de lo que sucede en Irak, donde el Ejército y los combatientes kurdos están listos para retomar las porciones de territorio dominadas por los yihadistas, "en Siria los ataques estadounidenses no ofrecen una vía plausible hacia una vitoria política o estratégica", explica el analista. Peligro de una escalada en SiriaLas autoridades estadounidenses insisten en que su fuerza militar puede debilitar al EI por un periodo duradero. Revelan que los aproximadamente 150 ataques aéreos lanzados desde el 8 de agosto lograron detener su avance en Irak y mostrarle sus vulnerabilidades frente a fuerzas armadas más modernas o mejor organizadas. "Estos grupos insurgentes generalmente tienen problemas importantes cuando intentan combatir de manera convencional a ejércitos avanzados. Es muy duro para ellos", comenta Christopher Chivvis, del centro de reflexión Rand Corporation. "La potencia aérea puede causar grande daños" contra el EI, agrega este exfuncionario del Pentágono. El experto pone como ejemplo a Mali, donde los bombardeos aéreos franceses - en apoyo a los soldados en el terreno - fueron muy eficaces en la lucha contra los extremistas de Al Qaida el año pasado. "Pero esto no quiere decir que la fuerza aérea será suficiente para vencerlos". Para asegurar su derrota, los soldados deberán enfrentar a combatientes del EI en el campo de batalla, según Chivvis. Seth Jones, quien ha trabajado para las fuerzas especiales estadounidenses, la nueva presión militar tendrá al menos el mérito de "hacer más difícil el abastecimiento" del EI en Irak. Pero bombardear Siria implica un riesgo estratégico y podría abrir el camino para el presidente sirio Bashar al Asad. Muchas voces podrían pedir que Washington acentúe su ofensiva militar en Siria. "El peligro de una escalada en Siria es real" , concluye Seth Jones a AFP . "Será difícil poner un pie estadounidense sin terminar implicado"

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad