Estaciones de Policía de Cali otra vez están hacinadas

Mayo 20, 2015 - 12:00 a. m. 2015-05-20 Por:
Redacción de El País
Estaciones de Policía de Cali otra vez están hacinadas

El calabozo de la Estación de El Vallado, con 29 personas, es uno de los más hacinados. Tienen un solo baño y muchos de los detenidos tienen que dormir en el suelo en el patio.

Un total de 385 internos permanecen desde hace meses en los 28 calabozos de la Policía en Cali. Las malas condiciones de salubridad, la causa permanente de múltiples enfermedades.

En colchones, sobre cobijas y apenas cubiertos con un techo de plástico por el que se cuelan el agua cuando llueve ventiado duermen muchos de los internos recluidos en las estaciones de Policía de Cali.

Estos sitios, construidos para albergar transitoriamente a los detenidos, una vez más están hacinados y con reclusos que completan varios meses. En las 28 estaciones de la ciudad hay 385 presos.

Pese a que los organismos de control, como la Personería, han realizado constantes llamados para que se resuelva esta situación, la crisis carcelaria no ha sido superada. Mientras Villahermosa siga hacinada, las estaciones van a tener el mismo problema.

Andrés Santamaría, personero de Cali, aseguró que esta situación parece no tener solución, pues debido a la orden de un juez en Villahermosa, que tiene un gran hacinamiento, no se puede recibir más internor y esto genera una crisis en todo el sistema carcelario. 

Actualmente, la situación sigue sin una solución. Las estaciones con más detenidos son El Guabal, con 60, y El Vallado, con 29.  “Son calabozos en los que no deberían estar más de cinco personas, pero que no son recibidas en Villahermosa debido al hacinamiento y entonces acá tiene que dormir en el patio y junto al baño”, indicó uno de los uniformados que custodían a los reclusos.

La cárcel de Villahermosa tiene 11 patios, cada uno con un promedio de más de 500 reclusos. Según el último censo del Inpec, la cárcel alberga a 5.765 presos pero su capacidad es de 1.667 internos, una sobrepoblación de casi el 300 %.

Lea también: Estaciones de Policía y URI's colapsan por hacinamiento de detenidos

La semana pasada, incluso, un detenido, que había sido capturado en Terrón Colorado, por asesinar a su prima y a su hermana, se intentó suicidar. Sus mismos compañeros descubrieron que iba a colgarse, pero alcanzaron a llamar a los policías de guardia.  El detenido fue trasladado al día siguiente a la cárcel de Villahermosa.

Chica lleva cuatro meses en uno de los tres  calabozos de El Guabal. Dice que en esta estación, como es de los antiguos, pueda tener una litera, pero los que van llegando se tiene que acomodar en en suelo del patio.    

“Aquí el tiempo se pasa muy duro. La comida que manda el Inpec no es suficiente para todos los que estamos, toca repartirla entre todos. Aparte llega en muchas ocasiones rancia. A varios compañeros los han sacado de aquí al hospital con cólicos por culpa de la comida tan mala”, relató otro de los detenidos.

“En Villahermosa, al menos, uno tiene un patio por el que caminar, aquí no hay para donde moverse, no haya nada que hacer nisiquiera un televisor ni radio. Y cuando llueve, aunque los policías pusieron unos plásticos en el techo, pues si el aguacero es fuerte pues se mojan los que duermen afuera”, agregó.

A su lado, un joven saca sus brazos por la reja y muestra un nacido infectado. “Varios estamos enfermos, a mi me picó algo y se me infecto y tengo esto en carne viva. Otros tres compañeros tienen nacidos, a otros les dio chincunguña, pero nadie nos atiende”, dijo.

Otro recluso expresó que tuvo un compañero que alcanzó a durar nueve meses en la estación, pero hace quince días ya lo trasladaron a Villahermosa. “Con lo duro que es Villa, porque yo ya estuve allá una vez detenido, prefiero que me pasen. Acá es más duro porque si nos enfermamos no hay quién nos atienda. Yo llevo dos meses y mi familia no me puede visitar, no podemos tener la visita conyugal”, señaló.

En las estaciones de El Vallado, con 29 internos, y Mariano Ramos, con 24, en el oriente de Cali, la situación de  hacinamiento también es crítica. Allí solamente tienen una celda, en la que los internos comparten un solo baño y también con problemas de salubridad y enfermedades que no son atendidas.

“La situación de estos barrios de la Comuna 15 (Vallado) es compleja y el número de detenciones es alto. Pero esto siempre está con sobrecupo porque en la cárcel solamente nos reciben un promedio de cinco personas por mes y nosotros capturamos muchas más, así que esto vive saturado”, explicó uno de los policías de la estación.

En promedio la Policía captura diariamente entre 15 a 20 personas por diferentes delitos.

En enero pasado en la estación del barrio Junín se presentó un amotinamiento. Las 14 personas detenidas allí que destruyeron las celdas, dañaron los candados y se enfrentaron con los uniformados. Los disturbios fueron controlados esa misma noche.

En diciembre del año pasado la Personería de Cali denunció, tras una visita a las estaciones,  la falta de los servicios de alimentación y salud.

Tras una  sesión del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), el presidente Juan Manuel Santos anunció que se aprobó un documento que permitirá reducir el hacinamiento en cárceles y mejorar las condiciones humanas en los centros de reclusión con una inversión de $1,2 billones.

Lea también: Presidente Santos aprobó Conpes para mejorar crisis carcelaria en Colombia

“Tenemos 137 cárceles que pueden albergar a 77 mil  reclusos, pero actualmente alojan a más de 118 mil, es decir 41 mil personas más de las que pueden tener. Vamos a adecuar cupos actuales y a construir 19 mil cupos más”, anunció Santos.

Adicionalmente,  se tiene previsto crear 557 salas de audiencias virtuales para resolver la situación jurídica de los reclusos.

VER COMENTARIOS