Las once lecciones que dejó el Mundial de Rusia 2018 - Mundial de Fútbol 2018
  • social
  • social
  • social
  • social
X

Las once lecciones que dejó el Mundial de Rusia 2018

Julio 15, 2018 - 11:45 p.m. Por:
César Polanía - Editor de Afición / El País
seleccion francia

Imagen de los franceses celebrando el título de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

EFE- El País

Tendremos que esperar otros cuatro años para vivir de nuevo la emoción que genera un Mundial de Fútbol. Será en Catar 2022, luego de que Rusia 2018 bajara este domingo el telón con una Francia en lo más alto, tocando el cielo por segunda vez después de 20 años, cuando ganó su primera Copa haciendo respetar su casa.

Terminada la fiesta y haciendo alusión a ese número emblemático del fútbol como lo es el 11, expongo a continuación las 11 lecciones que ha dejado Rusia:

1. Si ha habido un Mundial donde se estrechen las diferencias entre grandes y chicos fue justamente este, el de Rusia 2018. Ni Brasil, ni Alemania, ni Argentina ni España llegaron a Luzhniki para disputar la final. Croacia no estaba en los planes de nadie y salió subcampeón.

seleccion croacia

(Le puede interesar: ¡Dulce fragancia! Francia, campeón del Mundial con una exquisita muestra de fútbol)

2. El fútbol suramericano ya no brilla como antes. Desde Corea y Japón 2002, cuando Brasil ganó su quinta corona, no es campeona ninguna selección de este lado del mundo. Europa domina y cada vez lo hace con más toque latino, como lo hicieran España (2010), Alemania (2014) y Francia (2018). Y no se puede obviar, de ninguna manera, el buen fútbol que expusieron Bélgica y Croacia.

Brasil - Bélgica

3. Francia, Bélgica y Croacia, selecciones semifinalistas, no son dependientes de ningún jugador. Practican un fútbol moderno y colectivo, con facilidad para modificar sus módulos en pleno juego, donde cada ficha vale lo mismo que las otras. Triunfó el juego de sociedad, no el de la dependencia de los Messi, los Ronaldo o los Neymar.

Samuel Umtiti celebra su gol en el partido Francia vs. Bélgica

4. Los mejores técnicos no son necesariamente lo que han pasado por las grandes ligas. Dídier Deschamps y Zlatko Dalic, los dos finalistas, son fiel prueba de ello. ¿Y quién puede dudar ahora de sus grandes capacidades como estrategas?

Zlatko Dalic

(Lea además: ¡Se lucieron! Modric y Mbappé fueron elegidos como los mejores del Mundial)

5. El gol de pelota quieta fue clave en este Mundial. Solamente en la primera fase, en la que hubo 122 tantos, el 43 % (53) se produjo con balón quieto (penal, tiro libre o tiro de esquina). Eso habla mucho del trabajo en los entrenamientos. Colombia, de hecho, marcó 3 de sus 6 goles por esa vía.

Yerry Mina

6. La posesión del balón no es sinónimo de triunfo. Francia ganó el Mundial con una media apenas cercana al 50 %. Sumando los juegos de los cruces (Argentina en octavos, Uruguay en cuartos y Bélgica en semifinales), los galos solo tuvieron la pelota el 46 % del juego, en promedio.

Lionel Messi

7. El VAR fue un éxito y demostró que era necesario para el fútbol. Ya no habrá más goles en fuera de lugar. Pero hay un punto para revisar y no depende propiamente del VAR: las manos en el área, que evidentemente serán mostradas por los videos, no siempre son voluntarias y algunas son físicamente imposibles de evitar. Allí tendrán que ponerse de acuerdo los árbitros.

VAR

(Lea también: Estos son los premios individuales que se definieron con la final del Mundial de Rusia)

8. Los países donde el fútbol no es el primer deporte omiten aquello y responden a la altura de las expectativas en organización, asistencia y emotividad. Rusia acaba de demostrarlo.

Francia - Australia

9. Los defensas no solo evitan goles, también saben hacerlos. Yerry Mina, por ejemplo, fue el artillero de Colombia. Pero también marcaron Giménez, Umtiti, Vida, Varane, Rojo... Este Mundial batió récord en ese sentido. Antes de jugarse el partido Croacia - Inglaterra, que pondría al rival de Francia en la final, los defensas habían marcado 27 goles, por 54 de los centrocampistas y 68 de los delanteros.

Croacia vs Rusia

10. Los partidos terminan cuando terminan. Una frase aparentemente ingenua y obvia, pero también cierta. Solamente en la fase de grupos, 24 goles llegaron en los últimos cinco minutos de los partidos. Significa ello que los equipos dieron todo hasta el final.

Toni Kross

11. ¿Son necesarios los alargues? Muchos jugadores llegan al Mundial con el tanque físico justo, producto de sus largas e intensas temporadas en Europa, y en el Mundial se exponen a tiempos de alargue para definición de los partidos. Nadie corrió tanto como Luca Modric. Valdría la pena revisar si después de los 90 minutos se deciden los empates de una vez por tiros desde los doce pasos.

Luka Modric, volante de Croacia

Siga aquí: Especial de El País Mundial Rusia 2018, todo lo que tiene que saber sobre la cita global

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Comentarios