Más de 3550 personas han sido capturadas en flagrancia en Cali en lo que va del año

Más de 3550 personas han sido capturadas en flagrancia en Cali en lo que va del año

Julio 06, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Captura

Las capturas en flagrancia son aquellas en las que la persona es aprehendida mientras comete un delito.

Colprensa / El País

Este año, en Cali, han sido capturadas en flagrancia 3556 personas, 69 más que 2017, por diferentes delitos. De estas, el 8 % fueron cobijadas por un juez con algún tipo de medida de aseguramiento, bien sea en una prisión o en la residencia del detenido.

Así lo dio a conocer el coronel Fabián Ospina, subcomandante de la Policía de Cali, al indicar que los delitos más presentes en las detenciones son el hurto en sus diferentes modalidades; el tráfico, la fabricación o porte de estupefacientes y la fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, cargos que representaron 2200 de las 3556 aprehensiones.

“No es tener más policías en las calles, es un tema de política criminal del país, pues es muy probable que los que quedaron libres, que siguen vinculados a las investigaciones, reincidan en el delito. Por ejemplo, este año van 868 personas detenidas en flagrancia por hurto y lo ideal es que todas estuvieran con alguna medida de aseguramiento privativa de libertad para que salieran de circulación, pero eso no es así”, afirma el oficial.

No obstante, el coronel Ospina cree que en cuanto al homicidio las capturas son significativas al registrar 192 detenciones, pese a que el número es menor si se tiene en cuenta que el año pasado a la fecha iban 220 detenciones.

La estación de Policía del barrio El Vallado, oriente de Cali, registra el mayor número de capturas en flagrancia por porte ilegal de armas: este año van 96 detenciones.

“Este año, al 5 de julio, iban 607 homicidios, trece menos que 2017. Del total de casos, las cifras nos dicen que por cada tres asesinatos tenemos una captura en flagrancia, esto gracias a los cuadrantes y 1500 policías, de diferentes especialidades, que apoyan las labores comunitarias”, acota el Coronel.

Sin embargo, información compartida a este diario por la Sijín de la Policía Metropolitana, muestra que, a la fecha, este año investigadores judiciales han logrado esclarecer 71 homicidios, un número menor si se tienen en cuenta que este es uno de los delitos de mayor impacto en la capital del Valle.

“Esclarecido significa que el agresor fue capturado o luego de cometer el asesinato se suicidó, como algunos feminicidios, o que luego de un largo proceso fue condenado”, cuenta una fuente de la Sijín.

La fuente reconoce que en muchos casos los homicidios son complejos de esclarecer porque “un investigador acá, en Cali, puede tener hasta seis casos por resolver, no como en Estados Unidos donde para un caso pueden destinar diez o quince funcionarios”.

Por mencionar solo algunas de las recientes aprehensiones en flagrancia, el miércoles pasado hubo diez capturas por diferentes delitos, una de ellas ocurrió en la Calle 5B con Carrera 43, barrio Tequendama, donde fue capturado un hombre de 62 años que fue sorprendido robando $1.500.000 en efectivo.

Ese mismo día, en otro momento, en la Carrera 4N con Calle 70, barrio Calima, un joven de 22 años fue detenido por portar ilegalmente un revólver Smith & Wesson avaluado en $1.500.000.

También, en la Calle 84 con Carrera 1B1, barrio Petecuy II, fue capturado por el cuadrante un hombre de 29 años, a quien se le encontró en su poder 80 gramos de marihuana, 5 gramos de base de coca y 11 gramos de basuco (base sucia de coca).

Lea además: Junio fue el mes menos violento en 25 años en Cali, ¿qué dice la Alcaldía?

¿Qué opinan expertos?

Para Jesús Darío González, coordinador de la Fundación Ciudad Abierta, el gran número de personas libres tras ser detenidos en flagrancia es la muestra de las falencias que arrastra el sistema judicial del país.

“A eso se suma que a los que privan de la libertad a los meses los deben dejar libres por vencimiento de términos, sin duda que el nuevo Gobierno Nacional debe pensar en asegurar unos recursos para pensar en una reforma del sistema de justicia que, desde hace al menos una década, presenta serios problemas estructurales”, dice el experto.

González añade que otra falencia se debe a problemas de logística laboral en la rama judicial. “La Policía captura, pero luego no hay proceso judicial que siga de forma rápida y eso afecta la capacidad operativa y de inteligencia, por eso las libertades por vencimiento de términos”.

Muy diferente piensa el abogado penalista Mario Iguarán, exfiscal general de la Nación, quien dice que no en todo caso se requiere de medida de aseguramiento aunque la detención haya sido en el momento de los hechos.

“No debemos relacionar captura en flagrancia con necesariamente medida de aseguramiento, porque por ejemplo, si la pena del delito por el que la persona fue detenida es menor a 4 años, la ley no obliga al juez a la medida. Así puede pasar con el hurto simple, la estafa, violación de habitación ajena, entre otros”, afirma el jurista.

Iguarán recuerda que el juez puede ordenar una medida de aseguramiento en al menos tres escenarios: que exista posibilidades de que el detenido pueda obstruir la justicia; que sea un peligro para la sociedad y que haya razones para creer que no vaya a comparecer a cumplir una sentencia condenatoria en el caso de que esta llegue a existir.

Otras razones

Frente a la libertad de algunas personas capturadas en flagrancia por diferentes delitos, Piedad Bohórquez, abogada litigante, cree que los jueces toman la decisión de que el sindicado comparezca libre por cuenta de la crisis carcelaria.

“En las ciudades hay mucho delincuente capturado y por eso, cada vez más, las cárceles tienen hacinamientos, de ahí que los jueces deciden dejar libres a muchos de los detenidos, pero los procesos para cada uno continúan desde la libertad”, dice la jurista.

Lea además: 'Halcón' de la Policía ha ayudado a desmantelar 27 bandas criminales en un año

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad