Escuchar este artículo

Se ha reducido contaminación de ríos y el aire durante cuarentena en Cali: CVC

Abril 12, 2020 - 11:30 p. m. 2020-04-12 Por:
Santiago Cruz Hoyos - El País

Marco Antonio Suárez, director de la CVC.

Especial para El País.

En tiempos de cuarentena debido al Covid - 19, el Valle del Cauca es un departamento de cielos azules, aire muy limpio, aguas cristalinas. También una tierra donde es posible avistar en alguna calle de cualquier municipio animales que antes solo era posible encontrar en el bosque: guatines, guacharacas, gallitos de roca.

Al teléfono, el director de la CVC, el abogado Marco Antonio Suárez Gutiérrez, se escucha emocionado mientras conversa de ello. Desde que se posesionó en la autoridad ambiental ha repetido que su objetivo es descontaminar los ríos, las quebradas, los riachuelos, y fortalecer los negocios verdes “sostenibles”.

“Los recursos del planeta se han recuperado rápidamente en esta para obligada por el coronavirus. Sin embargo, cuando bajemos nuestras actividades de manera voluntaria, el consumismo, y lo hagamos de manera sostenible, obviamente la recuperación de los recursos naturales va a ser mucho más rápida. En el Valle eso ya es evidente”.

¿Por qué?

Porque desde que comenzó el toque de queda y después la cuarentena nacional, empezamos a ver cambios significativos. La CVC, por ejemplo, cuenta con once estaciones que miden la calidad del aire. Según las mediciones, desde el toque de queda que arrancó el 20 de marzo mejoró la calidad del aire hasta en 84,7 % en el área urbana de Palmira. Lo mismo pasó en estaciones con registros históricos de contaminación altos como Acopi – Yumbo, y en el área urbana de Candelaria. Allí hubo una disminución de la contaminación del aire del 17.8%. Es decir que está demostrado que si los ciudadanos nos detenemos en nuestras actividades diarias, le damos un respiro a nuestros recursos naturales.

¿Qué reportes tiene la CVC sobre la calidad del agua?


En la calidad del agua igualmente hemos recibido reportes muy positivos. Desde Pance han enviado videos donde se ve el agua muchísimo más clara y se ve una recuperación ostensible de nuestro recurso hídrico. Lo mismo sucede con otros ríos.

Un tema muy recurrente en redes sociales es la fauna silvestre en zonas urbanas. ¿Qué tan frecuente se reportan estos avistamientos en el departamento?

Debido a la baja presencia de personas y de vehículos por la cuarentena, se han presentado llamadas reportando encuentros o avistamientos de fauna silvestre en zonas urbanas. Hay reportes de guatines, guacharacas, gallitos de roca. Somos consientes de que nuestra fauna trata de recuperar espacios que anteriormente tenía. A los animales los ahuyenta no solo la presencia del humano, también el ruido. Cuando notan que el ruido disminuye, así como la presencia humana, tratan de retornar a sitios donde ancestralmente hacían parte. Lo importante es seguir las recomendaciones. Lo primero es no alimentarlos. Segundo, no interactuar con los animales, déjenlos quietos. Y sobre todo: no los acosen. Algunas personas los intentan capturar. Mejor admírenlos. Si en algún momento los encuentran golpeados, lesionados, comuníquense con la CVC, que nosotros haremos la atención debida. El teléfono es 3164717081; 0 el 123.

Lea también: 'La cuarentena por coronavirus ha hecho que la calidad del aire mejore en Cali, revela el Dagma'.

"En coordinación con el Ministerio de Ambiente en la CVC creamos grupos de reacción inmediata a casos muy puntuales, mientras finaliza el periodo de confinamiento",
Marco Antonio Suárez,
director de la CVC.

¿Cómo trabaja la CVC en cuarentena?

Aunque el personal administrativo está cumpliendo sus funciones mediante el teletrabajo, tenemos un grupo de reacción inmediata ante cualquier actividad que pretenda afectar los recursos naturales. Afortunadamente ese grupo funciona de manera adecuada y nos están informando de cualquier actividad que de manera ilegal pretenda afectar los recursos naturales. Pueden estar muy tranquilos los vallecaucanos porque la Corporación está atenta junto a las demás autoridades que nos colaboran para que no nos afecten nuestros recursos naturales.

Además contamos con el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre en San Emigdio, en Palmira, uno de los mejores del país. Allí cada año atendemos a más de 1000 animales. Ese centro está funcionado de manera permanente, pese a la cuarentena. Estamos garantizando la atención médica con nuestros veterinarios, zootecnistas, biólogos, además de la manutención de los animales. Nuestra fauna está protegida.

¿Qué ha pasado con otra amenaza, la deforestación?

Hasta el momento no nos han reportado que nos haya aumentado la deforestación. Hubo unos daños que nos trataron de hacer pero lo logramos controlar. Fue en el sector de El Vergel, se logró evitar que se afectara un área boscosa que se encontraba en la reserva nacional de La Elvira. El infractor pretendía llevar a cabo un cultivo de heliconias. Se evitó esa deforestación en este bosque que alberga un nacimiento de agua que surte al acueducto del sector y a varias concesiones particulares. Es importante recordar que así no contemos con todos los funcionarios en el área, la CVC dispone de una herramienta supremamente importante que nos permite medir satelitalmente y en tiempo real la deforestación en el Valle del Cauca. Es una ayuda tecnológica que tenemos gracias a un convenio con el Ciat.

Todavía nos inquieta los municipios históricamente con más afectación por deforestación como Buenaventura, pero también hemos visto una zona que se está afectando mucho que es la zona alta de Jamundí y El Dovio. Son zonas que se han visto afectadas sobre todo por cultivos ilícitos. Ahí se está haciendo un trabajo con las Fuerzas Armadas porque para entrar a esas zonas, nuestros funcionarios requieren del acompañamiento de la Fuerza Pública para hacer la intervención.

¿Y la minería ilegal?

Es un delito muy relacionado con lo anterior: deforestación. Donde hay minería hay deforestación y en el caso del Valle todo se une a un tema de cultivos ilícitos, como sucede en la parte alta de Jamundí. Con el Ejercito y la Policía seguimos haciendo operativos que nos permitan detener esta actividad. Afortunadamente se han dado ya algunos resultados. Y hemos creado un grupo de reacción inmediata dedicado a judicializar a los que están realizando esta explotación de minería que sigue golpeando a los Farallones de Cali, a Buenaventura, y a la zona alta de El Dovio y el ya mencionado, Jamundí.

Las familias que viven del ecoturismo se han visto muy afectadas por la cuarentena. ¿Qué se piensa hacer para tenderles una mano?

Las familias que viven del ecoturismo considero que son de hecho uno de los sectores más impactados en el país por la pandemia. En el Valle hemos ayudado a promocionar los negocios de estas familias. Nos ideamos una campaña que se llama ‘Estamos en modo verde’, donde todos los días promocionamos un negocio verde. Muchas de las personas que se dedican al ecoturismo combinan esta actividad con una actividad productiva como el café orgánico o la panela. Lo que hacemos en medios masivos es promocionarlos para hacerlos visibles y que la gente los prefiera. Tenemos cerca de 100 negocios de este tipo en el departamento.

Pero hay otras personas que no solo viven del ecoturismo sino del día a día, como los recicladores que nos ayudan en la limpieza del río Pance. Con esas personas hicimos unas campañas en las que recogimos unos recursos para apoyarlos con unos mercados solidarios y que puedan pasar esta cuarentena. Por fortuna las comunidades indígenas, de otro lado, tienen algo a su favor y es que en su mayoría cultivan sus propios productos. Ellos nos dan ejemplo en temas de seguridad alimentaria y de alguna manera no se afectan tanto en esta situación. Sabemos que los cabildos están haciendo controles en los accesos ante cualquier persona que vaya a ingresar a sus zonas para efecto de que nadie los contagie con el coronavirus.

El Gobierno pidió flexibilizar los permisos para las concesiones de agua. ¿Cómo va ese proceso?

El Gobierno expidió el decreto 465 de 2020, que adoptó unas disposiciones transitorias en materia de concesiones de agua. Lo que busca el decreto es ajustar los trámites para las concesiones de agua superficiales y subterráneas. Para explicarlo de manera sencilla, cuando alguien va a utilizar el agua de cualquier riachuelo, de cualquier quebrada, si es agua superficial tiene que tener un permiso de la Corporación. Si usted va a utilizar el agua subterránea, de un pozo, también necesita un permiso de la CVC.

Esos permisos tienen un trámite legal de tiempo donde se deben presentar unos estudios y dependiendo de si cumple con unas características, la Corporación otorga, o no, el permiso. El Gobierno con el decreto quiso acortar esos permisos y hacerlos más rápidos para contar en este momento con el recurso hídrico y satisfacer la demanda de agua potable en esta cuarentena. Atendiendo ese decreto, en la CVC reducimos a la tercera parte de los términos para el trámite de las concesiones de aguas superficiales. Las concesiones que están próximas a vencerse se renovarán automáticamente durante la cuarentena. Sin embargo, cuando termine, se debe hacer el trámite normal ante la Corporación.

Frene a la exploración de aguas subterráneas se podrá adelantar sin el permiso de la CVC, siempre que se cuente previamente con la información. Es decir: permitimos que se haga el pozo mientras se nos avise para qué se va a hacer. Esto durante la cuarentena. Lo que sí le garantizamos a los vallecaucanos es que a nadie le va a faltar el agua, menos por algún trámite administrativo que dependa de la CVC. En el Valle tenemos alrededor de 10.000 concesiones de agua tanto superficiales como subterráneas.

A propósito de agua, y para terminar, ¿cómo están los niveles de los ríos?

Estamos bien en abastecimiento de agua pero es importante manifestar que hubo un déficit de precipitaciones en el departamento, alcanzando tan solo el 56% de lo que esperábamos en marzo. Las lluvias discriminadas por regiones están así: en el sur llovió el 53% de lo esperado; en el centro, un 53% de lo esperado; en el norte solo un 62%; en la región Pacífico un 59%. Para abril se espera un incremento paulatino de las precipitaciones. Es el comienzo en firme de la temporada de lluvias de 2020. Para esta temporada de lluvias se espera que las precipitaciones en el Valle estén dentro de sus promedios históricos, ante la ausencia del Fenómeno del Niño.

Pero los niveles de los ríos están dentro de los promedios. El mensaje de la Corporación es que debemos ahorrar agua, pero sin olvidar las recomendaciones frente a la pandemia: lavarse las manos con frecuencia y mantener aseadas nuestras casas y lugares de trabajo.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS