Cali no tiene dónde destruir la droga incautada

Cali no tiene dónde destruir la droga incautada

Septiembre 10, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Droga incautada en Cali

Actualmente las autoridades caleñas hacen uso del servicio de entidades privadas para realizar la destrucción de los materiales ilícitos decomisados en la ciudad.

Archivo El País

Cali no tiene un depósito municipal para destruir la droga incautada, entre otros elementos ilícitos, que actualmente tienen un destino final en hornos industriales de entidades privadas que prestan ese servicio a las afueras de la ciudad.

La necesidad de la construcción de este espacio despierta inquietud entre las autoridades mientras el borrador del decreto de la dosis mínima se encuentra en etapa de socialización y que busca facultar a la Policía para poder incautar menos de 20 gramos de sustancias estupefacientes a portadores en espacios públicos.

De acuerdo con el teniente Alberto Valero, asesor jurídico de seguridad y convivencia de la Policía de Cali, desde la promulgación de la Ley 1801 de 2016, por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia, “se ha estado a la espera de una reglamentación para que las entidades municipales realicen la adecuación de depósitos de mantenimiento o manutención de los elementos incautados”.

Lea también: Minjusticia explica polémico decreto sobre dosis mínima: ¿penalizará a consumidores?

Según contó Valero, actualmente la ciudad no cuenta con un lugar para la disposición final de estos elementos, por lo cual las autoridades reciben la ayuda de empresas que poseen hornos industriales y los prestan voluntariamente.

“Nosotros hacemos uso de las facultades del Decreto 179 para tercerizar el servicio de destrucción. En compañía de uno de los inspectores permanentes de la Alcaldía nos trasladamos a los lugares donde nos puedan certificar la disposición final de estos elementos, en el caso de estupefacientes nos colabora una empresa metalúrgica a las afueras de la ciudad”, dijo.

El oficial afirmó que desconoce la posición por parte de la Alcaldía frente a la posibilidad de crear un depósito municipal, a pesar de que la Policía constantemente recuerda cuáles son las obligaciones que tendría frente a las situaciones logística que se necesitan para operar el Código de Policía.

“Es una necesidad constante ya que la Ley debe ser complementaria a los medios logísticos que aporte directamente su Alcaldía. Si no se tienen estos elementos no se van a poder ejecutar las medidas correctivas o los medios de Policía de manera eficiente”, puntualizó.

Al 2 de septiembre del presente año y bajo la operación del Código de Policía en Cali, las autoridades reportan 22.368 órdenes de comparendo por consumo y porte de estupefacientes.

13.938 de ellos se realizaron a consumidores en espacio público, 3572 a consumidores en espacios privados que afectaban su entorno público y 4858 a personas que portaban estas sustancias psicoactivas pero no las consumían.

Estos procedimientos se realizaron en cumplimiento de los artículos 140 y 33.

Entre tanto, una fuente de la Sijín señaló que el tratamiento que se le da a la droga decomisada en Cali es organizada por la Fiscalía, organismo que posee el almacén de evidencias de la ciudad.

“El fin es que la droga, las armas y otros elementos de uso ilícito puedan ser destruidos en cierto tiempo. Es decir, el fiscal espera que haya una cantidad considerable para hacer la destrucción masiva por medio de convenios con las empresas. Esto podría ser cada 15 o 30 días”, dijo la fuente.

Al respecto, un agente de la Fiscalía aclaró que la droga que es incautada por la Policía pasa por pruebas del CTI para identificación y certeza, las cuales determinan las características de las sustancias y se legalizan las capturas de los implicados.

Según cifras de esta entidad, solo en lo corrido de este año en Cali se ha registrado la incautación, y posterior destrucción de 800 kilos de marihuana, 37 kilos de cocaína, 25 kilos de basuco, 2059 unidades de pastillas sintéticas. Todos producto de la desarticulación de 9 bandas, 214 operativos contra el microtráfico y la destrucción de 68 expendios fijos en la ciudad.

Sobre el decreto

La propuesta de la dosis mínima establece que la Policía podrá realizar la incautación de sustancias estupefacientes sin necesidad de que sobrepasen los 20 gramos permitidos.

Si el consumidor quiere apelar el procedimiento deberá comprobar que es adicto.

Según el decreto, el decomiso de la droga y su destrucción quedaría consignada en un acta en la que se documentará el procedimiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad