Extorsiones y drogadictos, el azote de la Galería Santa Elena

Extorsiones y drogadictos, el azote de la Galería Santa Elena

Junio 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Extorsiones y drogadictos, el azote de la Galería Santa Elena

Comerciantes y habitantes dicen que ‘ollas’ son el foco de la insegu- ridad. Homicidios, disparados.

El triple homicidio cometido el lunes pasado en inmediaciones de la galería Santa Elena puso en evidencia la situación de violencia que se vive en el sector. Los habitantes y comerciantes de la zona señalan que el nuevo caso incrementa su temor para denunciar.A las 10:00 p.m. del lunes tres disparos se escucharon en los alrededores de un colegio del sector. Varios desconocidos amordazaron a Alexis Álvarez Moreno, John Alexánder Patiño Villarraga y Eliécer Asprilla Betancourt, los llevaron hasta la parte trasera del plantel y les propinaron tiros de gracia.Las primeras investigaciones de las autoridades señalan que los tres hombres, dos de ellos comerciantes de cebolla y el otro jefe de seguridad de la galería, no tenían antecedentes penales y los móviles estaban relacionados con las extorsiones a las que son sometidos los trabajadores de la galería. Estas tres muertes se sumaron a los doce asesinatos que registró el Observatorio Social de la Violencia en Santa Elena entre enero y mayo de este año. La entidad ubica a este sector en el puesto número once de los barrios más violentos de Cali, por encima de zonas del Distrito de Aguablanca como El Poblado II y El Vergel.El silencioEl jueves de la semana pasada, el director de la Policía, general Óscar Naranjo, se trasladó con diferentes unidades a la galería de Santa Elena. El oficial indicó en la rueda de prensa que se había llegado hasta allí porque era uno de los 14 puntos más críticos en el tema de seguridad en Cali.Ese día se requisaron a 50 personas, se detuvieron ocho, se incautaron 25 kilos de estupefacientes y en el Planchón (un sector de la galería donde se venden artículos de segunda) se recuperaron 5 motos y 120 bicicletas hurtadas. Las personas que viven alrededor de la galería señalan que los atracos a las personas y a las residencias son cometidos por consumidores de estupefacientes que compran la droga en expendios dentro de la galería.“En el Planchón, venden todo lo que se roban en el barrio. Aquí llegan los ladrones de motos y los apartamenteros también, detrás de ellos es que vienen los que venden drogas”, manifestó un residente del sector.Seguridad ‘privada’Con la llegada del general Naranjo las unidades de la Sijín y el Gaula también realizaron operativos para identificar a los presuntos extorsionistas.Los comerciantes argumentan que los cobros que hacen extorsionistas a cambio de ofrecerles “seguridad” son el mayor problema de violencia. “Ellos me cobran $2.000 ó $5.000 todos los días. Son gente de acá, uno no dice nada porque ellos están aquí mismo. Ellos dicen que son los que prestan vigilancia en la cuadra, pero dicen que si uno no paga le dan piso (lo asesinan)”, relata un vendedor de la galería.En marzo las autoridades revelaron que a través de panfletos, haciéndose pasar como ‘Los Rastrojos’, dos bandas dedicadas a la extorsión tenían azotados a los comerciantes de Santa Elena. Las bandas delictivas que operan en este sector fueron identificadas como ‘Los Cebolleros’ y ‘La 23’.Un mes después, la Policía arrestó a nueve presuntos integrantes de una banda de extorsionistas que se hacían llamar ‘Los Vigilantes del Planchón’. (Ver recuadro).Un distribuidor de frutas comentó que “yo voy cada fin de semana. Depende de la cantidad que uno lleve, eso le cobran. Si uno no quiere pagar le quitan las frutas, pero si uno les vuelve a decir que no, lo mandan a matar”.Para un comerciante de la zona “estos operativos no cambiaron en nada. Ellos(los extorsionistas) ya sabían que venían y se escondieron por un tiempo”. La búsqueda de información para esclarecer el triple homicidio de esta semana es un reflejo de la ley del silencio que describen comerciantes y residentes de Santa Elena. Un investigador relató que sobre el triple homicidio “todo mundo dice que no sabe nada. Es difícil saber qué pasó si no nos colaboran”.Agregó que a pesar de las detenciones de abril pasado, aún faltan más integrantes de esa banda. “Ahora hay pocas denuncias y no hay suficiente información. Para las capturas de la operación pasada trabajamos con los datos que nos dieron sólo tres personas”.El comandante del Distrito 3 de la Policía, coronel Maximiliano Méndez, comentó que capturas que se hacen en el sector se dan en Plan Cuadrantes. “La gente sí nos da información. Todo lo que hemos logrado es porque la ciudadanía nos dice”, comentó el oficial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad