Así es el pacto entre las Farc y las bandas criminales

Así es el pacto entre las Farc y las bandas criminales

Septiembre 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Así es el pacto entre las Farc y las bandas criminales

El martes de la semana pasada murieron siete policías cuando un grupo armado emboscó el camión en el que se movilizaban, por la vía que comunica a Puerto Libertador, en Córdoba.

Autoridades atribuyen a una alianza el ataque a los policías en Córdoba. Farc niegan este tipo de acuerdos.

El ataque a una caravana de la Policía en el corregimiento de Tierradentro, en Córdoba, que dejó siete uniformados muertos, evidenció para las autoridades la alianza entre las Farc y las bandas criminales.El mismo ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó esta semana que el hecho fue perpetrado entre miembros de la guerrilla y el ‘Clan Úsuga’ (‘Urabeños’). “Ahora las Farc andan aliadas con las bandas criminales y tienden hacia una misma cosa: a convertirse en Farcrim. Serán combatidas con contundencia”, dijo.Ante estas declaraciones, el grupo subversivo emitió el domingo un comunicado en el que reconoció estar detrás del ataque, ocurrido el martes de la semana pasada, pero calificó de mentira la información sobre “unidades guerrilleras acompañadas por bandidos como los llamados ‘Urabeños’”.“No tenemos alianzas con estructuras del terror estatal”, dijo la guerrilla. Agregó que la emboscada fue hecha por miembros del Bloque Iván Ríos y que alias Isaías Trujillo no tiene ningún vínculo familiar con los jefes de esa bacrim. Las pistas sobre la alianzaA pesar de lo dicho por la guerrilla, información de inteligencia de las Fuerzas Armadas, conocida por Colprensa, asegura que esta alianza estaría vigente desde 2011 y ha sido identificada en temas como el tráfico de estupefacientes, acuerdos de no agresión e intercambios de drogas por armas.Para el gobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, este es un “coctel mortal” relacionado con el narcotráfico y los ataques a la Fuerza Pública.Pero ¿cuáles son los alcances de las alianzas entre estos grupos? Según las autoridades, las organizaciones al margen de la ley llegaron a acuerdos de delimitación de áreas geográficas sobre el Bajo Cauca, en donde se desplazarían de manera conjunta para mantener “movilidad territorial”.Además, tendrían “pactos” de no agresión en algunas áreas para respetar la vida de sus colaboradores y habrían concertado zonas para el tráfico de droga sobre las riberas del río Cauca, en la región del Magdalena Medio. Otro de los puntos destacados es el acuerdo para el intercambio de información sobre personas que consideran “desertoras” de ambos bandos, lo cual se realizaría por medio de un canal de comunicaciones “para el sostenimiento de la relación”.Entre los elementos que confirmarían esta unión y que están asociados al narcotráfico están la compra y venta de cargamentos de droga en el Urabá antioqueño y la Costa Pacífica, además de alianzas y divisiones de zonas para la movilidad de los narcóticos en áreas como Nariño, Chocó, Valle de Cauca, el sur de Bolívar y Urabá.Según inteligencia, en el 2010 en Nariño se asociaron el Frente 29 y la Columna Móvil Daniel Aldana de las Farc con ‘los Rastrojos’ y el ‘Clan Úsuga’.Para el año siguiente, la información daba cuenta del contacto para la compra de droga entre la guerrilla y el ‘Clan Úsuga’. Ese mismo año, esta bacrim ingresaría al sur de Bolívar por Morales y El Bagre, en Antioquia, para contactar a los frentes de las Farc que hacen presencia en la zona y así llegar a “acuerdos de no agresión”. También se conoció que ‘los Rastrojos’ tendrían esos contactos “para evitar confrontaciones y obtener autorización para mantener sus componentes activos sobre el Urabá y así confrontar al ‘Clan Úsuga’”.En Chocó y Antioquia, cabecillas del Frente 5 de las Farc y miembros del ‘Clan Úsuga’ se habrían reunido. Entre estos encuentros estaría el de alias Jacobo Arango y un delegado de ‘Otoniel’, jefe máximo de esta banda criminal.Y en 2012 se empiezan a conocer cifras más concretas sobre el narcotráfico. La información de inteligencia señala que alias Wili, integrante del ‘Clan Úsuga’ y encargado del área de Nechí, Magangué, San Pablo y Ayapel, se reunió con emisarios de las Farc por orden de ‘Otoniel’. Ese día se planteó la posibilidad del tráfico de 250 kilos de estupefacientes quincenales y el pago de $2.600.000 por cada kilo que fuera transportado por estas regiones.En los municipios de Puerto Libertador y Montelíbano en Urabá, donde se presentó el ataque contra los siete policías, el Frente 58 acordó con el ‘Clan Úsuga’ compartir la zona y evitar confrontaciones. Para el director de la Dijín de la Policía, general Jorge Rodríguez, las investigaciones de esa alianza se han hecho evidentes al sur del país. “Allí, hace poco, en una operación contra la Columna Móvil Daniel Aldana, se encontraron estupefacientes de las bacrim. Esta no es una alianza solo con el ‘Clan Úsuga’, sino también con ‘los Rastrojos’”, dijo.El posconflictoLa columnista Salud Hernández aseguró que en un escenario de posconflicto se podrán ver grupos conformados entre bacrim, Farc, paramilitares y delincuencia común.“Algo así como el caso de los caqueteños, en el Amazonas. Esto no es nuevo y a las Farc no les importa, ellos lo niegan pero se sabe que tienen estas alianzas”, explicó.Hernández manifestó que es normal que haya una cantidad de personas que no están dispuestas a entregar las armas, porque “siempre hay un porcentaje que no se desmoviliza y en el caso de las Farc tendrá que ocurrir porque no quieren o porque después de hacerlo vuelven a delinquir. Acá el agravante es que no lo aceptan y por eso será más complicado”. Para el especialista en Seguridad y Defensa y director de la firma Decisive Point, Román Ortiz, es sobre las bacrim donde se debe centrar el esfuerzo de la Fuerza Pública para evitar más uniones con las Farc. “Atacarlas es una forma de disuadir a las Farc para que no continúen en la violencia. Está es una lección de las AUC, que de alguna forma fue exitosa y quienes se resistían fueron atacados por la Fuerza Pública”, señaló.Ortiz afirmó que “la alianza entre Farc y bacrim existe porque tienen intereses comunes. Esta unión no es nueva”. Mañana inicia un nuevo ciclo de negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, donde se discute el tema de las víctimas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad