Campesino que iba a ser extraditado por error enfrentaba siete cargos en EE.UU.

Campesino que iba a ser extraditado por error enfrentaba siete cargos en EE.UU.

Septiembre 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Campesino que iba a ser extraditado por error enfrentaba siete cargos en EE.UU.

El campesino Ariel Martínez fue visitado en la cárcel La Picota por el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora.

La misma justicia de Estados Unidos reconoció un error en la solicitud de extradición del hombre, quien se encontraba detenido en La Picota desde marzo pasado.

Ariel Josué Martínez Rodríguez, un campesino de 43 años, estuvo a punto de engrosar la lista de los "extraditados por error", pues se encontraba en la cárcel por una solicitud de la Corte del Distrito Sur de La Florida, que lo acusaba de siete cargos de lavado de activos.Sin embargo, fue la misma justicia de Estados Unidos la que retiró este miércoles la solicitud de extradición, que ya había sido avalada por la Corte Suprema colombiana y por el presidente Juan Manuel Santos, al reconocer que hubo un error en la identificación del campesino de San Vicente del Caguán.La extradición de Martínez había sido avalada el pasado 13 de agosto, con un documento de 26 páginas en el que se detalla que el gobierno de Estados Unidos la había solicitado el 12 de febrero de 2014.La solicitud de los norteamericanos fue hecha con base en una acusación dictada el 30 de julio de 2013. El primer cargo, de concierto para cometer lavado de dinero, afirmaba que desde por lo menos el 8 de febrero de 2008, y continuando hasta el 23 de junio de 2009, en los Condados de Miami-Dade y Broward y en otros lugares, Ariel Josué y otro número no identificado de personas se confabularon para lavar dinero."Con conocimiento realizaron transacciones financieras que afectaron el comercio interestatal y extranjero, transacciones implicadas en las ganancias de alguna forma de actividad ilícita, sabiendo que las transacciones estaban diseñadas, total o parcialmente, para ocultar y disimular la índole, la ubicación, la fuente, la titularidad y el control de las ganancias de una actividad ilícita especificada", dice el escrito de acusación.Los otros cargos, todos de lavado de dinero, detallan las fechas en que los acusados supuestamente realizaron las transacciones, diseñadas estas de forma tal que se ocultara y se disimulara la "índole, la ubicación, la fuente, la titularidad y el control de las ganancias de una actividad ilícita especificada".Además, el documento indica que esa actividad ilegal sería "la importación, la compra, la venta ilegal y por otro lado el manejo delictuoso de una sustancia controlada según las leyes de los Estados Unidos y Colombia", es decir, narcotráfico.Así, de acuerdo con los Estados Unidos, Ariel Josué estaba relacionado con siete transacciones realizadas entre el 14 y el 20 de enero de 2009 por cerca de 909 mil dólares. El pliego de cargos contra Ariel Josué también contenía una declaración jurada de Kurt E. Hartwell, Investigador Financiero asignado a la Oficina Local de Miami, que indicaba que entre 2008 y 2009, el colombiano y otras personas "efectuaron la transferencia de cientos de miles de dólares estadounidenses derivados de las ganancias de la venta de drogas"."Conversaciones grabadas lícitamente entre el CI y los acusados revelaron que el CI había informado a los acusados que los fondos que se transferían eran derivados de narcotráfico, o que los acusados afirmaron que sabían que los fondos eran ganancias del narcotráfico", agrega la declaración. El trámite de la extradición en ColombiaEn este caso, como en todas las extradiciones que avala la Corte, la Corporación reiteró que no está en su competencia hacer un examen de fondo o de responsabilidad de los involucrados, sino solo de hacer un control de legalidad de los documentos de extradición. Así lo indicó la Corte a la hora de responder a los alegatos de la defensa de este campesino,. que aseguraba que era inocente, de escasos recursos, dedicado a la carpintería y que, además, desconocía cómo manejar computadores, sistemas, finanzas y divisas. La defensa indicó que sería "no solo injusto sino inhumano enviar a alguien a prisión…y mucho peor llegar a ser enviado en extradición a otro país sin la garantía de un juicio justo o una defensa adecuada".Sobre este punto, la Corte reiteró que su rol en el trámite de extradición "se circunscribe a los elementos contenidos en el artículo 502 de la Ley 906 de 2004, estándole vedado emitir juicios de responsabilidad que le competen a las autoridades del país requirente".Así, de acuerdo con la Corte, estos alegatos "son aspectos que deben ser debatidos ante el Tribunal que lo requiere, porque ello conlleva un análisis de su responsabilidad, tópico ajeno a los temas que debe valorar la Corte al emitir el correspondiente concepto".En ese sentido, la Corte verificó la legalidad de la documentación entregada al proceso, que fue autenticada por la vicecónsul de Colombia en Washington, y, además, verificó la identidad de Ariel Josué. Luego emitió un concepto favorable a la petición de extradición y, señaló, como se hace normalmente en este tipo de solicitudes, que los Estados Unidos tenía el deber de garantizarle la permanencia en su país, garantizar su retorno en caso de ser absuelto, no ser juzgado por conductas distintas a las ya señaladas, ni imponer sanciones no contempladas en la Constitución colombiana como pena perpetua, pena de muerte, ni ser sometido a torturas ni tratos crueles. En este caso, además, se indicó que la entrega de Ariel Josué debía estar condicionada a que se le garantizara el debido proceso y a que tuviera la posibilidad real de tener contacto con sus familiares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad