Homicidios en Cali bajaron en mayo, pero el balance del año preocupa a autoridades

Homicidios en Cali bajaron en mayo, pero el balance del año preocupa a autoridades

Junio 01, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Homicidio

En una casa de este callejón, en El Vallado, fue asesinado el futbolista. “Pido justicia por mi hijo, él no se metía con nadie”, dijo Elvia Trujillo, madre del joven.

Especial para El País

Mayo cerró con una cifra preliminar de 87 homicidios en Cali, once casos menos que el mismo periodo del año anterior cuando se registraron 98 homicidios, según datos entregados por la Policía Metropolitana.

Sin embargo, pese a la reducción, que se suma a los buenos indicadores de enero y febrero, los cinco primeros meses del año terminaron con 513 homicidios, una cifra superior a la del año pasado, en el mismo periodo, cuando hubo 492 muertes violentas.

El caso más reciente y que tiene conmocionado al mundo del fútbol es el asesinato ayer de Alejandro Peñaranda Trujillo, de 24 años, quien era jugador del Cortuluá. El joven fue abordado por un sicario, que iba a pie, cuando se encontraba en la vivienda de Cristian Alexis Borja, quien juega en el Deportivo Toluca, en México, y resultó ileso en el ataque sicarial.

En los hechos, ocurridos a la 1:00 a.m. en el barrio El Vallado, oriente de la ciudad, resultó herido el futbolista Eisen Izquierdo, del Cortuluá, quien fue trasladado de urgencia al Hospital Universitario del Valle, HUV, donde recibe atención médica.

Tras lo sucedido, la Policía Metropolitana de Cali informó que ya tienen las características del sicario que ingresó hasta el predio y disparó de forma indiscriminada contra los presentes, además de contar con videos de cámaras de seguridad que ya hacen parte de la investigación.

Lea también: 'Colombia, tercer país del mundo con la cifra más alta de homicidio infantil'.

“Estamos ofreciendo una recompensa de hasta $10 millones para quien nos entregue información que permita la captura de los responsables de este homicidio”, afirmó el coronel Fabián Ospina, subcomandante de la Policía de Cali.

El oficial explicó que el aumento en los asesinatos en el global de los cinco primeros meses se debe a marzo, que tuvo 29 casos más que el mismo mes en 2017, y abril que registró 19 reportes más que el año pasado.

Homicidios en Cali
Alejandro Peñaranda

Alejandro Peñaranda jugaba para Cortuluá.

Especial para El País

Frente al caso, Alexander Peñaranda Rodríguez, de 46 años, uno de los once hermanos que dejó Alejandro, pidió justicia por el asesinato de su familiar a manos de un hombre que llegó hasta la puerta de la casa y disparó contra los presentes luego de mencionar el nombre de una mujer.

“Que se haga justicia porque esto no puede quedar impune, los muchachos son personas de bien y mi hermano, que era el menor de la familia, era una gran persona, él no solo velaba por su esposa, su hijo de dos años, su mamá, sino que también por una sobrina que le decía papá”, dijo el familiar de Alejandro Peñaranda, quien en noviembre iba a cumplir los 25 años.

El joven deportista, desde muy pequeño, se formó en la Escuela Real Rivera en la capital del Valle, donde luego pasó a ser parte del equipo de Ciclones Fútbol Club para luego dar el salto en Bogotá a jugar en Compensar, donde fue goleador en un torneo nacional.

De ahí él pasó a las inferiores del Atlético Nacional, donde luego fue vinculado al América de Cali, dueño de sus derechos deportivos, equipo que lo llevó al Cortuluá en calidad de préstamo, donde jugaba actualmente.

Este asesinato, ocurrido en las primeras horas de la madrugada de ayer, se suma a una serie de casos de sicariato de esta semana en la ciudad que llamaron la atención de las autoridades por la forma en la que sucedieron los hechos.

Entre miércoles y jueves hubo cinco homicidios, en dos de los casos las víctimas fueron identificadas como Fabián Mauricio Arroyave Llanos, de 39 años, comerciante en Zarzal, Valle; y Estevinson Serrato Castillo, de 56 años, quien se dedicaba a los negocios de finca raíz.

De acuerdo con los reportes levantados en cada una de las escenas del crimen, las dos personas fueron acribilladas con arma de fuego cuando se movilizaban en carros particulares y los abordaron pistoleros que iban a pie, quienes luego huyeron con hombres que los esperaban metros más adelante en motocicletas de alta cilindrada.

En el caso de Serrato Castillo, para investigadores de la Policía Metropolitana llama la atención varios elementos, el principal de ellos es que el pistolero, antes de cometer el homicidio, se habría bajado de un vehículo particular marca Peugeot para disparar contra la humanidad del ciudadano.

Otro dato revelado es que seguidamente el victimario fue recogido por otra persona en una motocicleta DT de color azul para tomar rumbo desconocido, cuyas placas fueron entregadas por testigos a las autoridades.

Sin embargo, la matrícula de la moto involucrada en los hechos, según conoció este diario, corresponde a una Yamaha YBR 125 y no Yamaha DT, de acuerdo a verificaciones hechas por la Sijín de la Policía de Cali.

Para Jesús Darío González, investigador de la Fundación Ciudad Abierta, aunque haya una reducción en los homicidios de mayo, la cifra de los primeros cinco meses de 2018 en materia de homicidios debe tener varias lecturas.

“No hay relación entre los resultados y lo que la ciudadanía espera, entonces que las autoridades no sigan diciendo que los homicidios son porque las bandas se están reacomodando, que porque salieron los narcos de la cárcel y por los problemas de Tumaco y Buenaventura. El asunto de Cali requiere de respuestas que salgan más allá del ‘muertómetro’, hay que dejar de decir que bajaron dos, tres, cuatro, cinco muertos”, dijo González.

El investigador propone que desde la Secretaría de Seguridad y la Policía se planteen metas de ciudad “que involucren acciones articuladas y dejar de decir que las bandas se están reacomodando y más bien exigirle a la Policía resultados en la persecución al delito organizado, las acciones no pueden ser siguiendo reactivas”.

Tristeza

"Sin duda, la muerte de este joven de 24 años es una lamentable pérdida para el fútbol profesional colombiano porque se quedan muchos partidos por disputar y muchos goles sin gritar que seguro llegarían por la entrega y el profesionalismo que siempre brindo. Dejará una huella imborrable en nuestro equipo de corazón”, comunicaron Cortuluá y América en sus redes sociales oficiales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad