“Tenemos mucha fuerza mental”: experta en traumas originados por conflictos armados

“Tenemos mucha fuerza mental”: experta en traumas originados por conflictos armados

Enero 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora Equipo de Domingo
“Tenemos mucha fuerza mental”: experta en traumas originados por conflictos armados

Nira Kaplansky, oriunda de Israel, es experta en resiliencia y en traumas originados por conflictos armados.

Nira Kaplansky, oriunda de Israel y experta en resiliencia asegura que el apoyo de la comunidad y la familia les es suficiente para sobreponerse y continuar a los menores.

Nira Kaplansky, oriunda de Israel, es experta en resiliencia y en traumas originados por conflictos armados, con más de 25 años de experiencia. Lea también: Las huellas del conflicto armado en los niños y adolescentes colombianosMagister en Arte-Terapia de la Universidad de Sury, Londres, esta licenciada en Trabajo Social de la Universidad Hebrea de Jerusalén, participó en el V Congreso Internacional de Pedagogía e Infancia celebrado en la Universidad de la Sabana recientemente. Es coautora del libro ‘And what is that helps YOU?’ el cual brinda estrategias de resiliencia a los niños.Durante 15 años vivió en Kyryat Shmona, una ciudad norteña, cercana a la frontera libanesa, que ha sido bombardeada por misiles del hezbolá, de forma recurrente. Allí fue directora de la clínica Mikud, de tratamiento del síndrome post traumático en niños y adultos. Al mudarse a Jerusalén trabajó en investigación de Post Trauma, en el hospital Hadassa, en el Departamento de Salud Mental.De las reacciones que enumera en su ponencia sobre cómo el conflicto armado afecta a los niños me llamaron la atención varias: Retroceso en el proceso de aprendizaje; temor a bañarse y a vestirse; juegos traumáticos y agresividad extrema. ¿Podría profundizar un poco sobre estas secuelas?Si recordamos que eventos traumáticos pueden causar imágenes intrusivas constantes, sin relación con la cantidad de tiempo que pasó desde el evento, y que consecutivamente las imágenes intrusivas provocan reacciones fisiológicas de ansiedad (latidos rápidos, sensación de ahogo, hipervigilancia, etc.) es natural que el niño no tenga disponibilidad cognitiva para aprender, por lo tanto, se puede ver una caída en su rendimiento escolar. ¿Quién puede concentrarse en aprender cuando la imagen de la experiencia más aterradora que ha tenido le vuelve a la mente sin cesar? Estas imágenes constantes se reflejan en niños más jóvenes, (que son menos verbales y que no pueden comprender el concepto de imágenes intrusivas), en juegos que expresan esa ansiedad extrema, y que contienen representaciones de riesgo extremo, miedo y muerte reincidentes. Este juego es el llamado Juego Traumático, y es una expresión de imágenes intrusivas en niños jóvenes.Respecto de la pérdida de independencia, y de los temores extremos a bañarse solos, a estar solos en la casa o en el cuarto, a dormir solos, estos suelen comenzar a partir del evento traumático. Por lo general, el niño ha pasado por el trauma lejos de sus padres, que son la fuente de seguridad más importante, y por este motivo, reacciona evitando toda situación de volver a encontrarse lejos de los padres, que en su lógica implica la posibilidad de que vuelva a correr peligro y a sentir ese horror extremo.La resistencia a permanecer solo o ir solo a lugares que solía frecuentar es tan extrema que la mayoría de los padres sienten que nunca más el niño volverá a ser independiente.La agresividad que no se presentaba en la conducta del niño antes del evento se produce por ese mecanismo primitivo en el que ante una amenaza tendemos a escapar o atacar al objeto que amenaza nuestra vida. Dado que el evento está siendo revivido constantemente por la víctima, causando ansiedad constante y produciendo una sensación de que en cualquier momento algo malo ha de pasar, es solo cuestión de que se produzca la menor frustración, conflicto o discusión para que el sistema identifique al objeto con el que hay una disputa como el objeto que amenaza mi supervivencia, y de ahí a la conducta de ataque hay un proceso casi automático.Cuanto más dura es la experiencia de violencia, ¿se presenta un mayor número de estas reacciones en el niño? ¿O estas dependen de la personalidad de cada menor? Depende de la personalidad del niño o de las circunstancias. No hay correlación exacta.Asegura que solo una o dos de estas reacciones se presentan en el 85 % o 90 % de los niños víctimas de la violencia. ¿Entonces solo hay que buscar ayuda psicológica cuando se presenten más de tres de estas reacciones?La ayuda psicológica tiene que suministrarse cuando el normal funcionamiento del niño está impedido, parcial o totalmente. Si su funcionamiento cognitivo y emocional, social, etc, es normativo, no se requiere intervención. Nuestros niños en Colombia no viven confrontaciones de seis ni ocho semanas seguidas, si no, por ejemplo, ataques de la guerrilla a las poblaciones cada cierto tiempo. O son víctimas de desplazamiento o de minas antipersonas. ¿Esto los afecta igual que si estuvieran inmersos en un conflicto de varias semanas continuas?La comparación entre los diferentes conflictos es irrelevante. La realidad es que con seguridad los afecta. ¿Cuánto?, se puede medir con la escala de síntomas post traumáticos y tratarlos. Al final del camino cada niño desarrolla sus propios síntomas, y ha de necesitar intervención especializada individual de corto plazo. Siempre me asombra lo devastante que son los traumas no tratados, la complejidad de secuelas que pueden traer, como drogas y alcohol para lidiar con las intrusiones y la ansiedad, hasta la adicción masiva y el crimen asociado, y lo simple que es relativamente tratar el trauma al principio del camino (y no costoso en realidad) y prevenir una cantidad inimaginable de gastos a nivel nacional que se han de pagar para corregir lo que no se ha tratado a tiempo. Dice que el 90 % de los niños víctimas de violencia se recupera. ¿Pero bajo qué condiciones o ayudas? La experiencia nos enseña que a esta parte de la población infantil, el apoyo de la comunidad y la familia les es suficiente para sobreponerse y continuar.¿A qué se debe que solo el 10 % de los niños víctimas de la violencia necesiten intervención sicológica para su recuperación mental?A que el ser humano es muy resiliente, y los niños aún más. Aparentemente fuimos creados con más fuerza mental de la que pensamos.Frases“El tratamiento para aminorar los síntomas post traumáticos son es el mismo en todos los países. He entrenado terapistas en Nigeria, Sri Lanka, India, Costa Rica y no hay diferencia en la esencia del protocolo de tratamiento. A veces difiere la forma en que el tratamiento es presentado, de acuerdo a la cultura. En Nigeria hay culturas tribales que pueden presentar un cuadro post traumático que es descrito por la víctima como “un espíritu” que lo ha invadido, por ejemplo, por lo que la presencia de un líder espiritual puede dar seguridad al paciente durante el tratamiento, pero el tratamiento es el mismo”. “La apatía (que presentan algunos niños víctimas del conflicto) es en realidad el resultado de una restricción emocional extrema que es causada por centralizar cada momento consciente en controlar la ansiedad y los miedos y en combatir las intrusiones”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad