Francia vs Croacia: los interesantes duelos que se vivirán en la final del Mundial - Mundial de Fútbol 2018
  • social
  • social
  • social
  • social
X

Línea por línea: los interesantes duelos que se vivirán en la final del Mundial

Julio 14, 2018 - 08:23 p.m. Por:
Francisco Henao Bolívar - enviado especial de El País a Moscú
seleccion francia seleccion croacia

Las selecciones de Francia y Croacia disputarán el título de la Copa Mundial de Rusia 2018.

Diseño: El País

La final del Mundial entre Francia y Croacia se presenta como un duelo táctico entre Didier Deschamps y Zlatko Dalic, pero también como un trepidante pulso entre Antoine Griezmann y Luka Modric.

Esas pequeñas rivalidades individuales, entre N'Golo Kanté e Ivan Rakitic o entre Hugo Lloris y Danijel Subasic, se repiten en cada posición clave, ahí donde cualquier detalle se intuye decisivo.

Arqueros serios y seguros

Hugo Lloris, el portero de Francia, tiene 31 años. Nació en Niza y se inició en el Olympique de Lyon. Suma amplia experiencia en el arco francés. Es el capitán del equipo. Debutó en el 2008 y desde entonces ha sido casi fijo en las nóminas del elenco galo. Ha jugado varias eliminatorias, Eurocopas y Mundiales.

Fue clave en la clasificación para el Mundial de Brasil en los duelos decisivos ante Irlanda. Es considerado un 'líder silencioso' por su bajo perfil, pero es un hombre clave para la tranquila convivencia del grupo. Es la mano derecha del técnico Didier Deschamps, quien casi siempre prefiere tener a su lado en las conferencias de prensa a Lloris.

Es un arquero atajador, de muchos reflejos. En Rusia ha sido clave, especialmente en partidos contra Argentina, Uruguay y Bélgica. Desde el 2012 es el arquero del Tottenham inglés.

Por otro lado, Danijel Subasic, de Croacia, tiene 33 años, nació en Zadar, una ciudad yugoslava. Desde el 2012 está en el Mónaco francés.
Es un arquero experimentado, muy activo en su función y de los que les gusta hablar continuamente para ordenar su zona defensiva. Su proceso en la selección croata lo comenzó en el equipo Sub 21, en el 2006.

Después, en el 2009, pasó al seleccionado de mayores y desde entonces es su titular y hombre clave en muchos partidos y torneos.

Estuvo en la Eurocopa del 2016 y en Rusia afronta su primer Mundial. En este certamen ha sido una de las grandes estrellas, especialmente en los partidos que se han definido desde el punto penal, como ante Dinamarca, en el que fue el héroe al atajar tres remates.

(Le puede interesar: 'Tía Iva', la fuerza clave que llevó a Croacia a la final del Mundial)

Parejas de centrales fuertes

Varane y Umtiti, por Francia, son dos de los responsables de que el conjunto galo apenas haya recibido cuatro goles en lo que va del Mundial.

Ambos se complementan bien jugando como pareja de centrales: el primero es insuperable en el juego aéreo por su gran estatura, y el segundo es fuerte en el mano a mano y rápido para ir a los cierres. Con ellos Francia sale jugando claro desde el fondo. Umtiti tuvo la fortuna además de hacer el gol ante Bélgica, que le dio al onceno galo el paso a la gran final.

La dupla de centrales de Croacia es conformada por Vida y Lovren, dos jugadores parecidos: son fuertes, rápidos, dejan todo en la cancha, no dan un balón por perdido y se juegan hasta el último esfuerzo por su Selección. Vida es el símbolo de una Croacia que lucha hasta el pitazo final sin bajar los brazos. Va decidido a los cierres y con mucha confianza.

Lovren se contagia del ímpetu de su compañero de zaga y por eso también lucha a muerte cada balón que llega a su área. En ellos Croacia tiene garantía de que cada balón que llegue a su área no será fácil para los rivales.

(Lea además: La historia de Mbappé, el 'príncipe' de origen africano que nació en los suburbios de París)

Creativos que hacen diferencia

Matuidi, con 31 años, es el conductor de los galos en Rusia 2018. Juega por izquierda para aprovechar su perfil y su facilidad para pisar terrenos contrarios. Es el encargado de asociarse con Pogba y de buscar siempre a los hombres de arriba con sus pases precisos y oportunos.

En él Francia no solo tiene un pasador. También llega al área en busca del gol, aprovechando también los espacios que sus compañeros crean en el momento de atacar. Matuidi es de perfil bajo en el equipo, sin el nombre de otras de las figuras francesas, pero cumple un papel muy importante para Deschamps.

Por Croacia está Modric, quien, a sus 32 años, es la gran figura de su combinado nacional. Es un relojito en el mediocampo porque baja recoger el balón, distribuye juego por todos los sectores, conduce el balón hasta zona de peligro para el rival y pisa frecuentemente el área contraria, además de tener un buen remate de media distancia.

Todo el mundo se pregunta de dónde saca tanto aire este menudito volante para correr todo el partido. Modric juega con inteligencia y así como lo hace en el Real Madrid, en su Selección sabe cómo moverse para aportar lo mejor.

(Lea también: El inédito video de Modric a los cinco años cuidando cabras en una zona llena de lobos)

Duplas ofensivas peligrosas

Por Francia está la dupla entre Mbappé y Griezmann. Son rápidos, se mueven especialmente por las bandas, tienen gol y mucha habilidad para desequilibrar cualquier sistema defensivo. Mbappé es potente por los costados. Es un jugador que inventa jugadas sobre la marcha y que casi siempre gana la raya para habilitar a sus compañeros.

Griezmann nunca está quieto. Baja hasta la mitad para ayudar a organizar las jugadas ofensivas. En otras acciones puede aparecer por la banda izquierda o sino en el centro, cambiando de posición con Giroud para confundir a los zagueros contrarios. Cuando Mbappé y Griezmann se juntan, crecen enormemente las posibilidades de éxito de Francia.

Por Croacia está la fórmula de Perisic y Mandzukic. Los dos han hecho de las suyas en este Mundial. De hecho, fueron los anotadores que le dieron el boleto de eliminación a Inglaterra en semifinales. Perisic es un jugador potente por las bandas. Corretea todos los balones que le mandan, ayuda incluso a marcar cuando el rival tiene la pelota y es una clara opción ofensiva en el juego aéreo como sucedió contra los ingleses.

Mandzukic es más calculador y sabe cómo y por dónde moverse para no gastar energías. Se mete muchas veces en el área buscando el error del rival o una posibilidad en el juego aéreo. También es de los que sale de la zona de candela para no ser fácilmente marcado por los defensores contrarios.

Siga aquí: Especial de El País Mundial Rusia 2018, todo lo que tiene que saber sobre la cita global

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios