Publicación de acuerdos con Farc da credibilidad al proceso de paz, según analistas

Publicación de acuerdos con Farc da credibilidad al proceso de paz, según analistas

Septiembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Publicación de acuerdos con Farc da credibilidad al proceso de paz, según analistas

Los delegados del Gobierno y de las Farc que negocian el proceso de paz en Cuba.

Expertos y analistas del conflicto armado afirman que con la publicación de estos textos el Gobierno espera darle un nuevo aire al proceso de paz en la opinión pública.

Como una renovación a la credibilidad del proceso de paz entre Gobierno y Farc fue calificada la decisión de hacer públicos los borradores de los acuerdos logrado en La Habana, Cuba.El analista político de la Universidad de La Sabana, Diego Cediel, sostiene que esta es una manera de callar las críticas de los opositores al proceso y también de la comunidad en general que está escéptica frente a las negociaciones.Además, explica que es una forma de ir preparando el ambiente legislativo porque tiene grandes retos políticos y legales tras un escenario pos diálogos.Considera que la decisión es “una apuesta sumamente arriesgada” porque están poniendo sobre la mesa sus cartas y esto puede ser usado como “un caballito de batalla por muchos sectores”.El docente político de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo, dijo que es una manera del Presidente de cumplir su promesa de campaña de que la paz estaría lista antes de terminar el año y “esta es una manera de proteger ese proceso de la polarización”.También considera que la decisión es arriesgada puesto que significa defender un acuerdo con una guerrilla impopular. “Incluso la división sobre el proceso de paz existe dentro de las filas militares y mucha gente cree que las Farc está buscando tiempo para reacomodarse”..Para Jorge Restrepo, director del Cerac, que el anuncio se diera en la cumbre de la ONU es estratégico para acaparar la atención de la prensa internacional y con ella, el respaldo a los diálogos. “El Presidente no pudo elegir un mejor escenario, está reunido con 193 países miembros del organismo, donde hay una amplia gama de conflictos en discusión. Que Colombia hable de paz cuando el conflicto de Siria o Ucrania es la noticia del día, definitivamente tiene implicaciones positivas para el apoyo al proceso”, dijo el experto.DESARROLLO AGRARIO:Sobre este tema, el Gobierno y las Farc acordaron la conformación de un Fondo de Tierras de distribución gratuita que contará con millones de hectáreas provenientes de distintas fuentes las cuales serán distribuidas entre los campesinos despojados. Esta distribución se realizará priorizando a los desplazados y a mujeres cabeza de familia. Esto estará complementado por programas de acompañamiento en vivienda, asistencia técnica, capacitación, adecuación de tierras recuperación de suelos donde sean necesarios proyectos productivos, de comercialización y acceso a medios de producción que permitan agregar valor, así como provisión de bienes públicos. Esto incluye también la formalización de propiedades, lo que significa otorgar títulos de propiedad de manera gratuita, masiva y progresiva a todos los campesinos colombianos que ocupen o posean predios. Se realizará una actualización del catastro rural para establecer un impuesto predial progresivo. Igualmente, se establecerá un ‘Plan de zonificación ambiental’ que señale la delimitación de las áreas de frontera agrícola y las de manejo ambiental especial, con miras a la protección de la biodiversidad y el derecho progresivo al agua de la población, propiciando su uso racional. Cada uno de estos programas sería previamente acordado con la participación directa de la comunidad, de tal modo la solución al problema agrícola y de tierras se implemente de acuerdo a las necesidades de cada comunidad y de cada territorio.Lea el texto sobre desarrollo agrario aquíPARTICIPACIÓN POLÍTICA:En este punto se acordaron las garantías para la participación política de la oposición, de tal forma que no se estigmatice, ni se ataque a la población que desee hacer oposición al gobierno que esté al mando en el momento. Esto será válido, tanto para la oposición formal en las instancias políticas, como para la informal en las instancias sociales. También se garantizará un acceso igualitario a los medios de comunicación, especialmente los que sean de carácter público o comunitario. Las comunidades serán capacitadas en el uso de equipos para que puedan emitir o publicar sus historias y opiniones en los medios de comunicación. Todo esto será vigilado de cerca, tanto por las instituciones formales que integran los órganos de control, como por la misma sociedad civil a través de veedurías ciudadanas. El Gobierno deberá atender los llamados de estas veedurías e investigar los casos que sean considerados de gravedad.Así mismo, el borrador acuerda las garantías para la movilización y la protesta de los ciudadanos, asumidas como formas de acción política, la libre circulación y expresión, la libertad de conciencia y a la oposición.Entre otros puntos acordados están las medidas para promover el acceso al sistema político, la igualdad de condiciones en la competencia política, la participación electoral, la reforma del régimen y de la organización electoral y la representación política de poblaciones afectadas pór el conflicto armado.Lea el texto sobre participación política aquíDROGAS ILÍCITAS:El documento de 20 páginas explica que para sustentar las bases de una paz estable y duradera es necesario, entre otros, encontrar una solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, incluyendo cultivos, producción y comercialización. El acuerdo sobre las drogas ilícitas se dividió en tres partes, la primera se relaciona con la sustitución de cultivos que, según el borrador, se deberá realizar de manera concertada y paulatina con las comunidades.La idea, complementa el acuerdo sobre la política agraria, buscando garantizar que los cultivos nuevos de los campesinos, no solo sean sustentables sino que les ayuden a mejorar sus condiciones de vida. La segunda parte está relacionada con el consumo, para lo cual se acordó que éste sería tratado como un tema de salud pública y no como un delito. En este sentido, tanto el Estado como la sociedad civil deben adquirir un compromiso más fuerte en términos de prevención y reducción del consumo. También se determina que las personas en estado de adicción, serán tratadas como enfermos y se les brindará el acceso gratuito a la rehabilitación. Finalmente, se acordó que el tráfico de estupefacientes será perseguido, combatido y judicializado, de tal forma que las actividades delictivas de la mafia dedicada a esto sean prevenidas. También se investigará sobre la participación de organismos oficiales en actos como lavado de dinero y encubrimiento a los criminales.Lea el texto sobre las drogas ilícitas aquí

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad