Condenan a 8 militares por ejecuciones extrajudiciales

Condenan a 8 militares por ejecuciones extrajudiciales

Junio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AP

Entre los afectados está un coronel del Ejército por la desaparición y muerte de dos civiles en Soacha.

Un juzgado penal condenó a ocho militares, incluyendo a un coronel retirado del Ejército, por la desaparición y muerte de dos civiles presentados más tarde por los uniformados como muertos en combates con miembros de grupos armados ilegales, informó el viernes la Fiscalía General.Las sentencias, que pueden oscilar entre 40 a 60 años de prisión, según indicaron abogados de las víctimas, se conocerá a fines de mes.De acuerdo con la Fiscalía, en un comunicado divulgado en su página de internet, Eduardo Garzón y Andrés Pesca Olaya, fueron dados por desaparecidos en marzo del 2008 de la barriada de Soacha, al sur de Bogotá y pocos días después fueron reportadas por los militares como abatidos en combates en una zona rural de Cimitarra, en el departamento de Santander."A lo largo de la investigación la Fiscalía obtuvo los elementos materiales probatorios suficientes para desestimar la ocurrencia de un enfrentamiento entre las tropas regulares y los supuestos miembros de grupos armados ilegales", dijo la Fiscalía.Sobre los ocho militares, incluyendo al coronel retirado del ejército Wilson Javier Castro Pinto; un teniente retirado, un sargento y cinco soldados pesan cargos de homicidio agravado y desaparición forzada, entre otros, aseguró la Fiscalía.Eduardo Carreño, abogado de los parientes de las víctimas, dijo en diálogo telefónico que la pena que el juzgado imponga a los militares puede "estar entre 40 a 60 años por la desaparición forzada y ellos están detenidos como un año y seis meses".Las víctimas, Garzón de 26 años y Pesca, de 28 años, aparentemente habían salido de Bogotá rumbo a Santander en busca de ofertas de trabajo.El grupo de militares está detenido desde mayo del 2009 en una brigada militar en Bucaramanga.Las fuerzas militares colombianas fueron estremecidas a fines del 2008, cuando denuncias de prensa y de grupos no gubernamentales revelaron que al menos 11 hombres, sin relación entre ellos, habían desaparecido en diferentes fechas de la barriada de Soacha y después sus cadáveres fueron localizados en fosas comunes del noroeste del país como rebeldes muertos en combate con tropas del ejército.En medio del escándalo, el gobierno del entonces presidente Alvaro Uribe (2002-2010) pasó a retiro a por lo menos 25 uniformados, entre ellos al coronel Castro Pinto.De acuerdo con la Fiscalía, hasta noviembre del año pasado --datos más recientes -- al menos 1.100 militares eran investigados y otros 276 habían sido condenados por el asesinato de al menos 2.600 civiles en los últimos años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad