Aunque muchos no lo crean, Cali da lecciones internacionales sobre seguridad

Aunque muchos no lo crean, Cali da lecciones internacionales sobre seguridad

Agosto 11, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País
Policía Nacional, seguridad, agentes

La tendencia a la baja de homicidios en Cali, que entre enero y julio registró una reducción del 12,1%, al pasar de 706 asesinatos en 2018 a 620 en los primeros siete meses de este año (86 casos menos), fue otro de los resultados en materia de seguridad que destacaron los visitantes extranjeros.

El País

Cali, Palmira, Pasto y Bogotá hacen parte de los municipios de las regiones del centro y suroccidente del país que por sus modelos de políticas públicas, innovación y tecnología en materia de seguridad, se convirtieron en un referente internacional para combatir los fenómenos de violencia y delincuencia en los territorios.

En el marco del primer Congreso Internacional de Territorialidad, Convivencia y Desarrollo, organizado por la Policía Nacional en la capital del Valle, alcaldes y secretarios de seguridad de estas ciudades tuvieron la oportunidad de compartir su experiencia enfrentando situaciones de crisis y delincuencia con expertos en seguridad de Argentina, México, Perú, Ecuador, Brasil, Chile, España, Canadá y Suiza.

Entre las principales reflexiones que dejaron las ciudades colombianas a los extranjeros se encuentra la necesidad de que las autoridades gubernamentales trabajen articuladamente con Policía, Fiscalía y comunidad para contrarrestar los delitos de alto impacto como el narcotráfico, el homicidio, el hurto, las lesiones personales, entre otros.

“El éxito de estas diferentes políticas públicas en seguridad implementadas, se ve reflejado en la reducción sistemática de los índices de seguridad y violencia. Cali, Palmira, Pasto, Bogotá han sido muestra de ello. Esto no significa que la tarea esté completa, está en desarrollo, pero se ve que en estos territorios ha habido un compromiso de todos los actores para mejorar las situaciones de violencia”, explicó Fabián Cárdenas, comandante de la Región de Policía #4, Suroccidente.

Lea también: Defensor del Pueblo alerta presencia de 17 nuevos grupos ilegales en el Pacífico

Pero, ¿qué tan efectivas son estas estrategias?, ¿son suficientes?, estas fueron algunas de las interrogantes que trataron de resolver los representantes, quienes concluyeron que es posible lograr cambios en la seguridad de los territorios siempre y cuando haya inversión para la seguridad y un enfoque diferencial de los territorios.

“En el suroccidente de Colombia, entonces, identificamos que la gran afectación son los grupos armados organizados, a veces residuales, producto de la sucesión del narcotráfico y la minería ilegal. ¿Cómo actuamos?, entendiendo que estas organizaciones están asociadas a modelos de estructura criminal y que actúan con un modelo empresarial. En estas ciudades identificamos que hay una comprensión de esta actividad por medio de observatorios de seguridad o implementación de tecnología, pero además, tienen una destinación adicional de recursos financieros para la seguridad, aparte de la que otorga el Estado”, explicó Cárdenas.

Le puede interesar: A diario capturan, por lo menos, a una persona en Cali por tener algo robado

El País habló con representantes de estos territorios para conocer algunas de las crisis que han tenido que sortear y cómo lo lograron.

Cali mejoró las cifras de judialización de capturados por la Policía

De acuerdo con Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, una de las situaciones más preocupantes en materia de seguridad que logró resolverse con poco presupuesto, pero gracias a un trabajo articulado con las demás autoridades, fue el mejoramiento de los procesos de judicización, a través de un convenio firmado con la Fiscalía.

“Cuando llegamos vimos que Cali presentaba un problema que sucede en todo el país, y es que, por ejemplo, la Policía logra la captura de 100 o 200 personas, pero la mayoría quedan libres por fallas mínimas en los procedimientos. En Cali en promedio se capturan a diario a 20 presuntos delincuentes, lo que hicimos fue contratar a diez abogados penalistas que actualmente acompañan al policía en el proceso de judicialización”, explicó Villamizar.

El funcionario, además, resaltó que con esta estrategia se incrementó la tasa de judicialización en un 25 % en lo corrido de este año, lo que a su vez mejoró la cifra de esclarecimiento de delitos como el homicidio, que hasta el año pasado no había logrado pasar del 10 %.

Solo entre el 1 de enero y el 17 de julio de este año, se capturaron 262 personas por el delito de homicidio, lo que finalmente permitió que se esclarecieran 142 asesinatos (25,4 %).

Lea también: Las ideas que Cali estudia para combatir la inseguridad en los próximos 10 años

Tecnología con presupuesto participativo en Pasto

Para el alcalde de Pasto, Pedro Vicente Obando, uno de los casos más exitosos en materia de seguridad, basado en la gobernanza en su territorio, está relacionado con el presupuesto participativo, un instrumento de gestión pública mediante el cual la comunidad discute y decide en qué invertir un porcentaje de los recursos o fondos públicos de libre destinación.

“Partimos entonces de que los recursos para la seguridad que otorga el Estado no dan abasto. En Pasto barrios que tienen un problema grave en la seguridad, el dinero que usualmente destinan para pavimentar vías o hacer polideportivos, lo asignaron para la compra más de 180 cámaras de seguridad porque lo consideraban su necesidad más urgente”.

“Esto deja una reflexión muy importante - añade el Mandatario de la capital de Nariño - y es que la seguridad no es un tema solo de la Policía o los gobiernos departamentales o locales, pero tampoco solo de la comunidad, la seguridad depende de la participación activa de todos para tomar decisiones aceradas”.

Le puede interesar: ¿A qué apostarle en una reforma a la Justicia?, expertos analizan

Bogotá redujo la participación de jóvenes en delitos

A través de un modelo de justicia juvenil restaurativa, en el que participan el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Fiscalía, el Consejo Nacional de la Judicatura y la Alcaldía de Bogotá, cerca de 400 jóvenes desvinculados de actividades delictivas, aportaron a la reducción del 36 % de la participación de esta población en el delito en la capital.

“Tiene que ver con brindar otras alternativas de tratamiento a jóvenes que están en el pequeño delito, como el hurto, y no solamente garantizarle que haya un proceso de acompañamiento para sus familias, sino que al final ese joven tenga una oportunidad de empleabilidad en el sector público. Esperamos que la próxima fase el sector privado se una también aportando alternativas de activación económica para ellos”, explicó Jairo García Guerrero, secretario de seguridad de Bogotá.

Palmira ya no es la octava ciudad más peligrosa del mundo

De acuerdo con Carlos Alberto Zapata, secretario de seguridad de Palmira, en el año 2016 este municipio llegó a estar en el top diez de las ciudades más peligrosas del mundo.

“De las 50 ciudades de la lista, Palmira ocupaba el octavo lugar, Cali el 42 y Pereira el 44, es decir que Palmira era la primera ciudad de Colombia en ese ‘ranking’. Actualmente estamos de 37. ¿Cómo logramos avanzar?, descubrimos que nos hacía falta gobernanza”, aseguró.

De acuerdo con el funcionario, por un lado Policía y Fiscalía robustecieron su accionar en sectores críticos azotados por la delincuencia, como la Comuna 4, y por otra parte la Administración Municipal empezó a intervenir estos mismos sectores con cerca de 450 cámaras de seguridad y mejoramiento de los entornos.

“Pero también con perifoneo e información, pusimos en conocimiento de la comunidad la existencia de una banda denominada ‘Los 300’ en la Comuna 4, barrio Loreto, donde registrábamos hasta cuatro homicidios semanales. Actualmente no contamos ni un solo caso en dos años ”, dijo.

Lea además: Inseguridad en Cali: ¿qué nos falta para frenar los robos y asesinatos en la ciudad?

Ciudades que son ejemplos

Expertos extranjeros destacaron el éxito de la estrategia en modelos de gestión policial de estas y otras ciudades de Colombia.

Resaltaron el trabajo de Policía Nacional como pionera en Latinoamérica en estrategias efectivas, como la utilizada en Cali que trabaja de la mano con las pandillas ofreciendo nuevas oportunidades a jóvenes que por su condición se ven inmersos en problemas delictivos que se combaten de la mano con las demás autoridades quienes hacen posible el cambio social.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad