¿Qué tan grave es la fractura de pelvis?

¿Qué tan grave es la fractura de pelvis?, la lesión que sufrió Marta Lucía Ramírez

Septiembre 02, 2018 - 08:29 a.m. Por:
Por: Lina Torres Madriñán/Especial para El País
Pelvis

La pelvis es protectora del colon, el recto, la vejiga y los órganos sexuales. Por esto, cuando ocurren fracturas de alto impacto, hay desplazamiento de estos. Y en lesiones de pelvis estable o leve, se presentan rupturas en sus ramas o huesos más delgados, por lo que no se necesita cirugía.

Archivo El País

Las fracturas de pelvis no son muy frecuentes y pueden ser de alta peligrosidad, dependiendo de la lesión. Se originan a raíz de accidentes de gran impacto o se presentan con frecuencia en la vejez.

La fractura de pelvis puede ser mortal cuando se comprometen los nervios, la vejiga, el intestino y los órganos reproductivos. O puede clasificarse como una fractura de pelvis estable o leve, como le ocurrió a la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, quien en días pasados, tuvo que ser hospitalizada por una caída que sufrió al bajarse del carro.

Esta clase de fractura, se debe a impactos de baja energía o poca fuerza en la caída que sufre el paciente, en la cual no hay mayor desplazamiento pélvico, ni afectación de órganos. Por ello, su tratamiento solo requiere de reposo y no es necesario que se realice una cirugía.

“En este tipo de fractura el paciente se puede movilizar en silla de ruedas y poco a poco puede comenzar a moverse con un caminador, hasta que en dos o tres meses de recuperación, pueda volver a caminar por sí solo”, explicó Juan Pablo Martínez, coordinador académico de ortopedia y trauma de la Universidad Icesi y ortopedista y traumatólogo de la Fundación Valle del Lili.

También, Martínez manifestó que cuando el impacto es de alta energía, es decir, con mayor fuerza en la caída, y que por lo general se presenta en accidentes de gran altura o automovilísticos, es cuando la pelvis sufre rupturas severas, afectando órganos y causando hemorragias graves.

Lea también: Si usted sufre de diabetes puede sufrir problemas de motricidad

“Se puede romper el colon, la vejiga, el recto o los uréteres (conductos que transportan orina desde el riñón hacia la vejiga). Lo más grave que se puede afectar, son las arterias que se encuentran dentro de la pelvis, por el sangrado. Ahí la probabilidad de mortalidad puede ser muy alta”, expresó.

Por otra parte, el ortopedista del Hospital Pablo Tobón Uribe y docente de la Universidad de Antioquia, Carlos Valderrama, recalcó que las fracturas de pelvis, se deben de atender con inmediatez y tratamiento adecuado, debido al compromiso que tienen estos órganos que recubre la pelvis.

“Algunos llaman a esta lesión, ‘la fractura asesina’ por estar asociada a una gran probabilidad de mortalidad. Esta puede llegar hasta al 40 o 50% si no se atiende o se trata correctamente”, comentó.

Además agregó, que hay que tener en cuenta que a las fracturas de pelvis que se presentan en pacientes desde los 65 años, como en el caso de la Vicepresidenta, se les debe prestar más atención, puesto que a esta edad van mostrando signos de debilitamiento progresivo de los huesos. Por ello, se pueden presentar minúsculas lesiones o rupturas en la pelvis.

“Algunos pacientes tienen una calidad ósea regular, por ejemplo, pueden presentar una osteoporosis muy grave, pero la fractura no necesariamente está asociada a esta afección”, explicó el especialista en ortopedia, Carlos Valderrama.

El especialista añadió que las fracturas se pueden presentar porque con la edad los huesos se tornan más frágiles y se producen pequeñas rupturas sin necesidad de que sean ocasionadas por un trauma. Sin embargo, advirtió que estas rupturas son más frecuentes en la cadera y la articulación con el fémur.

Cirugía por fractura de pelvis

De acuerdo con el médico, ortopedista y traumatólogo de la Universidad del Valle y especialista en cirugía de cadera y pelvis del Centro Médico Imbanaco, Bernardo Aguilera, cuando el paciente ingresa con fractura traumática de alto impacto del anillo pélvico, se deben de realizar exámenes de manera pronta para dictaminar qué se ha afectado, qué tanto se ha desplazado la pelvis y controlar las posibles hemorragias.

“Se practican exámenes de resonancia magnética, escanografías y radiografías. Y, para la estabilización de la pelvis, se usa un elemento llamado fijadores externos para acomodarla”, expresó el médico.

Adicional a esto, el especialista Juan Pablo Martínez, explica que al paciente también se le deben de aplicar líquidos intravenosos y transfundir sangre si lo requiere. “Según la gravedad, el paciente puede necesitar una segunda cirugía, para retirarle el estabilizador externo.

Luego, cuando el paciente se encuentre en óptimas condiciones, se le aplican las placas y los tornillos dentro de la pelvis para su recuperación definitiva”, precisó Martínez

Tratamientos posteriores a la cirugía

Para la rehabilitación, el ortopedista Carlos Valderrama, afirmó que las fracturas de pelvis en un paciente joven y dependiendo de la fractura, requieren de movilización en cama, utilizar caminador, muletas o bastón para desplazarse, en un tiempo de dos a tres semanas.

Para la cuarta semana, el paciente recupera más su movilidad y para la sexta y octava semana puede caminar utilizando solo el bastón como apoyo.

“Para volver a desplazarse sin ayuda externa, es decir, sin ningún instrumento para caminar o movilizarse, puede tardar 2 o 3 meses su proceso de recuperación. El mismo tiempo aplica para una fractura de pelvis estable”, manifestó el ortopedista.

Asimismo, explicó el ortopedista que, cuando se presentan estas fracturas en un paciente de edad avanzada, se procura que esté en constante movimiento para evitar complicaciones.

Si presenta mucho dolor luego de los procedimientos, se indican dos semanas sin realizar movimientos fuertes o intentar caminar. Pasado este tiempo, puede utilizar el caminador y posteriormente, usar un bastón. El paciente necesita seis semanas para que la fractura se consolide y pueda volver a caminar con normalidad.

“Es muy importante en estos pacientes evitar la trombosis venosa profunda (coágulos de sangre en las venas), que se pueden tratar de forma farmacológica. Esto ocurre en las piernas y puede afectar los pulmones, y puede producir una embolia pulmonar”, precisó Valderrama.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad