Así se administra la 'microjusticia' en el Distrito de Aguablanca

Así se administra la 'microjusticia' en el Distrito de Aguablanca

Septiembre 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así se administra la 'microjusticia' en el Distrito de Aguablanca

En el tercer piso de la casa de justicia de Aguablanca están funcionando los dos juzgados de pequeñas causas, donde dos jueces son los encargados de atender y resolver los conflictos de la comunidad.

Deudas, conflictos por construcciones y peleas por inasistencia alimentaria son los líos que resuelven a diarios los dos nuevos jueces de pequeñas causas de la zona. Así trabajan.

Casos como inasistencia alimentaria, deudas, conflictos entre vecinos y problemas de construcciones fueron los primeros procesos en ingresar a los juzgados de pequeñas causas que empezaron a funcionar hace una semana en el oriente de Cali. Estos despachos, que están operando en el tercer piso de la casa de justicia de Aguablanca, atenderán los delitos menores de los habitantes de las comunas 13, 14, 15 y 21 de la capital del Valle.Rodrigo Valencia de la Roche, coordinador de la Casa de Justicia de Aguablanca, explicó que luego de una larga espera la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura pudo asignar a los dos jueces de pequeñas causas que se habían anunciado desde enero. “Ahora un juez le podrá resolver un problema a un ciudadano, sin necesidad de que éste se tenga que ir hasta el Palacio de Justicia en el centro de la ciudad. Esto será una alivio para estas personas que en ocasiones no tienen ni para transportarse ni para papeleos. Esta dinámica evitará también que problemas como las riñas terminen cobrando la vida de alguien que no pudo llegar a un acuerdo con otra persona, dijo de la Roche.Cuando las personas acudan a los juzgados, además, tendrán el acompañamiento de funcionarios de entidades como la Fiscalía, la Defensoría, la Personería, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y las comisarias de familia, depende del caso. Tito Pérez, juez segundo de pequeñas causas, dijo que lo que se está haciendo es llevar la justicia a la comunidad y de esta manera facilitarles trámites que son engorrosos.“Se trabajará con unos formatos especiales, fáciles de diligenciar y sin necesidad de que las personas contraten un abogado para que los ayude en los casos”, afirmó Pérez.Se tiene estimado que en los juzgados de la Casa de Justicia de Aguablanca se pueda atender a la semana un promedio de 100 personas, de barrios como El Vergel, El Poblado, El Diamante, Marroquín, Alfonso Bonilla Aragón, Manuela Beltrán, El Retiro, El Vallado, Ciudad Córdoba y Potrero Grande, entre otros.Jorge Barragán, quien fue uno de los primeros en asistir a uno de los juzgados, dijo que está tranquilo porque el mismo juez le explicó el procedimiento para solucionar un problema que tiene con un hombre del barrio Manuela Beltrán, que no le quiere pagar cinco meses de arriendo que le debe.“Llevo un buen tiempo con este problema, me he peleado con él porque tras de que no me ha cancelado el arriendo no quiere desocupar la habitación que le tengo alquilada. El juez me dijo que se va a empezar con el proceso, habrá una audiencia y se tratará de conciliar con mi vecino”, expresó Barragán.Yolanda Millán también pudo arreglar un problema que tenía con un vecino y que se estaba saliendo de control, pues discutían todos los días. En el juzgado pudo conciliar con esa persona. Antes, este tipo de casos, por ejemplo, se podían demorar hasta tres meses en resolverse, mientras que con la llegada de los jueces de pequeñas causas se podrán solucionar en una semana.Rosalba Aparicio, juez primera de pequeñas causas, aseguró que todo esto tendrá otro gran beneficio para la ciudad, pues habrá una descongestión en los juzgados del Palacio de Justicia, que siempre ha sido un problema para el sistema judicial.Se espera que en los próximos meses llegue un tercer juez a Cali, esta vez para la Casa de Justicia de Siloé, que atiende las necesidades de los habitantes de las comunas 18 y 20. El Gobierno, por medio del Ministerio de Justicia, junto con el Consejo Superior de la Judicatura, obtuvieron un préstamo para invertir en la justicia del país y de ese dinero $40 millones fueron para adecuar los juzgados de pequeñas causas en la capital del Valle. Otra casa de justiciaPara seguir buscando acercar la justicia a la comunidad en Cali también se espera la construcción de la tercera casa de justicia, que estaría ubicada en el barrio Alfonso López. La secretaria de Gobierno de Cali, Laura Beatriz Lugo, dijo que se espera que a finales del año se pueda contar con esta obra, que permitirá que las personas cada día puedan resolver sus problemas en su mismo entorno. Para esta construcción, el Ministerio de Justicia aprobó una inversión de $2 mil millones, de los cuales $800 millones son invertidos por la Nación y $1200 millones por el Municipio. Ese dinero se utilizará también para remodelaciones en las casas de justicia que ya hay.La idea es que la nueva obra cuente con una comisaría de familia, una inspección de Policía, jueces de paz y oficinas para la resolución de conflictos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad