Crece incertidumbre en Cali por panfletos con amenazas de muerte

Escuchar

Crece incertidumbre en Cali por panfletos con amenazas de muerte

Julio 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Una serie de mensajes amenazantes entregados en varios sectores de Cali tienen intimidada a la población. Algunos son de 'los Urabeños', otros de un grupo que se hace llamar 'Los Caballeros Unidos del Norte del Valle'. Autoridades piden denuncias concretas.

El pasado sábado 16 de junio, dos hombres a bordo de una motocicleta entregaron varios panfletos en bares de un centro comercial del sur de Cali. Los papeles, firmados por 'los Urabeños', afirmaban que quien siguiera pagando extorsiones a alias Palustre y a alias Boliqueso, sería declarado objetivo militar. Al día siguiente, luego de la denuncia de los propietarios de los bares, la Policía desarrolló varios operativos en la zona. Días después, el temor inicial por los panfletos parecía haber desaparecido. Sin embargo, aquella fue la primera entrega de lo que podría ser una campaña intimidatoria de bandas criminales en la ciudad: durante el fin de semana pasado, habitantes del barrio Petecuy, nororiente de la ciudad, vieron a una pareja en una moto tirar varios papeles por las calles del sector. Se trataba de otros panfletos en los que se afirmaba que "todo civil que esté de acuerdo o colaborando con Palustre o Boliqueso lo vamos a combatir a muerte, sea hombre, mujer o lo que sea". Firmaban los 'Caballeros Unidos del Norte del Valle'. En otra zona de Petecuy, exactamente en lo que se conoce como Cinta Larga, un sector marginal en la ribera del Cauca, hubo quienes vieron a un hombre bajarse de una camioneta negra y, con una pistola en la mano, entregar los mismos papeles. El sábado de ese mismo fin de semana, bajo las puertas de las casas de Antonio Nariño, El Vallado y Ciudad Córdoba, apareció otro panfleto que decía: "Llegó la limpieza social. Ya los tenemos identificados, les ha llegado la hora a todos los hijos de putas viciosos, ladrones, jaladores de carros... Todos serán dados de baja con su familia. Todo hijo de puta que se encuentre en la calle después de las 10:00 p.m., será objetivo militar de la organización". El panfleto habría sido escrito por miembros de 'los Urabeños', aunque al final del texto aparece suscrito por 'Los Arubeños'. En Petecuy las calles están vacías. La gente prefiere no salir. En el Vallado y Antonio Nariño, dicen quienes viven allí, las noches son desiertas. En medio de la guerra Una vez conocidos los primeros panfletos arrojados en los bares del sur de Cali, la Policía afirmó que cabía la posibilidad de que se tratara de un sabotaje y destinó un grupo especial del Gaula para analizar los papeles.Sin embargo, una fuente de inteligencia de la Policía informó a El País que, en efecto, los panfletos son de grupos emergentes al servicio de la banda criminal. Y los lugares en que fueron entregados están en medio de una confrontación que libran delincuentes de dos bandos. Si no pagan las extorsiones a 'Palustre', quien sería un líder de ´los Rastrojos', tendrían problemas con ellos. En el caso contrario, el problema sería con 'los Urabeños'.Se presume de Palustre que sería un sicario de 'los Rastrojos' que delinque en la zona centro de la ciudad y que habría reemplazado a Carlos Alberto Murillo, alias Galleta, en el control de las oficinas de cobro de Cali, luego de que este último se entregara a las autoridades en Panamá. Fuentes judiciales afirman que ‘Galleta’ trabajó de la mano de Javier Antonio Calle Serna, alias ‘Comba’. En el caso del barrio Petecuy, los habitantes han informado que todas las personas que tienen algún tipo de negocio pagan extorsiones. Quien vende arepas en la mañana, quien vende empanadas en la tarde, los dueños de los graneros o de las tiendas. El valor puede ser desde $2.000 hasta $20.000 diarios. De modo que ellos también están en la encrucijada, porque pagar la extorsión sería considerado como colaborar con quienes extorsionan, y no hacerlo sería desafiar a los extorsionistas. En el Vallado la situación es más grave. Habitantes del sector dijeron a El País que los delincuentes no solo extorsionan a los comerciantes, sino también a las familias del sector. Según miembros de la junta de acción comunal, 'los Buenaventureños', una estructura criminal al servicio de 'los Urabeños', exigen desde $2.000 pesos diarios a cada una de las familias que habitan en el barrio.Hablan las autoridades El subcomandante de la Policía de Cali, coronel Jorge Iván Toro, dijo a El País que las autoridades no han recibido denuncias formales de ese tipo de extorsión, de modo que no pueden proceder. Al respecto, un habitante del barrio El Vallado respondió: "Lo que pasa es que aquí tenemos miedo de denunciar, nadie quiere que lo maten por eso". La Personería Municipal, por su parte, dijo que ha denunciado la situación y adelanta una investigación al respecto. Andrés Santamaría, titular de esa entidad, instó a las autoridades a que protejan a la sociedad. En Petecuy, en el Vallado, en Ciudad Córdoba, en Antonio Nariño la gente espera, en silencio, con el miedo adentro. En uno de los panfletos entregado en el Vallado, los autores piden "perdón de antemano en caso de que caiga gente inocente o menores de edad".

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad