Campesino que iba a ser extraditado por error fue recibido como héroe

Campesino que iba a ser extraditado por error fue recibido como héroe

Septiembre 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP

Montado en la máquina de bomberos llegó Ariel Martínez a San Vicente del Caguán, tras varios meses detenido en Bogotá.

Como un héroe fue recibido el sábado en San Vicente del Caguán el carpintero Ariel Josué Martínez, quien por error de la justicia de Estados Unidos estuvo seis meses detenido en una cárcel de Bogotá. En entrevista telefónica con The Associated Press, Johanna Valencia, cuñada de Martínez, relató que éste fue recibido por unas mil personas que coreaban "Ariel, Ariel, Ariel..." por todas las calles del pueblo, a donde llegó tras unas 15 horas de viaje en bus desde Bogotá.Estados Unidos había acusado a Martínez de participar en el lavado de activos de unos 911.000 dólares a través de transferencias electrónicas y buscaba su extradición, pero él no se cansó de repetir que ni siquiera sabía prender un computador. Al llegar a San Vicente del Caguán, Martínez fue subido a un carro de bomberos junto a su principal defensor: el sacerdote católico José Samuel García, quien siempre creyó en su inocencia y la pregonó públicamente. Antes de llegar a su localidad, Martínez le dijo a la AP que estaba "muy contento" e insistió en que "uno puede ser pobre, pero a veces -como en su caso- volverse importante". Martínez, de 42 años, comentó que estaba libre "gracias a Dios, al padre García y a los medios de comunicación" que, desde el domingo pasado, no pararon de insistir en que era inocente y que todo se trataba de un error de Estados Unidos. "Voy a abrazar a mis hijas y a mi esposa" Betty Pérez, enfatizó Martínez, quien el jueves le dijo a la AP que, después de superar la más difícil prueba de su vida, planea casarse por la Iglesia con la que ha sido su mujer en los últimos nueve años."Ella me demostró que está conmigo. En esta situación ella venía a verme. Entonces sí es una prueba de que estamos el uno para el otro", dijo. El padre García se dijo "dispuesto a darles la bendición, pero siempre y cuando se preparen para llegar al sacramento del matrimonio... porque yo no caso a las personas a la carrera".Martínez ha dicho que no guarda rencor por lo que le pasó y que aún no tiene en mente demandar ni a las autoridades de Estados Unidos ni de Colombia por el yerro cometido en su contra. Al carpintero de San Vicente del Caguán le faltaron dos meses para terminar sus estudios de primaria, porque para esa época empezó a sufrir de ataques epilépticos. El caso de Martínez llamó la atención en el país cuando toda la comunidad de San Vicente del Caguán insistió en su inocencia, incluida la Iglesia católica.Aunque la Corte Suprema colombiana y el propio presidente Juan Manuel Santos habían dado luz verde a la extradición del carpintero, la sensación generalizada en Colombia era que podría tratarse de un homónimo suyo o que manos criminales habían utilizado sus datos personales para cometer actos ilícitos. La embajada de Estados Unidos en Colombia produjo el jueves un comunicado de prensa en el que sostuvo que si bien capturó al hombre equivocado, no cometió errores en la investigación y desmintió que por ahora vaya a indemnizar con dinero a Martínez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad