Pruebas que sirven para buscar becas en el exterior

Pruebas que sirven para buscar becas en el exterior

Julio 22, 2018 - 06:03 p.m. Por:
Stella Hurtado, integrante del Semillero UAO - El País
Las Pruebas Saber Pro

Cada vez más los jóvenes colombianos ven la necesidad de certificar a través de exámenes su dominio del inglés, ya que aprobarlos les abre la puerta para tener la oportunidad de estudiar en países como Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, etc.

El País

A pesar de que ya no se ubique como primero en los idiomas nativos más hablados en el mundo según Ethnologue, una enciclopedia sobre las lenguas vivas del mundo, el inglés resuelve una necesidad importante de comunicación a nivel global.

Para los latinoamericanos dominarlo sigue siendo una necesidad importante. En el reciente informe del centro de análisis Diálogo Interamericano ‘El aprendizaje del Inglés en América Latina’, se plantea que aunque los países que componen la región se encuentran por debajo de los niveles globales evaluados en el Índice del Nivel de Inglés de Education First (EF EPI 2016), las nuevas generaciones se han mostrado más interesadas por aprender y dominar otro idioma.

Lea también: Univalle se mantiene como la tercera mejor universidad de Colombia

En el caso de Colombia, a pesar de haberse ubicado en la categoría de dominio ‘bajo’ o ‘muy bajo’, se resalta que entre el 2014 y 2015, aumentó en 1.87 puntos el dominio del inglés dentro de sus habitantes. Hasta hoy, el país se encuentra en el puesto 49 de 72 naciones, ocho escalafones superiores a su última calificación en 2015, donde se encontraba ocupando el puesto 57 entre la misma cantidad de países.

El British Council, a través de su encuesta ‘El inglés en Colombia: estudio de políticas, percepciones y factores influyentes’, específica que el creciente interés por dominar el inglés, según el 47 % de los 1000 jóvenes encuestados, se debe a tres factores: mejores oportunidades de empleabilidad, mejores ingresos y mejores logros educativos.

Para poder certificar la suficiencia en el inglés existen al menos cinco exámenes que evalúan las capacidades escritas, orales, gramaticales y de escucha y escalafonan el dominio en una categoría. La utilidad de cada una depende del objetivo que el aplicante persiga.

TOEFL: Tiene dos variaciones que están orientadas a su validez nacional o internacional. La más común y exigida por centros educativos o empresas es iBT (Internet Based TOEFL), un examen realizado a través de computador que permite evaluar los cuatro componentes: comprensión lectora, comprensión auditiva, habla y escritura.

Esta prueba está orientada específicamente a la academia, su objetivo es demostrar el dominio del idioma para ingresar a algún programa en universidades de Estados Unidos o Canadá. La validez es de dos años, por lo cual, vencido este período se debe volver a presentar. Su calificación general es de 0 a 120, dividiéndose de 0 a 30 en cada componente.

IELTS: Evaluación de dos componentes y dos objetivos. La primera es un examen genérico que apunta a la certificación del idioma en general o sirve para obtener residencia en algún país de habla inglesa. La segunda, se compone de un test académico que evalúa la aptitud en el idioma para cursar programas académicos en universidades del Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, entre otros. Normalmente esta prueba es exigida para optar por becas de posgrados, maestrías y doctorados.

La prueba cuenta con los mismos cuatro componentes del TOEFL. El total de duración es de 3 horas y su calificación se da en un rango de 1 a 9, siendo 9 denominado como ‘experto’ y 1 como ‘no usuario’.

MET: evalúa tres habilidades: escucha, lectura y gramática. El objetivo es calificar el nivel de suficiencia para interactuar en entornos educativos, sociales, familiares y cotidianos. Se califica en una escala de 0 a 100 bajo las referencias del Marco Común Europeo y ubica al aplicante en los niveles B1, B2, o C1. Su vigencia es de dos años.

TOEIC: se divide en dos tests que están dirigidos principalmente a profesionales y empresas con el objetivo de corroborar la suficiencia del inglés en un entorno laboral internacional. La duración es de 120 minutos en el nivel receptivo y 80 minutos en el nivel productivo, su vigencia es de dos años.

Con las últimas modificaciones, la prueba se divide en 4 componentes: lectura, que consta de 3 partes; escucha de 4 secciones y habla y escritura donde se deben responder entre 8 y 11 preguntas. Los puntajes son de 0 a 200 en cada componente.

Exámenes Cambridge: Según los estándares de Education First, estas son las más complicadas, pues a través de diversos tests pretenden dar un perfil completo del aspirante. Tienen aproximadamente 7 variaciones y su vigencia es indefinida.

Este tipo de pruebas son demasiado específicas, por lo cual, son exigidas por pocas instituciones o algunos empleadores. Persiguen el objetivo específico de validar sus conocimientos en inglés de negocios, o inglés financiero y legal, al igual que inglés general o de enseñanza.

¿Dónde presentarlas?

En el caso del examen TOEFL se puede presentar en el Centro Cultural Colombo Americano pagando un valor de $187.000 y se aplica una vez mensualmente. También se puede presentar de manera online avalado por el ETS pagando un valor de US$220 y es ofertado aproximadamente 50 veces en el año.

Por su parte, para IELTS el British Council ofrece la oportunidad de presentarlo, tiene un costo de $615.000 e incluye material de apoyo previo a la evaluación. Se ofrece 10 veces al año.

El MET se puede presentar en el Centro Cultural Colombo Americano por un valor de $300.000 (básico y oral) o $230.000 (básico).

El TOEIC al ser una prueba muy nueva solo se puede presentar en instituciones acreditadas en Bogotá, como el Centro Colombo Americano por un valor de $215.000.

Los Exámenes Cambridge se pueden presentar en Learn English y tiene un valor de $221.000 o $616.000 dependiendo del tipo de prueba.

Métodos de preparación

La oferta en Cali para la preparación de estas pruebas, en particular la del TOEFL es amplia, además de los centros especializados, las instituciones de educación superior están ofreciendo cursos asequibles con distinta intensidad horaria para aprender todo lo que se requiere
y presentar este examen de manera óptima.

-Universidad Autónoma: duración de 64 horas, divididas en lunes, miércoles y viernes, de 6:30 a 9:30 p.m., por un valor de $780.000 que incluyen material de trabajo.

- Universidad Icesi: duración de 60 horas, divididas en martes, miércoles y jueves, de 6:00 a 10:00 p.m. Inversión de $810.000 que incluye material de trabajo.

- Colombo Americano: duración de 64 horas, divididas de lunes a jueves de 6:30 a 8:30 p.m. Inversión de $980.000 que incluye material de trabajo.

- Clases personalizadas: 40 horas, se programan de acuerdo al docente y el estudiante. Inversión $1.320.000 que incluye material de trabajo y simulacro. Si ya cuenta con conocimientos básicos del idioma, también puede optar por una preparación autodidacta.

Consejos de una experta

Estos son algunos tips de Andrea Vanegas, psicóloga y magíster en educación, para que tenga en cuenta antes de presentar el examen.

- Como mínimo dedique una intensidad de diez horas a la semana.

- Retome la estructura del examen. Utilice los recursos digitales para tener pruebas tipo de la evaluación a la cual se va a enfrentar.

- Lea un libro no didáctico, corto, pero no ilustrativo. Esto lo obligará a mejorar su comprensión lectora y a aprender nuevo vocabulario. Es muy útil dedicar entre 30 y 45 minutos a lectura de corrido mientras consulta paralelamente el diccionario.

- Netflix y Youtube son grandes herramientas que puede ayudar al componente de escucha. Ver programas como The Ellen Show, donde se entrevistan personalidades influyentes en distintas áreas, le permitirá ejercitar el oído con conversaciones cotidianas y modismos.

- Si desea presentar un examen con énfasis en algún área técnica, es una buena opción ver series en el idioma original, le permitirán conocer términos científicos.

- Para la gramática debe dedicar por lo menos una o dos horas seguidas al repaso con ejercicios genéricos y la escritura de ensayos con ideas simples de al menos cuatro párrafos.

Si no es inglés

En el caso de optar para becas en países monolingües o donde el requisito sea dominar y certificar un idioma adicional al inglés. estas son las pruebas:

Francés: El Ministerio de Educación Francés avala el DELF como la evaluación que certifica los niveles A1, A2, B1 y B2. Por otro lado, el DALF certifica conocimientos más avanzados en lectura, escritura, escucha y habla, ubicando los rangos de calificación entre el C1 y C2. Ninguno de los exámenes tiene caducidad y se pueden preparar y presentar en la Alianza Francesa.

Alemán: El TestDaf es uno de los exámenes que permite certificar niveles de dominio entre B2 y C1, los cuales harán que la persona pueda ingresar a instituciones universitarias dentro del territorio alemán. Por su parte, el DSH lo exigen algunas universidades a estudiantes extranjeros y este test evalúa los cuatro componentes comunicativos, además de calificar en tres niveles B2, C1
y C2.

Estas pruebas se pueden presentar a través del DAAD Colombia o el Goethe-Institut Kolumbien.

Italiano: Se puede acceder a tres tipos de pruebas diferentes que evalúan los cuatro componentes de comunicación: el CILS, CELI-CIC y el IT. Estos son certificados por la Sociedad Dante Alighieri.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad