Revive temor por ‘casas de pique’ en Buenaventura

Revive temor por ‘casas de pique’ en Buenaventura

Enero 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Revive temor por ‘casas de pique’ en Buenaventura

En el 2014 hubo 17 casos de desmembramiento en el Puerto.

Las autoridades insisten en que los últimos cuerpos desmembrados son casos de desapariciones del 2014. Ciudadanos dicen tener miedo.

En medio del temor que han suscitado los recientes hallazgos de cuerpos mutilados y los rumores de la reaparición de las llamadas “casas de pique” en Buenaventura, la Policía y Fiscalía insisten en que se trata de casos del año anterior y no del 2015. Hallazgo de dos cuerpos desmembrados revive miedo por 'casas de pique' en BuenaventuraDos cuerpos desmembrados y en avanzado estado de descomposición hallados en el barrio El Progreso, uno más en igual situación en cercanías del aeropuerto, han prendido las alarmas y despertado los miedos de una situación de violencia que durante el año 2014 golpeó fuertemente al Puerto. “Estas exhumaciones que hemos hecho en conjunto con personal especializado de la Fiscalía y Medicina Legal corresponden a investigaciones de hechos del año pasado. Con una metodología muy técnica se busca precisar y aclarar qué paso con estos cuerpos”, dijo el coronel Marcelo Rusi, comandante de la Policía en Buenaventura.El oficial señaló que esas investigaciones precisarán en qué tiempo se cometieron los hechos, cuáles fueron losmóviles y quiénes los responsables.Rusi fue enfático en aclarar que las autoridades están haciendo un gran esfuerzo por mantener la tranquilidad en Buenaventura, esfuerzo reflejado en importantes capturas de miembros de bandas criminales.De hecho, la semana pasada la Policía reportó la detención de alias el Carnicero, presunto responsable de la muerte de un joven en el barrio Nueva Frontera, de la comuna 12, ocurrido el primero de enero de este año.Por su parte, el coronel Carlos Mario Díaz, comandante de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina, sostuvo que no se puede hablar de casas de pique en relación con lo ocurrido en el barrio San José, donde fueron capturados cuatro menores que habían secuestrados a dos personas y que, presuntamente, los iban a desmembrar. “Los delincuentes utilizan casas abandonadas para cometer sus fechorías, afortunadamente la colaboración ciudadana y la reacción inmediata de nuestras unidades evitó la muerte de estas personas”, dijo el oficial que no confirmó la presencia de utensilios como machetes y hachas usados en estas prácticas.Pese a estas afirmaciones que comparten las autoridades de la Fiscalía, en el sentido de que se está trabajando fuertemente para mejorar las condiciones de seguridad en Buenaventura, el temor sigue paseándose por los barrios del puerto, especialmente de la comuna 12. “Encontraron una casa donde había rastros de sangre, pero cuando regresaron los investigadores, la casa de madera ya había sido desbaratada y borrada toda evidencia”, dijo un habitante del barrio El Progreso donde se presentaron los dos últimos desmembramientos a finales del 2014. Respecto a estos casos, familiares de personas desaparecidas entre el 23 y 26 de diciembre coincidieron en señalar que se trataría de sus seres queridos.“Él salió con una camisa negra y unas botas pues lo habían llamado para trabajar construcción, mi hijo no se metía con nadie, pido que se haga justicia”, dijo la madre de Jonathan Suárez, un joven de 19 años que aparece como una de las presuntas víctimas de descuartizamiento.Reclutamiento infantil y juvenilAdemás del temor por la reaparición de desmembrados, los habitantes de Buenavnetura denuncian que hay muchos jóvenes y niños que trabajan para las bandas como vigilantes, llevando paquetes, transportado armas y drogas y se dice que están cometiendo todo tipo de delitos tales como homicidios, extorsiones y robos para buscar ganarse un lugar como jefes en estas organizaciones. El propio obispo Monseñor Héctor Epalza, ha mostrado su preocupación por lo que está pasando con las jovencitas y los jovenes en muchos barrios del Puerto.“Hasta los inducen al consumo de drogas para tener más control de ellos, las niñas son violadas y acosadas sexualmente, no hay una ruta de protección de las autoridades para esta población”, dijo el Obispo, que no desconoce los esfuerzos de la Policía y la Fiscalía. “Desafortunadamente la gente no denuncia, hay niñas de 12 años embarazadas de criminales, viéndose obligadas muchas veces a abortos forzados, especialmente en las comunas 7, 9 y 12”, termina el religioso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad