Detención preventiva a menores que torturaron a dos indigentes en Buenaventura

Detención preventiva a menores que torturaron a dos indigentes en Buenaventura

Enero 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Así lo determinó un juez penal municipal, con funciones de control de garantías de Infancia y Adolescencia. La Fiscalía formuló cargos a los cuatro menores por los delitos de secuestro simple y tortura.

Los menores señalados de participar en el secuestro y tortura de dos habitantes de la calle, en una vivienda abandonada en el barrio San Yú (San José), zona insular de Buenaventura, fueron detenidos de forma preventiva mientras avanzan las investigaciones en su contra. Lea también: Rescatan a indigentes torturados por menores de edad en BuenaventuraAsí lo determinó un juez penal municipal, con funciones de control de garantías de Infancia y Adolescencia, acogiendo la petición de la Fiscalía 45 Seccional.Durante las audiencias preliminares, el juez legalizó las capturas y diligencia de allanamiento y registro. Asimismo, la Fiscalía formuló cargos por los delitos de secuestro simple y tortura.Los cuatro adolescentes entre los 16 y 17 años de edad, deben cumplir la medida de detención preventiva en un centro especializado para dicho fin mientras se establece la pena que deben cumplir por los hechos cometidos. Cabe recordar que los hombres de 26 y 42 años, habiatantes de la calle, habían sido retenidos, amarrados y llevados hasta una vivienda abandonada del barrio San Yu, según informó la Armada. En el lugar fueron torturados con descargas eléctricas, pringamosa, un palo y un machete.Los miembros del Gaula de la Armada y del CTI de la Fiscalía llegaron al lugar tras una llamada de la comunidad alertando la situación. Las autoridades rescataron con vida a los dos hombres y detuvieron a los menores.Este sector ha sido denunciado porque allí funcionaban varias de las llamadas ‘casas de pique’. Por esa razón y evidencias encontradas en el lugar las autoridades presumen que los dos secuestrados iban a ser desmembrados y arrojados al mar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad