Gobierno no regresará a la mesa de diálogo en medio de bloqueos en el Catatumbo

Escuchar este artículo

Gobierno no regresará a la mesa de diálogo en medio de bloqueos en el Catatumbo

Julio 11, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Gobierno no regresará a la mesa de diálogo en medio de bloqueos en el Catatumbo

Según el informe de la ONU, "se pudo constatar: por un lado, que en las protestas campesinas hubo disparos con fusiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la fuerza pública, y por lo tanto, indicaría uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes".

Voceros del Gobierno piden que se levanten los bloqueos para poder retomar los diálogos con los campesinos del Catatumbo. Funcionarios se mostraron inconformes con las declaraciones de los delegados de la ONU.

Luego de una reunión a la que asistieron el secretario privado de la presidencia, Aurelio Iragorri, el Alto Consejero para el Diálogo Social y la movilización Ciudadana, Luis Eduardo Garzón, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, entre otros funcionarios, el jefe de la cartera política dijo que hasta que no haya desbloqueos el Gobierno no seguirá negociando. “Lamentablemente allí hay intereses de carácter político que son secundarios frente al bienestar de los campesinos. Lo que queremos en este momento es que ellos desbloqueen. No podemos seguir sentados en la mesa como rehenes de unos bloqueos, que están generando todo ese malestar que está afectando la vida y las condiciones de superviviencia en una cantidad de personas en el Catatumbo”, dijo el ministro. Sin embargo, aclaró que la violencia no es una manera de solucionar las diferencias y pidió que se esclarezca pronto las circunstancias en que murieron los cuatro líderes campesinos del Catatumbo. “No creemos que la ONU sea el organismo competente para proferir un juicio de valor o un dictamen frente a las investigaciones judiciales”, puntualizó Carrillo y agregó “esa potestad solo la tiene la Fiscalía de Colombia”. A pesar de esto el Ministro no cerró las puertas del diálogo, “estas siguen abiertas, pero bajo condiciones que nos permitan continuar con la conversación. Le llevamos al Catatumbo el paquete social más grande para esa región en toda su historia. Hemos insistido que las Zonas de Reserva Campesina tienen una connotación legal pero tenemos que cumplir con la ley, y eso no se puede sacar a través de un acuerdo”, concluyó el funcionario. Dos temas inamovibles Cabe anotar además que el Alto Consejero para el Diálogo Social y la Movilización Ciudadana, Luis Eduardo Garzón, aseguró además que en la negociación con los campesinos del Catatumbo hay dos inamovibles, el primero de ellos es la zona de reserva campesina, tema que el Gobierno no quiere negociar pues ese es un tema de La Habana, Cuba, y el segundo es la erradicación manual de cultivos. Sobre esto, Garzón dijo además que "estamos dispuestos a exponerles el plan Catatumbo para solucionar la situación. Por otro lado, está el tema de la erradicación manual de cultivos ilícitos y la minería ilegal”, dijo Garzón. Según el alto funcionario no se pueden crear expectativas frente a la solución de la situación en un tiempo corto, “ellos deben ser conscientes de que hay inamovibles. Pero, estoy convencido de que esto por la fuerza no se resuelve esta situación, creo en el carácter pacífico de los campesinos y la policía”. Garzón dijo que si esta discusión, sobre las zonas de reserva campesina, se hubiera dado hace siete meses, no tendría dificultad alguna, “como quiera que a eso el mismo Estado le ha invertido $1.046 millones; el mismo Estado ha establecido varias zonas, pero hoy cuando se discutió esto en La Habana y no hubo un acuerdo al respecto entiendo que correría un riesgo porque quitaría el peso de la mesa de negociación para terminar regionalizando”. Y agregó: “No estoy judicializando a nadie, no puedo decir que estén o no con las Farc, lo que digo es que hay una coincidencia en la agenda que es muy preocupante”. Según Garzón, hay plata e inversión en la zona, “el problema es cómo se administra, quién lo administra y con qué criterio”. Es preciso recordar que el pasado miércoles el representante en Colombia de la Alta Comisionada para las Naciones Unidas, Todd Howland, denunció que ese organismo constató el uso de fusiles de alta velocidad para contrarrestar las protestas en esa región. Sobre este tema Garzón respondió afirmando que esa institución está judicializando a la Fuerza Pública pues “este pronunciamiento por un lado desmoraliza a la Policía y por otro se vuelve un detonante para esa situación”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad