La historia de una víctima de trata de personas que terminó como esclava sexual en China

Salió del Valle con la promesa de un empleo y terminó como esclava sexual en China

Julio 30, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Trata de personas mujeres maltrato

Imagen de referencia. La organización criminal suministraba a las mujeres ropa, lencería y cosméticos para los servicios, y les hacía pagar por ello cantidades "desorbitadas" de dinero, lo que incrementaba la deuda.

Agencia EFE

En la mañana de un día de 2015 en Hong Kong (China), Paulina* se levantó decidida a huir de aquel tenebroso lugar que no superaba los tres metros cuadrados y en el que compartía cama con una ciudadana peruana.

Ahí había estado por más de 15 días, restringida de todo tipo de comunicación y solo se le permitía salir a una ‘zona rosa’ todas las noches para ejercer la prostitución, actividad que era obligada a practicar por una mujer adulta a la que llamaba ‘manilla’.

Llegó a esa isla, desde un pueblo del Valle del Cauca, cuando tenía 23 años, pues una vecina de su barrio le había ofrecido un trabajo como asistente en una joyería en el extranjero con un sueldo mensual de $1.200.000, una promesa que tardó mucho en descubrir que era una farsa. Lo que en su momento fue un sueño cumplido, se convirtió en su peor pesadilla.

“Yo había escuchado lo que era la trata de personas, pero no tenía suficiente información. Tuve muchas señales de alerta por todas partes: me ofrecieron todos los gastos pagos, el pasaporte me lo dieron solo hasta el día del viaje, todos los trámites fueron bajo cuerda y aún así yo confié en personas que me prometieron el cielo y la tierra”, relató la joven, quien prefirió reservar su identidad y su origen, pero que ayer compartió su historia frente a 178 asistentes a un evento de conmemoración del Día Mundial contra la Trata de Personas.

De lo que fueron sus días en Hong Kong contó algunos detalles: siempre tenía que vestir de rojo, recibir maltrato y amenazas por parte de su ‘manilla’, aguantar hambre y recibir $2500 dólares hongkoneses por cada ‘cliente’.

“Después de tanto llorar y resignarme, empecé a ganarme la confianza de mi ‘manilla’, quien me había quitado todos mis documentos personales, incluido el pasaporte, y todos los días me recordaba que le debía casi $80 millones. Hasta que un día logré huir”, contó la mujer de 27 años, quien en un momento de su estadía en China pensó en quitarse la vida.

“Uno allá no se siente ni siquiera una persona, sino un objeto que no vale nada y que todos utilizan. Mi único apoyo eran mis compañeras, conocí al menos diez mujeres en mi misma situación, algunas colombianas. Hoy cuento mi historia para que muchas jóvenes abran los ojos y entiendan que de eso tan bueno no dan tanto”, dijo.

Lea también: Así cayó la banda que robaba casas en Cali y municipios del Valle y Antioquia

346 víctimas de trata en Colombia

Paulina es una de las 36 víctimas de trata de personas que se han registrado en el Valle del Cauca desde el 2016, captadas en Cali (17), Dagua (5), Tuluá (3), Jamundí (2), Yumbo (1), El Cerrito (1), El Águila (1), Buga (1), La Cumbre (1), Cartago (1), Candelaria (1), Palmira (1) y Ansermanuevo (1).

“Todos se vieron tentados por una supuesta gran oportunidad en el extranjero. Existe un subregistro, hay que decir que es un fenómeno que se presenta en todo el país, y nuestro departamento no es ajeno a ello. Este es un día para concientizarnos, promover y prevenir a la comunidad sobre este tipo de propuestas que les puede costar la vida”, explicó la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro.

Según datos del Ministerio del Interior, el Valle es el tercer territorio de Colombia donde más víctimas son captadas por el delito de trata de personas, después de Bogotá (56 casos) y Antioquia (56 casos).

Según explicó Gilberto Zuleta, coordinador del Proyecto de Lucha contra la Trata de Personas y el Tráfico de Migrantes de la oficina de la Naciones Unidas, no existe ningún país inmune a este fenómeno, bien sea porque son origen, destino o tránsito del delito.

“Colombia es un país donde se presentan las tres situaciones. Entre el año 2016 y este año se han presentado 346 casos (promedio de 115 por año), una cifra muy baja, que no es real, hay muchos casos sin ser reportados. De las víctimas identificadas en todo el mundo, que son cerca de 225 mil personas, el 49 % (110.250) son mujeres adultas y el 23 % (51.750) son niñas, lo que configura este delito como una forma de violencia basada en género. El 7 % (15.750) son niños”, dijo el experto.

Por su parte, Rocío Gutiérrez Cely, secretaria de Paz y Cultura Ciudadana de Cali, explicó que el panorama en la capital del Valle revela que las 17 víctimas registradas en la ciudad, desde el 2017, fueron recuperadas de España, China, las Bahamas, Turquía, Perú, México y Argentina, pero también de otras partes de Colombia, como Bogotá.

“Esto nos muestra que no existe un patrón, porque es un delito transnacional que buscan explotar seres humanos en todo el mundo. El 76 % de las víctimas de Cali son mujeres y el 24% hombres. El 53 % de personas fueron captadas con fines de explotación sexual (prostitución), el 41 % por explotación laboral y el 6 % por matrimonio servil, es decir, cuando se enamoran de un extranjero y se casan fuera de aquí”, aseguró la funcionaria.

Finalmente el alcalde de Cali, Maurice Armitage, hizo un llamado a la comunidad a prevenir ser víctimas de este delito, pues a principio de este año conoció el caso de tres jóvenes futbolistas que habían sido invitados a jugar en un equipo en Europa.

“Ellos se acercaron a mí a pedir ayuda para comprar unos tiquetes. Yo les dije: Si no te han llamado del Cali y del América, ya te van a llamar de Europa, de eso tan bueno no dan. Acto seguido, logramos comprobar que la carta de invitación era falsa. Por favor, no seamos tan ingenuos”, aseveró el Mandatario.

*Nombre cambiado por seguridad de la fuente.

Finalidades de la trata de personas

Prostitución ajena y otras formas de explotación sexual: Toda acción o comportamiento en el que se induce, constriñe u obliga a una persona a realizar actos sexuales para conseguir provecho económico para un tercero.

Trabajos o servicios forzados: Una persona es captada, trasladada, recibida, acogida y conminada a utilizar su capacidad de trabajo con remuneración o con la promesa de algún tipo de pago.

Matrimonio servil: Relación filial entre dos personas, donde una de ellas es privada de sus derechos y libertades, es obligada por la otra a realizar trabajos serviles y/o sexuales.

Extracción de órganos: Extracción de algún órgano o tejido humano con fines de compra o venta.

Mendicidad ajena: Una persona es utilizada para obtener el beneficio económico para un tercero.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad