Juan Carlos Madero, presunto intermediario en red de chuzadas, se declaró inocente

Juan Carlos Madero, presunto intermediario en red de chuzadas, se declaró inocente 

Septiembre 14, 2018 - 11:57 p.m. Por:
Colprensa
Audiencia Juan Carlos Madera

En el complejo judicial de Paloquemao, se lleva a cabo la audiencia de Juan Carlos Madera Mendieta, implicado en el caso de las chuzadas.

Colprensa

Ante el Juzgado 12 con función de Control de Garantías, la Fiscalía General de la Nación imputó cargos a Juan Carlos Madero Mendieta, quien sería intermediario en una red dedicada a realizar interceptaciones ilegales, en tal investigación están vinculados tres exoficiales del Ejército Nacional y el general (r) de la Policía Humberto Guatibonza.

Los delitos por los que fue llamado ante los estrados judiciales son concierto para delinquir, acceso abusivo a sistema informático, utilización ilícita de redes de comunicación, uso de software malicioso agravado, violación de datos personales e interceptación de datos agravado, cargos que no fueron aceptados.

En medio de la diligencia judicial el fiscal del caso, reveló que el coronel (r) del Ejército Nacional Jorge Humberto Salinas, capturado y judicializado durante el mes de agosto en Cali, por pertenecer a dicha red de interceptaciones, adelantó diálogos con la Fiscalía a cambio de ventajas en su proceso judicial.

Lea también: Capturan a Juan Carlos Madero, pieza clave del escándalo de chuzadas

En su proceso de colaboración, Salinas reveló que Madero Mendieta era uno de los presuntos intermediarios en la organización y quien llevaba a los clientes “más fuertes”, como el senador Armando Benedetti.

“Respecto del señor Juan Carlos Madero, tal como lo argumenté con él, hice una relación comercial con la empresa Quarckom en temas netamente civiles, de ingeniería electrónica, de la cual yo decidí dar fin a esa alianza por pérdida de dinero, en esas se ofrece a trabajar conmigo, y me dice que se pone la camiseta, que consigue los clientes y de ahí le de una participación del 25 %”, dijo el fiscal.

Entre tanto, en el interrogatorio hecho a Salinas, la Fiscalía constató que existe una serie de carpetas que dejaban ver la forma como operaba la estructura criminal que tenía sedes en Cali (Valle del Cauca) e Ipiales (Nariño).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad