Sigue emergencia en Guainía y Vichada por desbordamiento de ocho ríos

Sigue emergencia en Guainía y Vichada por desbordamiento de ocho ríos

Julio 30, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Resumen de agencias 
guainia

Se estima que el 50 % del departamento de Guainía está bajo el agua por el desbordamiento de cuatro ríos representativos de la zona.

Especial para El País

La ola invernal que azota desde hace un mes a los departamentos de Guainía y Vichada, que ha generado el desbordamiento de al menos ocho ríos en dichas zonas del país, ya deja un saldo de más de 16.000 familias damnificadas, según el reporte de las autoridades.

El grueso de los afectados se cuentan en Guainía, donde los organismos de atención de desastres y emergencias han contabilizado más de 12.000 personas que están afectadas por el desbordamiento de los ríos Atabapo, Guainía, Negro y Guaviare, debido a las fuertes lluvias.

Han sido las precipitaciones, que no han dado tregua en los últimos días, las que continúan golpeando a Inírida, el único municipio de Guainía, donde 16 escuelas y colegios debieron ser cerrados por las inundaciones.

Lea también: Más de 3500 familias damnificadas dejan inundaciones en Guainía

Javier Eliécer Zapata, gobernador de Guainía, señaló que en la zona se han duplicado los esfuerzos para auxiliar las fincas que están al margen de los ríos y lograr ubicar animales en sitios seguros, dado que se ha registrado el ahogamiento de varias reses. Además, indicó, ya se están registrando brotes de enfermedades por las inundaciones que afectan principalmente a los niños y adultos mayores.

Asimismo, el Mandatario hizo un requerimiento de urgencia al gobierno nacional para que gire recursos para atender la declaratoria de calamidad pública que se realizó el pasado 20 de junio, en razón a la fuerte ola invernal por la que atraviesa el departamento. Dicho llamado de atención se realizó luego que las ayudas enviadas previamente por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y el Icbf se agotaran, al igual que los recursos financieros del departamento.

Zapata añadió que la situación en Guainía es crítica, pues “teniendo en cuenta que las únicas vías de transporte en el departamento son las fluviales y por vía aérea, con las inundaciones, el departamento está prácticamente incomunicado”.

Entre tanto, Hayder Rivas, coordinador del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Guainía, señaló que las 3400 familias damnificadas “están siendo atendidas y las ayudas se están entregando de forma efectiva. Mañana (hoy) llegarán 30.000 toneladas de ayudas humanitarias que serán repartidas entre quienes han sido víctimas de las inundaciones”.

Rivas añadió que los sectores económicos que más han sufrido el rigor del agua han sido el agrícola y el agropecuario. “Tendremos que esperar a que el nivel del agua baje para poder revisar los daños que hay en términos de infraestructura, sobre todo en los sitios donde están asentadas poblaciones indígenas”, señaló el funcionario, quien dijo que entre los corregimientos más afectados se cuentan San Felipe, La Guadalupe y Cacahual.

Si en Guainía llueve, en Vichada no escampa
Guainía

Varias de las reses en Guainía han muerto ahogadas. El ganado se está tratando de llevar a zonas altas para evitar más muertes.

Especial para El País

Las lluvias golpean con dureza al departamento de Vichada, donde las autoridades reportan que hay 4040 personas damnificadas, es decir unas 1292 familias afectadas por las inundaciones que causaron los desbordamientos de los ríos Guaviare, Orinoco, Uva y Vichada.

El defensor del Pueblo de Vichada, José David Benito Castro, aseguró que hay 18 resguardos indígenas asentados desde Cumaribo hasta Puerto Nariño que están inundados por los desbordamientos de los ríos del sector, como las comunidades de El Cejal, Amanaven, Laguna Cacao, entre otras que se encuentran a orillas de los ríos Guaviare y Vichada.
Allí, según Castro, los indígenas afectados no han recibido las ayudas humanitarias suficientes.


Por otra parte, en Puerto Carreño, el nivel del río Orinoco muestra un nivel de 15,34 metros, algo que ha generado la inundación de barrios enteros y la aparición de enfermedades.

“El agua subió más de un metro e inundó la casa. Nos dio dengue y nos tocó buscar una casa en arriendo, pero la gente está abusando y cobran hasta $800.000 por unos días”, dijo Nubia González, quien debió evacuar su vivienda junto a su esposo y sus hijos.

Investigan avalancha en San Gil

La Sociedad Santandereana de Geotecnia investigará si el presunto desvío de un afluente, que sumado a la intensidad de las lluvias del pasado jueves, ocasionó una avalancha que afectó cuatro barrios en el municipio de San Gil, en Santander.

De acuerdo con voceros de la comunidad, el cauce de una quebrada que habría sido previamente identificada como aportante de agua de la avalancha, se habría modificado para alimentar un lago.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad