La reconciliación, tema vital en el posconflicto

La reconciliación, tema vital en el posconflicto

Septiembre 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La reconciliación, tema vital en el posconflicto

De la familia y la mujer en el posconflicto dialogaron ayer la hermana Carmiña Navia, la especialista Xiomara Balanta y el sacerdote Enrique Silvestre, en un conversatorio moderado por la periodista Paola Gómez.

En Expocatólica se habló de la importancia de la familia, la mujer y los ciudadanos en este proceso. Apartes de dos conversatorios.

De reconciliación y perdón se habló el viernes en Cali. Pero también de la importancia de la familia, de la mujer y de los ciudadanos en el posconflicto.Todo esto ocurrió en Expocatólica, el evento más grande de la Iglesia Católica que se está realizando en el Centro Comercial Premier Limonar, en el sur de la capital del Valle y que finalizará mañana.Allí, donde más de 20.000 fieles han sido testigos de encuentros lúdicos y espirituales, talleres, conciertos musicales y demás, hubo espacio para un congreso que giró en torno a lo que se denominó ‘Viva la reconciliación’.El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, dijo que lo más importante de hablar de estos temas es motivar de alguna forma a las personas para que empiecen a creer en eso que por muchos años se ha esperado, una Colombia sin guerra, un país en paz. Todos en familia felices, en una ciudad y un país de personas felices, hablando de alegría, como ha tenido que ser siempre. “Cada historia, cada participación que aquí se está dando y que se ha dado siempre son el mejor ejemplo para decir que es el momento de ponerle el cuerpo a la paz. Por eso soy reiterativo con la frase: hagamos de la paz una realidad sincera, concreta, personal y real”, expresó monseñor Monsalve, quien invitó a todos a mantener siempre la fe.Una fe que nos lleve a construir la paz entre todos los ciudadanos, entre todas las familias, como concluyeron el viernes los que participaron del congreso. Los invitados a los conversatorios, de alguna manera, trataron de explicar lo que se debe tener en la cuenta en ese escenario de posconflicto, en ese después de una soñada firma de la paz, ese del que tanto se está hablando en La Habana, en Colombia, en Expocatólica.La paz y la familiaEl sacerdote Enrique Silvestre, invitado internacional en Expocatólica, dice que una cosa si tiene clara: la paz llega a través de la familia.“En ese proceso de la busquedad de la paz en familia la mujer juega un papel muy importante, pues será la figura a seguir por sus hijos, por sus otros parientes. Ella es la que decidirá si da un paso atrás o uno adelante”, dice el padre.Ahora, el gran reto para el mundo, en este caso para Colombia, es escuchar, afirma Silvestre. “Escuchar a las mujeres, a las familias, eso en muchas partes no pasa y es un obstáculo para avanzar. Si eso se da, seguro todo será diferente”, afirma. Mujeres unidas“Las mujeres tenemos que unirnos para ir consiguiendo un papel y una ubicación social. No es nada fácil, pero debemos prepararnos para ello”, asegura la hermana Carmiña Navia.Hacer esto, dice esta mujer, será un paso importante para hablar de procesos de paz, de reconciliación, de posconflicto, pues la mujer tiene más desarrollada la capacidad de acoger, de abrazar a las personas que empizan esa estapa se sanar las huellas de la violencia, de la guerra.“Después de esto, de la partipación de la mujer y la familia, podremos empezar a pensar en construir una sociedad mejor para el futuro”, dice. Mujeres despiertasLa abogada Xiomara Balanta sentencia que las mujeres tienen que empoderarse, no ser simples espectadoras de los procesos que se están dando en el país, como por ejemplo este de paz, de posconflicto.“Hay que demostrar que estamos despiertas, unas más que otras, pero conscientes del rol que podemos y debemos asumir no solo en la familia, sino en la sociedad”, manifiesta Balanta.Y es que estamos ante una oportunidad de fortalecer la sociedad, la familia, el país. La paz y la reconciliación es posible, declara Balanta.Apoyar el procesoEl politólogo León Valencia viene tratando de decirle a las personas que escuchan sus intervenciones que lo mejor que se puede a hacer hoy es apoyar una salida negociada al conflicto, pues eso ayudará a la paz.El viernes en el congreso lo volvió a repetir. “En este momento se está negociando en La Habana diferentes puntos de una agenda política que beneficiará a varias personas, en especial a las que han sido víctimas del conflicto. Por eso es que se necesita el apoyo”, cuenta Valencia.Y es que, asegura este politólogo, ya no puede seguir existiendo más guerra, debe haber una movilización social para lograr la tan anhelada paz.Cambios en el país“En Colombia se han registrado 89 guerras y 88 procesos de paz, lo mismo que 63 indultos y 25 amnistías, como quien dice, somos un país con experiencia en este tipo de procesos”. Esto lo argumenta el politólogo Rosemberg Pabón, para decir que debe de haber un cambio. Pero un cambio verdadero, sigue hablando Rosemberg.“Porque somos buenos en reconciliarnos, pero no rectificando. Mientras se hacen las guerras, en Colombia no se solucionan las causas de las mismas, luego quedan abiertas las posibilidades de otro conflicto”, explica este analista político.Entender la realidadEl personero de Cali, Andrés Santamaría, afirma que en la ciudad no se ha comprendido que entender sus realidades sociales, es comenzar a encontrar las soluciones a sus conflictos. “Eso mismo está pasando en Colombia con el proceso de paz, estamos buscando soluciones tras comprender una realidad”, dice. “En Cali tiene que pasar eso, hay que entender, por ejemplo, la situación de violencia entre los jóvenes, la violencia contra la mujer, el comportamiento de criminalidad. Aquí también debe empezar un proceso de paz”, asegura Santamaría.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad