Por lo menos dos menores son aprehendidos cada día en Cali por cometer delitos

Por lo menos dos menores son aprehendidos cada día en Cali por cometer delitos

Julio 24, 2019 - 10:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Ser policía en el oriente de Cali / 12

Policía Metropolitana de Cali 

Jorge Orozco / El País

Entre uno y dos menores de edad son aprehendidos diariamente en Cali por cometer algún tipo de delito, siendo el hurto, el porte de armas y el tráfico de estupefacientes, los delitos en los que más se ven involucrados en la capital del Valle.

Este es el cálculo que revela la detención de 385 menores infractores entre el 1 de enero y el 23 de julio de este año, es decir, 105 aprehensiones menos comparado con el mismo periodo de 2018, cuando se registraron 490 casos, según datos de la Policía Metropolitana. La cifra representa una reducción del 21 % en la participación de menores en actividades delictivas.

Un total de 313 fueron capturados en flagrancia y 72 por orden judicial. El 28,1 % (108) fueron presentados ante las autoridades por el delito de hurto en sus diferentes modalidades; 27,5 % (106) por fabricación, tráfico o porte de armas de fuego y el 17,7 % (68) por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

De otro lado, 20 menores fueron detenidos por violencia intrafamiliar, 19 por lesiones personales, 17 por receptación, 11 por homicidio, 9 por extorsión, entre otros delitos.

Más allá de la cifras, ¿qué es lo que está generando que los menores de edad se sigan sumando a actividades ilegales en la capital del Valle?
De acuerdo con el intendente Andrés Burbano, jefe de la Unidad Básica de Investigación Criminal de la Fiscalía de Infancia y Adolescencia, existen varios factores que dan respuesta a esta interrogante.

“Empecemos por las condiciones de desigualdad, que generan que el delito sea llamativo para los menores... incluso es visto como la única opción de supervivencia. Porque no hay comida en la casa, porque la mamá tiene que salir a trabajar y dejar a los tres hijos con la abuela, porque el papá le pega a la mamá cuando llega borracho, porque la familia vende estupefacientes. Es decir, crecen en condiciones marcadas por la violencia, donde la necesidad abunda”, explicó Burbano.

El Intendente, además, señaló que, cuando la necesidad misma no obliga al menor a salir de la casa, son las bandas delincuenciales las que los invitan a hacerlo.

“Los menores siguen siendo instrumentalizados por organizaciones criminales porque, en la gran mayoría de casos, según sea el delito cometido, son amparados por la Ley 1098 (De Infancia de Adolescencia). No es lo mismo que un adulto cometa un hurto, a que lo cometa un menor de 14 años”, acotó el uniformado.

Lea también: Rescatan a 28 niños venezolanos que eran 'alquilados' para mendigar en Colombia

“Según la norma, para que un fiscal solicite privación de la libertad a un adolescente por hurto, este tiene que cumplir unos requisitos, entre ellos, tener más de 16 años. Entonces vemos que la gran mayoría que ingresan por hurto tienen 14 y 15 años. ¿Qué hace el fiscal, según la Ley?, solamente le imputa cargos, pero no le solicita medida y sale nuevamente a la calle. Es de esta manera que los invitan a cometer otros delitos, como el homicidio”, afirmó el policía, al señalar que por estas razones, por ahí el 60 % o 70 % de las bandas delincuenciales en Cali utilizan menores de edad para cometer todo tipo de delitos.

Y agregó: “En Cali hemos visto, incluso, que jóvenes infractores falsifican registros civiles para aparentar ser un menor de edad. También hemos visto que la mayoría de adolescentes aprehendidos por delitos como homicidio, porte de armas o estupefacientes, se niegan a revelar quién es el autor intelectual del hecho”.

Y precisamente, del panorama expuesto por el Intendente, fueron testigas varias personas el pasado domingo (21 de julio), cuando se registró el homicidio de un taxista a manos de un menor de 14 años en medio de lo que sería un presunto intento de hurto.

El hecho sucedió en el barrio Desepaz (oriente de Cali) y generó indignación al conocerse, por pronunciamiento de la Policía, que el presunto agresor fue identificado, pues es el mismo menor ya había sido aprehendido 20 días atrás por intentar disparar contra un policía en el Oriente. Sin embargo, en aquella ocasión fue dejado en libertad.

Reduce la participación

De acuerdo con el intendente Andrés Burbano, la reducción de la participación de los menores en el delito ha sido significativa en la última década:

“En 2007 ingresaban cerca de 2000 menores por diferentes conductas punibles, pero si nos ponemos a mirar el año pasado, no ingresaron más de 900, aún teniendo en cuenta que atendemos casos de Yumbo, Vijes, La Cumbre y Dagua”, informó el uniformado, quien atribuyó la reducción en la cifra a las acciones de prevención y la desarticualación de bandas.

“En algún momento de la historia, las autoridades (Alcaldía, Policía, Fiscalía, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) empezaron a trabajar fuertemente en prevenir el delito, principalmente, en las zonas vulnerables de la capital del Valle”, expresó el Intendente.

A su opinión se suma la del secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, quien resaltó que, precisamente, gran parte de la reducción de homicidios en la ciudad la aportan los jóvenes que dejaron de vincularse a actividades delictivas.

“Programas como Tratamiento Integral de Pandillas, Tips, Jóvenes sin Fronteras, realizados en trabajo conjunto con Policía y el Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, ha demostrado que desde el 2015 al 2018 se redujeron en un 80 % los homicidios por motivos de pandillas. Serían alrededor de 300 jóvenes salvados en los últimos años gracias a la intervención que ofrece a los jóvenes un acompañamiento para reformular su plan de vida”, aseveró Villamizar.

El funcionario, además, destacó que muchos de estos jóvenes, que dejaron de estar vinculados a actividades delictivas, ahora hacen parte del Programa Gestores de Paz.

Ley para menores infractores

De acuerdo con la Ley 1098 de 2006, mediante la cual se creó el Código de Infancia y la Adolescencia, solo quienes cometan un delito a partir de los 14 años ingresan en un proceso penal.

Los menores de 14 años que incurran en algún delito ingresan a un proceso de restablecimiento de derechos, pero no van ante un juez.
Si un menor comete un delito y es capturado cuando ya es un adulto, será penalizado como menor por los delitos que haya cometido antes de los 18 años. Si delinquió siendo mayor de edad, será judicializado como un adulto.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad