Avanza el acuerdo para repatriación de colombianos presos en China

Avanza el acuerdo para repatriación de colombianos presos en China

Julio 31, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Hijo ejecutado China 5

El caleño Ismael Enrique Arciniegas, condenado por narcotráfico, fue el primer colombiano ejecutado en China. Su caso se registró en febrero de 2017.

Oswaldo Páez | El País

Al término de la reunión con Xi Jinping, presidente de China, Iván Duque Márquez, mandatario de Colombia, hizo referencia al acuerdo que permitirá la repatriación de presos connacionales de ambos países por razones humanitarias.

La firma del tratado de cooperación internacional entre los gobiernos tiene como fin el estudio de las solicitudes de traslado de colombianos condenados y privados de la libertad en China; y de ciudadanos chinos condenados y privados de la libertad en Colombia, por diferentes delitos.

El presidente Iván Duque precisó que lo que se busca es que los ciudadanos de ambos países puedan cumplir sus penas en sus naciones de origen, pero para esto se deberá hacer un proceso de revisión de penas y delitos equivalentes en China y Colombia.

“Es un avance importante porque permite la repatriación de presos, obviamente teniendo consideraciones de carácter humanitario. Tenemos personas que están castigadas, cumpliendo condenas de la justicia de China por delitos como el narcotráfico”, dijo el Jefe de Estado.

Según el Ministerio de Justicia, en China hay 217 colombianos condenados, de los cuales cuatro están con pena de muerte y catorce con cadena perpetua.

Lea también: Salió del Valle con la promesa de un empleo y terminó como esclava sexual en China

Entre tanto, en Colombia hay seis ciudadanos chinos condenados por la justicia local: cuatro hombres y una mujer en cárcel y uno más en prisión domiciliaria.

Sin embargo, la Dirección de Asuntos Internacionales de Colombia explicó que la firma del tratado en el país solo cobijará a 80 presos: 54 detenidos Guangzhou, 18 en Beijing y 8 en Shangai, pues 137 condenados en Hong Kong se encuentran bajo un panorama jurídico diferente en el cual no aplica el acuerdo.

De estos presos colombianos, un total de 57 fueron detenidos por el delito de narcotráfico: 48 fueron condenados, 8 están en juicio y uno en espera de deportación.

Trece personas más están presas por el delito de trata de personas: un condenado, cuatro en juicio, en seis casos avanza la investigación y dos están a la espera de deportación.

Entre otros capturados se encuentran dos por delitos migratorios, uno por hurto, uno por delitos sexuales, uno por conducción temeraria, uno por estafa y cuatro por otros cargos.

Para entender el tratado

De acuerdo con el Ministerio de Justicia, el principal obstáculo para autorizar el traslado de algunos connacionales desde la República Popular China son las penas incompatibles con el ordenamiento jurídico colombiano (cadena perpetua y pena de muerte), pues a las condiciones humanitarias también se sumará la conmutación de la pena para algunos condenados a muerte o a cadena perpetua, debido a que actualmente no existen reglas en este sentido entre ambos países.

Es así como en los casos de cadena perpetua o pena de muerte únicamente se podrá modificar o conmutar la pena en el país que la emitió (China), para que pueda ser compatible con el actual ordenamiento jurídico colombiano.

Por ahora, este tratado binacional tendrá que ser presentado ante el Congreso de la República, el cual lo avalará para que sea vinculado al ordenamiento jurídico nacional.

Luego de su aprobación por parte del Presidente de la República, este debe pasar a manos de la Corte Constitucional para determinar si se ajusta o no a la Constitución Política.

Las razones humanitarias que serán tenidas en cuenta para cumplir con el tratado binacional son: enfermedad grave de la persona condenada, de los padres, hijos y/o esposa o compañero permanente, edad avanzada de la persona condenada a partir de los 65 años, estado de invalidez del interno, entre otros.

“Cabe aclarar que no se trata, en ningún caso, de traslados masivos. Los casos serán estudiados de manera independiente y se dará prioridad a aquellos que sustenten alguna de las razones humanitarias”, informó el Ministerio de Justicia.

“Es una luz de esperanza”: familiar

Para Karen, hija de Elver Emilio Quique, detenido en China en marzo de 2015 cuando transportaba cinco kilos de cocaína, para las familias de colombianos detenidos en el país asiático la firma del acuerdo es un gran avance.

“Es gratificante saber que después de tanta lucha, tanto tiempo sufriendo por la situación de ellos, podamos por fin ver una luz de esperanza y saber que podrían regresar a su país. En este momento el tema más importante viene siendo la repatriación de ellos porque tenemos conocimiento de que varios connacionales están padeciendo de enfermedades terminales, entre ellos mi padre. Estando allá él desarrolló un cáncer, ya lleva un año y siete meses, y lo único que recibe es un medicamento para el dolor, pero no un tratamiento. Para nosotros sería muy importante que regresen y poder hacerles, por lo menos, una visita digna”, dijo la mujer.

Inicialmente, Quique, quien ahora tiene 75 años de edad, fue condenado a pena de muerte, sin embargo, recientemente le notificó a sus familiares vía telefónica que su condena fue cambiada a cadena perpetua.

Antecedentes

El Ministerio de Justicia sostuvo en 2015 consultas preliminares con China para profundizar en acuerdos de justicia entre los dos países. En ese momento se estudiaron los casos de Harold Sánchez y Sara María Galeano, repatriados por razones humanitarias.

Tras el intercambio de comunicaciones entre las delegaciones de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Justicia y del Derecho de Colombia, y sus homólogos chinos en abril de 2016, se dio la primera ronda de negociaciones.

En 2017 se celebró la segunda ronda de negociaciones entre las delegaciones de los dos países, en las que finalmente se logró consensuar el texto completo del Tratado, como el instrumento requerido para lograr que más connacionales se beneficien del traslado a territorio nacional para continuar cumpliendo sus condenas impuestas en China.

En la segunda y última negociación, en 2017, se resaltó la importancia de: 1. lograr la rehabilitación al núcleo social de origen y 2. garantizar el bienestar y respeto por la dignidad de los privados de la libertad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad