Aprenda cómo evitar ser víctima de los extorsionistas en Cali

Aprenda cómo evitar ser víctima de los extorsionistas en Cali

Enero 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aprenda cómo evitar ser víctima de los extorsionistas en Cali

El plan de choque iniciará con 118 operaciones en varias ciudades del país.

De acuerdo con la Policía, 228 personas denunciaron ser extorsionadas en 2014 en Cali. Autoridades piden informar casos.

A Bernardo lo llamaron el sábado 10 de enero cerca de las 10:00 a.m. Al otro lado de la línea, la voz grave lo saludó por su nombre y le dijo que era un miembro de los ‘Rastrojos’, le dijo que conocía todo sobre su familia, sus hijos, su esposa, que sabía en dónde vivía y dónde trabajaba. Al final, le dijo también que ellos, los ‘Rastrojos’, necesitaban comprar unos radios especiales que costaban $1.300,000 para sus operaciones contra los guerrilleros y los “viciosos” y que esos radios los iban a comprar con la plata que él, Bernardo, les consignaría. La llamada duró un poco más de 15 minutos en los cuales el presunto ‘Rastrojo’ habló sin pausa, con control de sí mismo, sin dejar espacio para que Bernardo pronunciara una sola palabra. Solo al final Bernardo pudo decir que no podía consignarle el dinero porque estaba ocupado trabajando y al día siguiente también lo estaría. Al otro lado de la línea el hombre habló con un tono desafiante: “pues hermano, si no consigna, entonces nos tocará arreglar esto por la fuerza”. Terminada la llamada, que Bernardo tuvo la precaución de grabar, intimidado por la amenaza que había recibido, le contó su caso a un amigo policía, quien le aconsejó que denunciara inmediatamente ante el Gaula. Horas después, Bernardo se entrevistó con un agente de ese grupo, le entregó el número del que lo habían llamado y la grabación que había hecho. Dos días después, los uniformados le informaron que aquella llamada había sido realizada desde la cárcel de Girón, Santander, y que se trataba de delincuentes comunes que seguramente no volverían a llamarlo y que solo buscaban intimidar a las personas, para lograr que uno entre muchos a los que llaman les consigne el dinero. Como Bernardo, durante el 2014 al menos 228 personas en Cali recibieron ese tipo de llamadas y las denunciaron. En total, gracias a esas denuncias se dejaron de pagar más de $7.780 millones por extorsiones en ese año, según las estadísticas del Gaula de la Policía de Cali. ¿Quiénes están detrás?De acuerdo con el Gaula de la Policía, al menos cinco modalidades de extorsión fueron las que más padecieron los caleños en 2014. La primera, la más común, es la misma de la que fue víctima Bernardo. La Policía la conoce como extorsión clásica y se caracteriza porque quienes la ejecutan suelen hacerse pasar por miembros de organizaciones criminales, bien sea Farc, ELN, Rastrojos, Clan Úsuga, y amenazar a sus víctimas con atentar contra su vida o la de su familia si no les consigna una suma de dinero, que puede ir desde $1 millón, hasta los $200 millones. En 2014 el Gaula atendió 196 casos por extorsión de ese tipo en Cali. Existe también lo que la Policía llama extorsión por devolución de bienes. Sucede cuando, luego de que usted es víctima del hurto por ejemplo de su carro o moto, los delincuentes lo llaman para pedirle un dinero por la devolución de sus bienes. Según dice el comandante del Gaula de Cali, coronel Iván Gualdrón, este suele ser el tipo de extorsión en el que las personas caen con mayor facilidad. “La gente en estos casos prefiere pagar para recuperar rápido su carro o moto. El problema es que una vez usted paga, en la mayoría de los casos sucede que lo vuelven a extorsionar”, dice el oficial. “Tuvimos el año pasado el caso de un anciano al que le robaron su carro en varias oportunidades, y cada vez le pedían $5 millones. Llegó a pagar en total $20 millones hasta que decidió denunciar. Claro, denunció luego de que perdió toda esa plata”, cuenta Gualdrón. Precisamente, uno de los grandes problemas para las autoridades con este tipo de extorsión es que es muy poco denunciada. En 2014 solo se recibieron 14 casos, pero el coronel Gualdrón afirma que en realidad esa cifra puede corresponder a un quinto del número total de extorsiones. Otra de las modalidades frecuente de extorsión es la carcelaria, en la cual la víctima recibe llamadas telefónicas de personas que fingen ser miembros de organizaciones criminales o simulan tener mucha información sobre la víctima y su familia y les exigen sumas de dinero que, en general, no pasan de los $5 millones. En 2014 se denunciaron 4 casos de este tipo. Sin embargo, el coronel Gualdrón admite que esa cifra no es ni el 4% del total real de los casos.Pero, ¿cómo consiguen los delincuentes los datos de sus víctimas?De acuerdo con las labores de inteligencia de la Policía, en una parte considerable de los casos están involucrados amigos, familiares o trabajadores de las víctimas. Es decir, en general, suelen ser personas cercanas a las víctimas quienes entregan la información a los delincuentes.En 2014, el Gaula atendió un caso en el que, en medio de la investigación, se comprobó que una mujer estaba siendo extorsionada por su propio hijo quien, junto con otras personas, le exigían $25 millones. Sin embargo, se ha comprobado también que los delincuentes operan haciendo llamadas al azar a establecimientos comerciales, luego de haber obtenido los números telefónicos a través de la publicidad que los mismos establecimientos hacen. “Ellos simplemente llaman y preguntan por la persona que aparece, por ejemplo, en las tarjetas de presentación. Pero en realidad, no saben casi nada de sus víctimas”, afirma el oficial Gualdrón.El Gaula es enfático en pedirle a la gente que no ceda ante ningún tipo de extorsión. En 2014, las autoridades capturaron a 220 personas por el delito, mientras que solo fueron desarticuladas 12 bandas organizadas. Es decir, en general, quienes ejercen la extorsión en Cali suelen ser delincuentes que no tienen la capacidad para cumplir las amenazas que usan para intimidar a sus víctimas.“Cuando usted denuncia, se libra de pagar y está demostrado que en todos los casos podemos identificar y capturar a los responsables”, concluye el comandante del Gaula, coronel Gualdrón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad