Escuchar este artículo

La guía definitiva de lo que debe y no debe hacer en el primer beso

Julio 15, 2018 - 07:50 a. m. Por:
Camila Cardona, reportera de El País
Tips para un buen primer beso

Un buen beso en la boca, es capaz de producir una increíble liberación de hormonas sexuales y neurotransmisores, con los que se incrementa la sensación de placer.

Foto: Archivo de El País

Con el primer beso pueden saltar chispas y sentir que se le llena el estómago de mariposas o, por el contrario, puede ser tan incómodo que jamás se olvide.

Lo que sí es seguro es que es decisivo. Si logra ser satisfactorio, la pareja seguirá adelante. Si no, lo más probable es que no continúen interesados el uno por el otro, a pesar de haber sentido una gran atracción inicial.

Para el especialista en sexología clínica Ezequiel López Peralta, “es muy importante el primer beso porque en este se confirma la magia que venían sintiendo, el gusto que tenían el uno por el otro o, en el peor de los casos, puede ser una verdadera desilusión. Incluso ha pasado que relaciones potenciales no avancen de ese primer momento por la falta de magia”.

Para el experto, los besos dicen todo sobre el potencial sexual de una pareja. “En este acto se revelan aspectos de la personalidad; si alguien es dominante o si, por el contrario, cede el control; si es lúdico o juguetón, o si es muy tímido. Se empieza, además, a ver alguna tendencia de cómo podría vivirse la sexualidad esa pareja”.

El primer beso tiene un componente emocional y erótico muy fuerte que, incluso, muchas veces la primera relación sexual no tiene. “Como la mujer es más emotiva, erótica y sensual que el hombre, este momento se convierte en un medidor muy importante para ellas”, dice el experto.
Para la reconocida investigadora y antropóloga Helen Fisher, el beso ayuda “a comprender los mecanismos biológicos involucrados en la elección de la pareja”.

Ella, una de las grandes expertas mundiales en filematología (la ciencia dedicada al beso) explica que “la vivencia del primer beso es más disfrutada y profunda porque se convierte en una suerte de ritual de iniciación a tres campos de la existencia: la necesidad del amor y la consecuente entrega, la experiencia del sexo, y la proyección de compromiso y unión con otra persona”.

Claves para un primer beso memorable.

Lo que empieza bien... sigue bien

Prepárese. Tenga un aliento fresco, lleve con usted siempre un estuche de aseo dental, y un refrescante mentolado para el aliento. Además, tenga siempre a mano dulces o mentas, mejores que los chiclets porque deberá encontrar el momento de sacarlos de la boca y
puede no resultar sencillo.

Insinuar no es mala opción. Intente mirar la boca del otro. Fije su mirada en sus labios y luego, lentamente, mire nuevamente sus ojos y sonría. Con algunas señales corporales y gestos se puede dar mejor ese primer paso.

Cuándo tomar la iniciativa. Algunas personas suelen ser muy tímidas y otras temen equivocarse o interpretar mal las señales. En caso de duda, puede besar la mejilla del otro para demostrar que quieren iniciar contacto, y esperar.

Cuide que al principio sea un beso suave. No saque la lengua enseguida. Por el contrario, es bueno mantener los labios relajados y sin fruncirlos ni morder.

Un buen consejo es que se respete la privacidad y se conserve la discresión. Para muchas personas el beso es un acto íntimo y no quieren besar frente a otros, o en lugares públicos. Encuentre el momento en que puedan estar a solas.

Un buen besador disfruta el beso; es creativo para besar, besa de diferentes maneras y con pasión, utilizando recursos y sorpresas, pero lo que no puede parecer es frío, muerto, excesivamente pudoroso o sin ganas. “Juegue con los cinco sentidos, las miradas, el olfato, el roce”, sugiere el sexólogo Ezequiel López.

Su boca no debe estar demasiado abierta ni cerrada, y no debe estar tensa. Evite que sea demasiado largo o demasiado corto (3 segundos no es suficiente). Unos 30 segundos seguramente estén bien, antes de continuar.

"El beso debe empezar sutilmente tocando los labios. Aquí hay miles de receptores, músculos y glándulas muy sensibles a los labios del otro, entonces un roce suave es ideal", dice Frauky Jiménez de la Clínica Terapia de Pareja.

Que no le suceda

Aquí, algunos errores que debe evitar a toda costa.

Perder la ocasión. Aunque cada pareja encuentra el momento para besarse por primera vez, hay personas que dejan pasar los momentos y las oportunidades para el beso por pudor, por inseguridad, por falta de experiencia, por miedo a no ser buenos besantes o por tabúes relacionados con lo religioso. Mal indicador de la vida sexual futura es un evasor de besos.

Si el primer beso falla hay que analizar qué salió mal. Para Ezequiel López, “puede ser que descubras que no te gusta el olor del otro, hablo de ese aroma natural que todos tenemos. Como el beso tiene que ver con la química, si esta falla es difícil que la relación prospere. Pero si son temas más técnicos, como que no te gustó la forma, si fue muy brusco, si hubo mucha lengua o te mordió, puede ser algo que solucione con comunicación. Pueden enseñarse e ir ajustando. Esto haría que la relación mejore y funcione con el tiempo”.

No se debe planear tanto el beso. Esto no quiere decir que se dé en cualquier momento. Pero debe haber algo de espontaneidad y de sensibilidad para leer las señales corporales del otro. Tampoco funciona besar como una máquina, siguiendo reglas rígidas; hay que dejarse llevar.

No pierda el tiempo pensando si usted se desempeña mal o no, mientras
besa. Estar auto evaluándonos en ese mismo momento hará que alguno se desconcentre y lo más seguro es que influya negativamente en el placer.

No forzar. “El beso, por sí solo, podría no ser excitante para la otra persona, a menos que se cumplan ciertas condiciones innegociables. Debe haber gusto, atracción, querer hacerlo con esa persona; de lo contrario, el beso resulta desagradable para uno”, dice Frauky Jiménez de la Clínica Terapia de Pareja.

Los besos demasiados duros, ansiosos, apresurados que no dejan opción a actuar y son hasta fuertes, pueden ser señal de una persona ansiosa, agresiva.

No grabe o publique ese beso. No busque afanosamente compartir ese momento con todos sus seguidores en Instagram o Facebook. No por exhibir ante todos un beso, significa que sea bueno.

Lea además: Sexo tántrico, la guía básica para entenderlo y practicarlo

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS