Soldados y policías se inscriben como víctimas del conflicto armado en Cali

Soldados y policías se inscriben como víctimas del conflicto armado en Cali

Septiembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Soldados y policías se inscriben como víctimas del conflicto armado en Cali

Jhonny Rojas, un soldado que perdió una de sus piernas tras caer en una mina antipersona, esperaba ayer su turno para ser atendido en la jornada de inscripción para miembros de la Fuerza Pública víctimas del conflicto armado, que se hace en Cali.

Un soldado víctima de una mina y un patrullero herido en un ataque se inscribieron en la jornada de atención a miembros de las Fuerzas Militares que son víctimas del conflicto.

Un soldado que perdió una de sus piernas tras caer en una mina antipersona y un policía que quedó herido en un atentado fueron algunas de las primeras personas que llegaron ayer a la jornada de inscripción para miembros de la Fuerza Pública víctimas del conflicto armado, que se realiza en Cali. Ellos llegaron desde las 8:00 a.m. al Velódromo Alcides Nieto Patiño, en el sur de la ciudad, donde se están realizando las inscripciones.Cada uno con una carpeta entre las manos pasaron los filtros instalados para entregar sus declaraciones y esperar a que se decida si son incluidos en el registro único de víctimas.Jhonny Rojas, soldado profesional del Ejército, arribó desde Popayán (Cauca) muy temprano. Llegó cargando dos maletines, vistiendo una camiseta verde con blanco, pantaloneta negra y tenis. También con una muleta en su mano, que le ayuda a sostenerse. Tiene una prótesis en su pierna izquierda.Rojas, de 35 años de edad, perdió su extremidad luego de caer en una mina antipersona el 2 de junio de 2010, cuando hacía un registro en una zona montañosa de Tumaco (Nariño). “Eran las dos de la tarde. Cuando me di cuenta que estaba en un campo minado de las Farc ya tenía pisado uno de los artefactos, me estuve ahí quieto media hora, mientras mis otros compañeros trataban de auxiliarme. Luego sentí una explosión que me mandó a volar unos 100 metros hacia adelante, tenía el cuerpo caliente, estaba aturdido, ya no tenía la pierna”, contó.El soldado, quien hoy sigue activo en el Ejército y hace parte también de un equipo de voleibol sentado, espera que al quedar registrado como una víctima del conflicto armado, le puedan brindar una mejor ayuda económica, pues tiene una familia que sostener.Unos meses antes de esta jornada, que se está haciendo entre las 8:00 a.m. y las 6:00 p.m., ya se habían inscrito 650 personas para declarar, entre las que se encuentran miembros de la Fuerza Pública activos, retirados, pensionados y sus familiares. El Ejército Nacional, que organizó esta actividad, tiene estimado que se puedan atender a 800 personas.Al Velódromo también llegó, casi de primero, el patrullero de la Policía Freddy Vidal, de 32 años. Estuvo toda la mañana portando el uniforme y su carné, además de varios papeles que dan cuenta del ataque del que fue víctima.Todo sucedió en el 2004, cuando un grupo de guerrilleros realizaron un atentado contra unos policías que estaban en una vía de Ricaurte (Nariño). “Nos lanzaron artefactos explosivos, nos dispararon y bloquearon la vía por un largo tiempo. “Eso pintaba para ser una masacre, pero gracias a Dios no fue así. A mí me hirieron en la pierna izquierda y casi la pierdo, tanto que estuve dos años incapacitado y utilizando muletas, casi no podía caminar. Aún siento que se me duerme y otros ratos un hormigueo que no me deja tranquilo”, dijo el uniformado, quien luego de su recuperación fue asignado al área de Talento Humano de la Policía Cali. El uniformado dijo que se considera víctima porque se está basando en lo que establece la ley 1448 del 2011, la cual en uno de sus apartes menciona que entre los once hechos victimizantes que se tienen contemplados están los atentados y los daños ocasionados con artefactos explosivos improvisados, como le ocurrió a él.En la primera jornada también se escucharon casos de mujeres a las que les asesinaron a sus esposos policías o soldados, hombres que mientras estaban de civiles y en licencia sufrieron ataques por parte de grupos armados que afectaron su cuerpo o de uniformados que fueron secuestrados. Todos quedarán a la espera del estudio de sus casos y de que los registren como víctimas, si reunen esas condiciones.El general Marcolino Tamayo, jefe del área de Derechos Humanos del Ejército, explicó que la jornada se organiza con el objetivo de registrar a los integrantes de la Fuerza Pública que han resultado afectados en el conflicto y que en el país poco se sabe de sus casos.“Tenemos el compromiso de que en alguna base de datos estas personas queden registrados y no olvidados. Son hombres con la huella de la guerra y merecen ser reparados. Ellos se sacrificaron por la seguridad de los ciudadanos en diferentes partes de las regiones del Valle, Cauca y Nariño”, afirmó el general Tamayo.Sobre la inscripciónLa toma de declaraciones las hacen funcionarios de la Procuraduría, Defensoría y Personería. También de la Unidad Nacional para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Fiscalía y el programa para la Acción Integral Contra Minas Antipersona. La atención será hasta mañana en el Velódromo, de 8:00 a.m. a 6:00 p.m.Los miembros de la Fuerza Pública son consideradas víctimas del conflicto cuando han sufrido un daño consecuencia de infracciones al DIH o violaciones a normas de los DD.HH.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad