"Los invisibles", la nueva generación de narcotraficantes en el país

Escuchar este artículo

"Los invisibles", la nueva generación de narcotraficantes en el país

Marzo 14, 2018 - 11:45 p. m. Por:
Colprensa
Jeremy McDermott,

Jeremy McDermott, Director Ejecutivo de la Fundación Insights Crime.

Colprensa / El País

Una nueva generación de narcotraficantes en Colombia fue denominada como ‘Los invisibles’ por el centro de investigación InSight Crime, que presentó ayer una nueva radiografía sobre ese fenómeno delincuencial en tiempos de paz, con la guerrilla de las Farc desmovilizada.

El análisis enfatiza en que los capos de la droga colombianos ya no buscan un ejército privado que los proteja, sino que procuran conservar el anonimato.

De hecho, Jeremy McDermontt, director Ejecutivo del organismo, señala que posiblemente la razón por la que Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, máximo cabecilla del ‘Clan del Golfo’, está todavía vivo es porque estaría viviendo casi como un guerrillero, de cambuche en cambuche en la selva.

“Nadie quiere ser un visible corriendo por su vida en una selva. Prefiere vivir tranquilo en El Poblado, en El Chicó, en las zonas ricas de las ciudades del país”, señaló. El “invisible” se viste bien, sin ser ostentoso, vive en un apartamento de clase media alta, parece un hombre de negocios respetable, sin llamar la atención.

De acuerdo con esta caracterización, hay dos tipos de narcos ‘invisibles’: Uno que lleva años en el negocio, que sobrevive manteniéndose fuera del radar, y el “narco hijo”, que nació en el negocio, aprendió del padre e incluso del abuelo. Ambos serían parte de un primer nivel de la estructura del narcotráfico en el país, junto con otros identificados como ‘Otoniel’, o los disidentes de las Farc Géner García Molina, alias Jhon 40.

Otro invisible sería José Bayron Piedrahíta, quien está a la espera de ser extraditado a Estados Unidos, y quien ha sido vinculado con el narcotráfico desde la época del cartel de Cali. “Había mantenido su invisibilidad por mucho tiempo, pero una mención en la Lista Clinton en 2016 lo había puesto en el radar de las autoridades. Para volver a la sombra, parece que llegó al extremo de sobornar a un agente estadounidense”, dice el informe.

Y este ‘invisible’ hace parte del panorama actual del narcotráfico en Colombia que, según InSight Crime, actualmente produce hasta 1000 toneladas de cocaína por año.

Lea también: "Series como Narcos no sólo deben dar la versión de los criminales": Óscar Naranjo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad