Buscan salidas para ola de asesinatos en Palmira

Buscan salidas para ola de asesinatos en Palmira

Junio 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Palmira
Buscan salidas para ola de asesinatos en Palmira

El pasado mes de mayo los habitantes de Palmira marcharon para protestar el incremento en los homicidios, entre ellos el de un estudiante.

El alto número de homicidios tiene atemorizado al municipio. Este año ya van 112. Buscarán salidas.

En un consejo de seguridad en la mañana de hoy en Palmira se analizarán las salidas a la racha de violencia que desde el año pasado tiene atemorizado a este municipio. Anoche se esperaba la confirmación de que el director de la Policía, general Óscar Naranjo, presidiría la reunión. Según la Secretaría de Gobierno del Valle, entre el 1 de enero y el 6 de junio de este año se contabilizaron 112 muertes violentas, ocho más que en el mismo periodo del 2010, lo que equivale a un aumento del 8%. Estas cifras tienen preocupadas a las autoridades locales que temen que el presente mes sea aún más violento que mayo, que terminó con 31 homicidios, es decir uno diario. Tan sólo en los primeros seis días de junio se presentaron seis asesinatos, entre los que se cuenta uno que conmovió especialmente a los habitantes de esta localidad: el crimen de un niño de seis años y su bisabuela de 78. De continuar este comportamiento delincuencial, se podrían superar los 18 asesinatos presentados en junio del año pasado.Óscar Orejuela, subsecretario de Gobierno del Valle, señaló que parte de la ola de delincuencia que tiene en vilo a Palmira se debe a que en el municipio operan las organizaciones sicariales más grandes del departamento. La tesis se sustenta en los datos del Observatorio de Seguridad, Convivencia y Cultura Ciudadana (Osccc) que indican que de los 286 homicidios del 2010, 55 estuvieron relacionados con ajustes de cuentas.“Si el comportamiento de delito sigue como va, podríamos tener más asesinatos que el mes pasado”, indicó Harold Vásquez, habitante de la Comuna 1, donde se contabilizaron 55 crímenes en el 2010. ¿El más violento del Valle?Una de las preocupaciones que se analizarán hoy en el consejo de seguridad, que hace parte de la ofensiva de la Policía Nacional contra la delincuencia en Cali y en la región, es que este año Palmira llegue a tener la tasa más alta de homicidios en el departamento, como ocurrió en el 2010 cuando ocupó el primer lugar, con 97 homicidios por cada cien mil habitantes, según lo confirmó el sociólogo Andrés Betancourt, coordinador del Observatorio de Seguridad.El segundo puesto lo tuvo Cali, con una tasa de 81 muertes violentas, seguido por Tuluá, con 71, y Buga, con 65. De acuerdo con la denuncias de la comunidad, la crítica situación registrada durante el 2010 no parece tener mejoría en el presente año, pues casos como el de un triple homicidio o los asesinatos de una niña de 15 años, un invidente, un discapacitado y un capitán de los Bomberos tienen a la población aterrorizada.Por esta razón, Palmira fue incluido dentro de los cinco municipios priorizados del Valle donde la Policía Nacional puso en práctica el plan de choque contra la violencia. El coronel Julián González, comandante de la Policía de la región, sostuvo que en los operativos de los últimos días se logró en Palmira la captura de ocho personas, tres ellas sindicadas por homicidio. Asimismo, se incautaron diez motocicletas, dos vehículos, 160 armas blancas y trece más de fuego.“Estamos golpeando contundentemente el delito, después de hacer un análisis criminológico de los lugares donde acontecen los asesinatos”, explicó el oficial.Según las autoridades, el incremento en las muertes violentas se disparó en mayo y junio, pues, de acuerdo con el Observatorio de Seguridad, entre el 1 de enero y el 30 de abril del 2011 se presentaron 86 homicidios, once menos que en el 2010. El consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana de Palmira, Luis Eduardo Mendoza, hizo énfasis en que el aumento del número de policías no es la única solución que se requiere para mitigar la violencia que se vive en Palmira. “El municipio necesita urgente una política seria en materia de convivencia”, afirmó Mendoza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad