Alerta por robo de contadores en Cali: en dos meses se han llevado 569

Alerta por robo de contadores en Cali: en dos meses se han llevado 569 

Abril 01, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Contadores Emcali

La compra de un nuevo medidor de agua debe ser asumida por el usuario. Para ello, Emcali le descuenta el costo del mismo a través de la factura de recibo público y le ofrece a las personas alternativas para pagarlos en una o varias cuotas.

Jorge Orozco / El País

Durante el 2017 fueron robados 2205 medidores de agua potable en Cali, cifra que representó un aumento del 67 % respecto al 2016, año en el que se hurtaron 1473 de estos elementos.
Las estadísticas son más críticas si se comparan con el presente año, pues solo entre enero y febrero fueron sustraídos 569 medidores.

La comunas más afectadas por este flagelo son la 2, 8, 14 y 19; y son los habitantes de calle quienes la mayoría de las veces, en horas de la noche y la madrugada, aprovechan la oportunidad para cometer este delito.

“Yo vivo en un edificio que no tiene portería y el año pasado nos robaron los contadores a cuatro apartamentos en diferentes ocasiones. En mi caso, nos dimos cuenta por el sonido del agua que nos despertó alrededor de las 3:00 a.m. Creemos que se lo robó un indigente cerca de la media noche”, explicó Gloria Obando, residente del barrio San Fernando, localizado en el oeste de Cali.

Otro de los sectores afectados por el hurto a los medidores de agua potable es el sur de la ciudad, donde Victoria Correal, secretaria de la JAC del barrio Nuevo Rey, asegura que así se tengan vigilantes en la cuadras, este delito sigue latente.

“En mi cuadra este año ya se han robado tres contadores y el año pasado a los vecinos la zona y del barrio Capri, que colinda con el mío, les hurtaron cerca de nueve. Personalmente decidí ponerle al medidor de mi casa una estructura de hierro para protegerlo de los dueños de lo ajeno”, dijo.

Lea también: '100 personas han sido capturadas por robarle a Emcali en los últimos dos años'.

Y es que los metales que tienen por dentro los contadores, es lo que se llevan los habitantes de la calle para cambiarlos por sustancias alucinógenas o venderlos en chaterrerías por cerca de $ 5000.

“Esto es lamentable porque estas personas no se alcanzan a imaginar la cantidad de agua que se desperdicia cada minuto que un contador permanece dañado. Las pérdidas económicas no solo son para los usuarios que deben asumir el costo de la reparación, sino para Emcali, porque es la empresa la que deja de facturar agua y debe enviar personal para que los arregle, lo cual nos representa costos”, indicó Francisco Grueso, director de Gestión Operativa de Acueducto de Emcali.

Sin embargo, algunas personas que han sido víctimas del delito aseguran que muchas veces esta entidad no actúa de manera rápida cuando se les notifica de los casos de hurtos.

“En este sector se han robado contadores y hemos llamado a Emcali para que vengan a reparar el daño; no obstante, en varias ocasiones han tardado más de 24 horas en llegar. Una vez que a mí me robaron el contador, me tocó pagarle a una persona particular para que taponara el tubo y este no siguiera botando agua”, aseveró Jessica Rivas, habitante del barrio Marroquín II, en el oriente de Cali.

A lo que se refirió Francisco Grueso, quien afirmó que “se está trabajando en los tiempos de respuesta y en un plan de mejoramiento continuo para resolver de manera rápida estos inconvenientes. Lo ideal es que tardemos entre una y dos horas en llegar”.

Para evitar el desperdicio de agua, Emcali recomienda a las personas que reporten de manera inmediata los casos de hurto a contadores en las líneas 177 y 325.

Medidas de control

Emcali ha adoptado medidas de seguridad para reducir el robo de los contadores de agua con la instalación de cajas en las que se colocan adentro estos elementos. De hecho, para sacarlos se necesita de unas llaves que solo la empresa de servicios públicos tiene.

Asimismo, la entidad está realizando visitas a las chatarrerías, donde se les sugiere a quienes allí trabajan que no le compren estos elementos a los habitantes de la calle.

Por su parte, Andrés Felipe Trujillo, director jurídico de Emcali, precisó que en el marco del ‘Plan Fortaleza’ que se adelanta para combatir la criminalidad en Cali, ya han sido intervenidas varias chatarrerías donde se compraban estos metales.

“El pasado 9 de marzo realizamos un operativo en la Comuna 6 con personal de la Policía, donde cerramos seis lugares por fomentar este delito. Pero lo que más preocupa es que no hay un proceso de judicialización para los habitantes de calle que se roban los medidores, porque muchos de estos ni siquiera tienen documentos de identificación”, aseveró.

620
mil medidores de acueducto, aproximadamente, están instalados en la zona urbana y rural de Cali.
$170
mil cuesta, en promedio, la reposición de un contador de agua.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad