Tres muertos y dos heridos en el centro del Valle

Tres muertos y dos heridos en el centro del Valle

Junio 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Los hechos violentos ocurrieron en menos de 24 horas en Bugalagrande y Tuluá.

En menos de 24 horas y en hechos aislados, tres hombres fueron asesinados y dos personas resultaron heridas en el centro del Valle.El primer caso se registró anoche a un lado de vía entre los corregimientos de El Overo y La Uribe, en jurisdicción del municipio de Bugalagrande.En ese sitio desconocidos asesinaron de múltiples disparos a un hombre identificado como Alexánder Narváez Arévalo de 28 años.Según el comandante del Segundo Distrito de la Policía en Tuluá, teniente coronel, Luis Fernando Peralta Lizcano, este individuo estaba recién salido de la cárcel en donde purgó una pena por tráfico ilegal de armas.“Una vez este hombre salió de la cárcel se dedicó a asaltar a los camioneros”, indicó el coronel Peralta.Entre tanto, en unas cabinas telefónicas, ubicadas en la Carrera 33 con Calle 33, en el barrio Victoria de Tuluá y mientras hacía una recarga en su teléfono celular, fue sorprendido por un par de sicarios, Gerson David Salazar, un mecánico de motocicletas de 23 años.“De acuerdo con las primeras investigaciones que se han hecho, esta persona podría estar vinculada con otros homicidios que se han registrado en los últimos días en Tuluá, indicó el coronel Peralta.Hacia las 12:30 p.m. de este miércoles, cinco pistoleros, a bordo de tres motocicletas de alto cilindraje, irrumpieron en la Manzana F frente a la casa número 11 del barrio El Paraíso y atacaron a tres hombres que se encontraban a esa hora conversando en ese sitio.Esta vez, la víctima mortal fue identificada como Eyber Wildimar Muñoz Delgado, un electricista automotriz de 23 años.Con cinco disparos en la espalda fue trasladado hasta la Clínica San Francisco de Tuluá, Édison Ernesto Devia Hernández, de 28 años.Otro de los lesionados fue identificado como Ángel Mario Ospina, quien se gana la vida extrayendo arena del río Tuluá.De acuerdo con las vainillas halladas en la escena del crimen los agresores utilizaron armas automáticas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad