¿Quién acompañará a Carlos Sánchez en el mediocampo de Colombia contra Senegal? - Mundial de Fútbol 2018
  • social
  • social
  • social
  • social
X

¿Quién acompañará a Carlos Sánchez en el medio campo de Colombia contra Senegal?

Junio 25, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Francisco Henao Bolívar - Enviado especial de El País a Kazán, Rusia
wilmar barrios seleccion colombia

Wilmar Barrios, volante de Colombia.

Colprensa - El País

La historia de Wílmar Barrios es la misma de muchos jugadores que de la nada hoy tocan el cielo con las manos gracias a sus grandes condiciones futbolísticas. Les pasó a estrellas como Diego Maradona y Carlos Tévez en Argentina; a Freddy Guarín y a Carlos Sánchez en Colombia, y a muchos otros que tuvieron una infancia muy dura, pero a base de esfuerzo y con dedicación salieron adelante.

“Salí de un barrio muy difícil de Cartagena, La Candelaria, donde se vive en condiciones no muy buenas y donde hay violencia. Yo quedé varias veces en medio de tiroteos, pero me dediqué a lo mío, que era el fútbol, para ser alguien en la vida”, recordó hace poco Barrios, después de coronarse campeón con Boca Juniors en Argentina.

Al volante cartagenero todo se le complicó desde muy chico. Su padre formó un nuevo hogar, su mamá decidió irse para Venezuela y por eso él tuvo que quedar bajo el cuidado de su abuela Cecilia, quien lo arropó, lo protegió y siempre lo aisló de las malas compañías.

La gran pasión de Barrios era el fútbol. Siendo aún un niño comenzó a dar sus primeras patadas a un balón en una cancha que parecía más un potrero. Gracias a su intención de salir adelante tuvo la suerte de hacer parte de un convenio social que lideraba Comfenalco en Cartagena.

(Lea también: Las cinco razones que llevaron a Colombia a la contundente victoria ante Polonia)

Barrios debía entrenar en una nueva cancha, más organizada, pero muy lejos de su casa, lo que le acarreaba gastos que su abuela Cecilia no podía patrocinar. Viendo el esfuerzo del chico fue a su tío Richard quien le tocó arreglárselas para sacar lo de los pasajes con tal de que Barrios se dedicara al fútbol y no a otras cosas.

Muy pronto Wílmar mostró sus condiciones, lo que le permitió pasar a una escuela con mejores condiciones como la de Cyclones, del que es hoy su empresario, Luis Felipe Posso.

En las polvorientas canchas de Cartagena y en partidos de la Liga comenzó a destacarse como un volante fogoso, que peleaba todos los balones, que se mostraba como un líder y que empujaba a su equipo desde atrás. Esas condiciones llamaron la atención de Humberto ‘Tucho’ Ortiz, extécnico y hoy cazatalentos del Tolima, quien a los 16 años se lo llevó para el equipo de Ibagué.

En el ‘vinotinto’ se ganó muy rápido la plaza de titular con Alberto Gamero y con apenas 16 años ya era el capitán.

Su estilo no pasó desapercibido para el popular equipo argentino Boca Juniors, que gusta de jugadores que peleen el balón y que suden hasta la última gota de sudor.

(Le puede interesar: "Juan, sos crack": el inusual elogio sobre la raya de Pékerman a Quintero)

Barrios llegó al equipo xeneize y con la primera oportunidad logró la plaza en el mediocampo, ganando el título argentino con un gran nivel y elogiado hasta por su propio técnico.

“Wílmar tiene el ADN de Boca. Es un jugador que deja la piel en la cancha como le gusta al aficionado de Boca. Es un hombre importante para nosotros, el que nos da equilibrio”, señaló Guillermo Barros Schelotto.

A la Selección llegó muy tímido, entendiendo que había que hacer fila por la presencia de hombres experimentados como Carlos Sánchez y Abel Aguilar.

Pero la timidez no es sinónimo de conformismo. Barrios trabajó para estar a la par de sus dos referentes.

Sin embargo, una mala jugada de Sánchez en el debut mundialista ante Japón le permitió jugar 70 minutos.

El domingo fue titular contra Polonia y volvió a ratificar sus excelentes condiciones de quitador en la mitad del campo.

“Nos complace lo hecho por Wílmar, confiábamos en él porque es un muchacho de grandes condiciones”, señaló el técnico Pékerman después del compromiso frente a los polacos.

El muchacho humilde del barrio La Candelaria de Cartagena está listo para otra batalla el jueves en Samara, ante Senegal.

Barrios sabe que no puede aflojar. Que así como a punta de coraje se superó en medio de una infancia muy dura, en la Selección debe mantener el nivel mostrado hasta ahora para seguir su proceso de consolidación en el fútbol internacional.

(Lea además: La pelota siempre al '10'... Así le fue a la dupla James - Quintero con Colombia)

Datos
Wílmar Barrios ha actuado con la Selección Colombia en los dos partidos que ha enfrentado el equipo de Pékerman en el Grupo H del Mundial.

Entró al campo de juego en el debut contra Japón tras la expulsión de Carlos Sánchez y le dio orden a la primera línea de la zona de volantes.

Contra Polonia jugó todo el partido y fue uno de los hombres más destacados. Se batió como un león en la cancha, quitó balones, hizo pases...

Es probable que contra Senegal juegue al lado de la ‘Roca’ Sánchez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios