El lado poco inofensivo que hay detrás de los videojuegos

El lado poco inofensivo que hay detrás de los videojuegos

Junio 25, 2018 - 03:01 p.m. Por:
Valeria Araque Yepes, Especial para El País
Videojuegos Video juegos

Videojuego

Pexels

Los videojuegos, algo que consideramos tan simple e inofensivo, han venido afectando el desempeño y la calidad de vida de niños, jóvenes y adulto, pues causan descuido en la higiene personal, aislamiento, conductas agresivas, entre otras.

Es por eso que esta semana la Organización Mundial de la Salud, OMS, reconoció en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11), la adicción a los videojuegos como un enfermedad mental, denominada ‘Trastorno de juego’, pues el estar constantemente conectados afecta la salud física y emocional de las personas. Tanto así que, incluso, podrían necesitar rehabilitación.

Según Eduardo José Bueno, neuropsicólogo del Centro Médico Imbanaco, cualquier comportamiento que impida cumplir los roles necesarios, que reduzca la capacidad de disfrutar actividades diferentes y que genere compulsividad o necesidad de invertir cada vez más tiempo en esa actividad, puede definirse como adictiva.

Lea también:¿Es saludable estar triste?, lo sorprenderá lo que dicen los expertos

“El hecho de que una persona pase horas y horas jugando en frente de un televisor, interfiere tanto en las actividades cotidianas como en el desarrollo de la personalidad. El problema de adicción empieza cuando la persona tiene deseos de parar y no puede”, agrega César Augusto Arango Dávila, doctor en neurociencia y jefe de psiquiatría de la Fundación Valle del Lili.

Señales de alerta

Sin duda, actualmente, son muchos los niños y jóvenes que dedican gran parte del tiempo a este tipo de juegos. La psiquiatra de la Clínica Universidad de la Sabana, Lina María Ruíz y Paloma Carvajalino, psicóloga clínica de la Pontificia Universidad Javeriana, de Bogotá, explican algunas de las señales que pueden llegar a presentar las personas en un estado de adicción:

- Aislamiento social.
- Descuido de las relaciones personales.
- Bajo rendimiento escolar o laboral.
- Siempre quieren jugar más tiempo. Nunca hay saciedad y se ponen irritables.
- Poca tolerancia a la frustración.
- Manipulación para acceder a juegos.

Tipos de juegos

Generalmente el comportamiento que adoptan las personas se ve influenciado por lo que consumen en los diferentes medios tecnológicos, entre esos, los videojuegos. Un individuo que esté expuesto constantemente a escenas violentas, puede convertirse inconscientemente en ‘victimario’.

Carvajalino asegura que, los juegos que requieren competir con la consola u otras personas en línea, aumenta el nivel de adicción y la irritabilidad, por el deseo de querer superar al oponente.

Tal es el caso de unos de los paciente de la doctora Carvajalino, quien tenía explosiones de ira, tiraba los controles, pateaba y azotaba las cosas, gritaba e insultaba cuando lo derrotaban.

“Los juegos violentos o sexistas hacen que las personas no quieran dejar de jugarlo porque les permiten vivir lo que en la vida real es casi imposible”, dice Carvajalino, quien forma parte de la red Topdoctors.

Asimismo, el doctor Bueno comenta que es muy importante tener en cuenta la edad que requiere cada juego. Sin embargo, también menciona que existen muchos que pueden influenciar positivamente cuando incluyen la creatividad, la actividad física o la resolución de problemas.

A propósito

Consecuencias

Cuando aquellas personas comienzan, inconscientemente, a dejar a un lado la vida real y se dedican a navegar sin control en estos mundos virtuales, llenos de fantasía, violencia y sexo, se presentan problemas físicos y emocionales. Paloma Carvajalino, especializada en tratamientos emocionales y del estado de ánimo y Eduardo José Bueno, neuropsicólogo, las clasifican en dos categorías:

- Físicas: alteración del apetito y del sueño, descuido en el cuidado personal, sedentarismo (se vuelven propensos a la obesidad), problemas oculares por la cercanía a la pantalla y dolores osteomusculares como: dolor en la espalda, en las manos o en los dedos, por someterse a las mismas posturas corporales por periodos prolongados de tiempo.

- Emocionales: conductas agresivas, ansiedad, depresión (en algunas ocasiones se presentan ideas suicidas) y distanciamiento de la emocionalidad, dificultando expresar sus propios sentimientos.

César Arango, quien además es profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Icesi cuenta que hace poco tuvo el caso de un niño de 13 años que estuvo hospitalizado, después de un intento de suicidio, que fue causado por no alcanzar el nivel que requería para pasar el juego, donde debía competir con otras comunidades virtuales.

Resulta importante resaltar que existen muchos juegos gratuitos, que con el pasar de los niveles comienzan a cobrar, esto causa que algunos niños utilicen sin permiso la tarjeta de crédito de sus padres para no perder el ritmo de juego.
Recomendaciones

Los especialistas le aconsejan a los padres tener en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar este problema:
Conocer el tipo de juegos que le gustan a sus hijos.

- Dedicarle tiempo de calidad a los niños y jóvenes. Es decir, escucharlos atentamente y fomentar la interacción humana.

- La persona debe entender que el juego tiene un tiempo límite y tratar de realizar diferentes actividades como: deportes, danza, música o teatro.

- Aunque no existen una cantidad de horas establecidas para jugar, lo aconsejable es que no supere las dos horas diarias. Pues según el doctor en neurociencia, César Augusto Arango Dávila, una persona debe tener ocho horas de actividad académica, ocho horas de sueño, y ocho horas para actividades lúdicas. De estas ocho horas el niño podría disponer para jugar dos horas o una hora y media videojuegos.

- Establecer tiempos exactos para comer, estudiar, jugar, hacer deporte, dormir, entre otros.

"El videojuego va modificando la estructura cerebral, altera el sistema nervioso y la fisiología cerebral”.
César Arango, jefe de psiquiatría de la Fundación Valle del Lili Hospital Universitario .

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad