• social
  • social
  • social
  • social
X

Escuchar este artículo

Pascual Lezcano, la mano derecha de Pékerman que pasó de periodista a ser el 'duro' dentro de la Selección

Julio 05, 2018 - 11:38 p. m. Por:
Francisco Henao Bolívar / Enviado especial de El País a Rusia
José Pékerman

José Pékerman estuvo en un palco del Camp Nou con el empresario Pascual Lezcano.

Es la sombra de José Pékerman. A donde va el técnico argentino, ahí está él. Lo acompaña a todos lados: a ver a los jugadores colombianos regados por todo el mundo, a estar en un partido en cualquier estadio europeo o simplemente a organizar detalles de la Selección Colombia, bien sea desde Bogotá o Buenos Aires.

Se llama Pascual Lezcano. Es argentino, fue periodista del diario Olé, donde cubría las informaciones de Argentinos Juniors, y después dio el paso a empresario de técnicos y jugadores.

Quien lo ve hoy, seguramente lo confunde fácilmente con cualquier jugador. Es alto, delgado, usa melena y muy pocas veces se quita sus gafas oscuras, que le dan una apariencia de modelo.

A menudo se le ve con los jugadores de la Selección. Y como si fuera un miembro del cuerpo técnico del combinado nacional, comparte el mismo hotel del equipo, usa la indumentaria de la Selección, viaja en el mismo bus, aborda el mismo avión de la delegación vaya adonde vaya y antes de cada partido es normal que esté en el banco colombiano mirando detalles, dándole una ojeada a todo el estadio y entregando recomendaciones u órdenes, como dirían algunos que lo conocen muy bien.

“Pascual se mete en todo, hasta en la utilería. En la Selección no se mueve una hoja sin el consentimiento de él y eso ha provocado choques internos”, reveló una persona que conoce la interna de la Selección y que prefirió la omisión de su nombre.

Lea aquí: ¿Es un adiós, Pékerman? Análisis del paso del argentino por la Selección Colombia

“A Lezcano yo lo conocí en el diario Olé cubriendo las informaciones de Argentinos Juniors. Después él se fue con Pékerman cuando al técnico le salió trabajo en México”, manifiesta el periodista argentino Juan Pablo Méndez.

Ahí comenzó su carrera como empresario, aunque nadie conoce de qué manera fue su acercamiento con Pékerman.

Lezcano fue el que arregló el contrato millonario del técnico argentino para la Selección en el 2012, siendo presidente de la Federación Colombiana de Fútbol Luis Bedoya.

Nadie sabe cómo fueron los detalles de ese contrato que le abrió las puertas de la Selección, de par en par, al empresario argentino, al que también señalan de influir en las convocatorias de determinados jugadores.

Comparte la concentración y los viajes como si fuera un jugador más del equipo. Una situación que comenzó a molestar y que llevó al técnico Pékerman a manifestar, en una de sus acostumbradas ruedas de prensa, que era un hombre de su confianza.

Le puede interesar: Continuidad de José Pékerman divide a la prensa deportiva colombiana

“Pascual está con nosotros porque es una persona de mi entera confianza y credibilidad”, aseguró el estratega, sin alejar del todo las dudas por ser Lezcano un agente o intermediario de jugadores.

El argentino, además de moverse con propiedad dentro del equipo nacional, trabajó con el Pescara de Italia como empresario en el mercado suramericano. La suspicacia creció cuando hace unos años Juan Fernando Quintero llegó a la Selección y al poco tiempo fue fichado por el equipo italiano.

Periodistas que conocen más a profundidad lo que sucede en la Selección no ven con buenos ojos la presencia de Lezcano en el equipo a toda hora.

“Es una persona siniestra que desde hace años alteró todo el orden de la Selección”, manifestó el periodista del Gol Caracol Javier Hernández Bonnet.

Por su parte, Carlos Antonio Vélez, uno de los más agudos críticos de Pékerman y de la presencia del empresario en el equipo, aseguró que “Lezcano ha hecho un montón de cosas de las que se ha favorecido gracias a la Selección. Pékerman está amarrado a él y Pascual es empresario, eso no está bien”.

Ante tantas denuncias y señalamientos, Lezcano ha preferido el silencio. En los hoteles de concentración, en los aeropuertos cuando se baja del bus que transporta el equipo y en los estadios, ha mantenido la tranquilidad. Es de los que se mimetiza en sus gafas oscuras y en su larga cabellera para ‘pasar de largo’ ante el asedio de la prensa o de los aficionados.

Dicen que todos los movimientos o pasos que va a dar la Selección los cuadra él y después se lo informa al cuerpo técnico.
Sin embargo, pese a la lluvia de críticas, tiene el respaldo de los jugadores que consideran que “Pascual es un gran apoyo para nosotros”, como lo manifestó Falcao. Entre tanto, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, aseguró recientemente que “Pascual es una persona muy importante para la Selección”.

Con esos respaldos, Lezcano pasa de ‘agache’, se mantiene con el equipo para todos lados, algo que no sucede en otras selecciones cuando se trata de un empresario, y es la sombra del técnico José Pékerman, al que acompaña a todas partes.

En momentos en que no hay convocatoria o compromisos de Selección, se la pasa en Buenos Aires o viajando a Europa para ubicar jugadores en equipos y para adelantar contactos con otros agentes internacionales.
Sin embargo, esté donde esté no pierde el contacto con Pékerman.

Dicen los que lo conocen que su comunicación es fluida con el entrenador y que siempre está observando el panorama del fútbol para mirar lo que más le conviene al veterano técnico.

Por ahora, Lezcano está en Bogotá. Seguramente en silencio, como ha sido su costumbre, se reunirá con Jesurún para tratar el tema de la continuidad o no del técnico en la Selección Colombia.

Sea cual fuere la decisión, él seguirá siendo la sombra del técnico. A donde vaya sabe que compartirá como un jugador más. Por lo menos con Colombia eso es lo que ha pasado desde que Pékerman asumió en el equipo.

Siga aquí: Especial de El País Mundial Rusia 2018, todo lo que tiene que saber sobre la cita global.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Comentarios