Imputan cargos de responsabilidad fiscal contra dos exalcaldes de Buenaventura

Imputan cargos de responsabilidad fiscal contra dos exalcaldes de Buenaventura

Julio 02, 2019 - 11:43 a.m. Por:
Colprensa
Bartolo Valencia

Bartolo Valencia, exalcalde de Buenaventura (2012-2015).

Archivo de El País

A título de culpa grave, la Contraloría General imputó responsabilidad fiscal contra los exalcaldes de Buenventura Bartolo Valencia y Wilmer Garcés. También al contratista, el Consorcio Acuaparque, y al exsecretario de Infraestructura Vial de Buenaventura, Julio César Díaz.

El ente de control afirmó que "se pagaron actividades que no fueron ejecutadas y que se tuvieron que compensar con obras ejecutadas por el contratista que eran necesarias para el desarrollo de la obra pero que nunca fueron contratadas, por tanto, lo pagado no coincidía con lo ejecutado".

De esta forma, también se imputaron cargos a Julio César Díaz Cuero, en su condición de secretario de Infraestructura Vial del Distrito de Buenaventura, Interventor y Supervisor del contrato de obras del 3 de agosto de 2015, los otros imputados son el miembro del Consorcio Aguaparque, Fredy Jesús Mosquera Obando, y la empresa Dismod Ingenieros Ltda.

¿Y la obra?

El contrato del 3 de agosto de 2015 fue suscrito entre Wilmar Garcés Lozano, en su calidad de Alcalde Distrital de Buenaventura (e) y el Consorcio Acuaparque por un valor de $3.842 millones y un plazo de ejecución de la obra de 6 meses.

Entre el mes de agosto y diciembre de 2015, la administración saliente, sin reportarlo al nuevo Alcalde, le giró al contratista recursos por concepto de anticipo por el orden de $3627 millones, suma que representa el 94,42 % del valor total del contrato, de los cuales sólo se invirtió el 22,44 % al mes de julio de 2016.

La obra finalmente no se concluyó porque los trabajos se suspendieron y nunca se reanudaron. Según la Contraloría "lo anterior se dio en razón a las deficiencias en la planeación de la obra, situación que quedó evidenciada en las varias suspensiones de ejecución de obra y los informes de interventoría".

Para finalizar el ente de control aseguró que “los planos no tenían detalles constructivos, niveles, especificaciones, ni cotas, y tampoco definían instalaciones técnicas (hidráulicas, sanitarias, redes eléctricas y funcionamiento de piscinas), esto sin contar que, desde un principio, las obras se encontraban invadidas por viviendas en madera y ferro concreto”.

Lea además: Vía a Dapa tiene apenas cuatro años y ya presenta fallas, este es su estado

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad