El drama de los Gómez Hurtado no termina

El drama de los Gómez Hurtado no termina

Junio 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
El drama de los  Gómez Hurtado no termina

En noviembre pasado en el norte de Bogotá se celebró una misa por los 15 años de la muerte de Álvaro Gómez Hurtado.

El asesinato de Álvaro Gómez sigue en la impunidad. Amenazas tienen en vilo a su familia.

El petardo del jueves pasado contra el monumento de Laureano Gómez, en un parque del norte de Bogotá, ocurre en una semana en la que el nombre de esta familia ha encabezado los titulares de los medios de comunicación. A partir de ese momento se tejieron muchas hipótesis en torno a los autores del ataque. La primera de ellas relacionada con la salida del país del representante Miguel Gómez Martínez, sobrino de Álvaro Gómez Hurtado, el mismo jueves, pero en horas de la mañana. El origen de las intimidaciones sería la insistencia que han tenido en que se busque a los responsables que ordenaron el asesinato del político conservador, que se perpetró en la mañana del 2 de noviembre de 1995, cuando salió de dictar cátedra en la Universidad Sergio Arboleda, apenas a unas 20 cuadras de donde el jueves explotó el petardo contra el busto de su padre.El 2 de junio pasado, en ese mismo monumento, fueron hallados dentro de una maleta doce kilos de Indugel. En ese momento no se relacionó el frustrado ataque con los Gómez, como si se hizo este jueves, cuando la alcaldesa encargada de la capital, Clara López, manifestó en el lugar de los hechos que había que rodear a esa familia: “Esta estatua es un símbolo de nuestra democracia y los cobardes que cometieron este acto injustificable atentan no sólo contra un busto, también contra los principios que han edificado nuestra Nación” .El ventilador de ´Rasguño’El miércoles Héctor Javier Vergara, presidente de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, reveló que tiene una declaración del extraditado narcotraficante Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, en la ratifica sus denuncias sobre la responsabilidad del ex presidente Ernesto Samper en el magnicidio.El capo del Cartel del Norte del Valle, ahora extraditado a los Estados Unidos, va más allá. Su testimonio involucraría al que fuera ministro del Interior durante el gobierno Samper y actualmente es el gobernador de Santander, Horacio Serpa.La versión de ‘Rasguño’ es la ampliación de unas declaraciones que fueron reveladas en enero del año pasado, luego de que el capo recibiera a una comisión judicial integrada por funcionarios de la Fiscalía en conjunto con varios funcionarios estadounidenses.Entonces, contó el extraditado que la idea era impedir un golpe de estado que pretendería dar el político conservador, ante el escándalo suscitado por el llamado ‘proceso ocho mil’ y “tender una cortina de humo”. El 8.000 era el término genérico para referirse a las investigaciones sobre la entrada de dineros del narcotráfico para patrocinar la campaña presidencial del entonces mandatario, Samper Pizano.En su momento, Serpa calificó de “fantasiosas y absurdas” tales declaraciones y hoy ratificó que “es un absurdo absoluto, es una falsedad grande como una catedral, que tiene origen en la mente y en la conciencia de un colombiano torcidísimo, de una persona que es un criminal redomado” . También reaccionó el ex presidente Samper. “A nadie más que a mí le interesa que se aclare el magnicidio de Álvaro Gómez”, dijo en su cuenta de Twiter. Agregó que él y Álvaro Gómez eran amigos.¿Golpe de estado?La declaración de ‘Rasguño’ la hizo basado, según narró a una comisión judicial que viajó hasta la prisión donde está recluido en EE.UU., en una reunión que sostuvo con el entonces jefe de las Autodefensas, Carlos Castaño, y con Orlando Henao, otro jefe del Cartel del Norte del Valle, a quien conocen con el mote de ‘El hombre del overol’. Este grupo lo completaba el también narcotraficante Efraín Hernández.Al término de ese encuentro, cita ‘Rasguño’, se enteró de que “el doctor Álvaro Gómez estaba ambientando un golpe de estado dentro de los militares y los grandes ricos de Bogotá”.Con el fin de frenar esa supuesta acción del dirigente conservador (y que creían que los afectaría por una posterior persecución de las autoridades), mandaron la razón de que “hagamos lo que le sea para parar a Álvaro Gómez”. Así dice ‘Rasguño’ que se lo contó Orlando Henao, quien le agregó que la orden vino de ‘El Gordo’ y Horacio.Lo que se temía en el mundo del narcotráfico era que en caso de que Gómez llegara al poder capturarían a los grandes capos y los extraditarían.Callan por miedoDice Enrique Gómez, hermano del político asesinado y también dirigente del conservatismo, que en su familia ya conocen quién es el autor del magnicidio. Aseguró que lo revelará a través de un libro que está próximo a salir: “El jefe del atentado contra mi hermano ya está identificado, pero está por encima del alcance de la justicia en Colombia y por eso se mantiene en la impunidad”, indicó el ex congresista horas después del ataque al monumento en homenaje a su padre. “La persona que le llevó los seis millones de dólares a Ernesto Samper, durante el proceso 8.000, es el jefe del atentado contra mi hermano”.Al tiempo que hizo estos anuncios, Enrique Gómez pidió a la Fiscalía que se agilice la investigación y alentó a la titular del ente a que coloque un fiscal de apoyo en caso de que así lo requiera el desarrollo del caso. El viernes la Fiscalía designo al fiscal Juan Hernando Poveda para apoyar el caso por el asesinato del líder conservador.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad